El bypass

El canal de 2400 metros en la Alternativa Norte fue inaugurado con el propósito de desagotar y generar el control hídrico, en la laguna La Picasa.
Se trata de una salida -controlada por gravedad-, que reemplaza la estación de bombeo que hacía años que no funcionaba y que trabaja en sintonía con la Alternativa Sur (ya operativa) en la que fluye por bombas y caída natural. Por ambos sectores, el exceso hídrico llega a las lagunas de Junín.
Según explicó Duhalde, “esto arranca en aquella reunión en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se dejó sentado desde Santa Fe, claramente en mi exposición dejé planteado, que estábamos trabajando en esto y que es una obra que absolutamente en nada perjudica, al contrario, le garantiza a Junín que nunca un desborde le puede producir un efecto que perjudique en forma a la localidad o incluso a los campos de la zona”.
“Esta obra solamente reemplaza a la estación de bombeo que estuvo algunos años en funcionamiento y los mismos 5 metros cúbicos que sacaba la estación de bombeo pasan ahora a salir por gravedad, es el único cambio entre una cosa y la otra”, concluyó.

COMENTARIOS