Comercios con las persianas bajas, una postal del domingo en todos los barrios

Comercios con las persianas bajas, una postal del domingo en todos los barrios

El domingo tuvo una postal que pintó la jornada: las persianas bajas de los comercios que habitualmente abren en este día de la semana. La falta del suministro eléctrico, en muchos casos, impidió que se levantaran las persianas. Pero los comercios cerrados no fue sólo una postal céntrica.
En los barrios también se dio la misma imagen, según se pudo corroborar en una recorrida por distintas zonas.
Muchos autoservicios, por ejemplo, no pudieron abrir porque no cuentan con grupos electrógenos. A su vez, quienes tienen estos equipos piensan dos veces en usarlos por la cantidad de combustible que tienen que utilizar.
A la postal generalizada del apagón se le sumó una lluvia constante que no cedió en todo el dia y llevó a la gente a no salir de las viviendas.
Los grupos electrógenos de 3.500 w a 5.500 w cuestan entre 17 mil y 33 mil pesos, respectivamente. Los hay más sofisticados y más caros.
Las persianas bajas le dieron un gris más intenso al domingo lluvioso.
La falta de energía también complicó en cuanto a la facturación: sin energía, todo debió ser cash, nada de tarjetas. O en todo caso, a los de confianza, de fiado.
Previendo que el corte duraría todo el día, muchos vecinos salieron a buscar agua y velas.
La mayoría de los supermercados abrieron con normalidad gracias a los equipos electrógenos.

COMENTARIOS