ARRANCA EL CICLO 2019-2023

Asumió el rector Guillermo Tamarit por un nuevo período al frente de la Unnoba

El doctor planteó que uno de los problemas centrales del país es el tema de la pobreza: “Estamos en un país con el 30 por ciento de pobreza y este tema debe estar en el centro de las preocupaciones institucionales”.

El doctor Guillermo Tamarit asumió ayer como rector para el período 2019-2023, en un acto del que participaron legisladores, funcionarios de Educación nacionales, representantes de municipios de toda la región e integrantes de la comunidad universitaria.
En el inicio del acto, el rector Tamarit firmó el acto de asunción, acompañado por la vicerrectora Danya Tavela, el secretario General Juan Pablo Itoiz, el senador nacional Esteban Bullrich, el secretario de Políticas Universitarias Pablo Domenichini, el intendente de Junín Pablo Petrecca, el intendente de Bragado Vicente Gatica y el intendente de Viamonte Franco Flexas.
En el inicio del acto el rector destacó “la tradición de la unanimidad de la Universidad”, en alusión a la forma en que fue elegido por los integrantes de la Asamblea Universitaria, a la que consideró, no obstante, como “la síntesis de los pensamientos diversos”. Además, destacó el legado de la Reforma Universitaria: “Somos beneficiarios de valores de la reforma universitaria, la libertad de cátedra, la investigación al servicio de los valores populares, el compromiso con la sociedad. Somos herederos de personas, como Luis Lima, que sostuvieron estos valores en momentos de dictadura”.
En su discurso, Tamarit hizo un recorrido por los logros de la Universidad desde su nacimiento, a la que definió como “una universidad global pero preocupada por lo local”. Además, destacó algunos valores de trabajadores y funcionarios: “Nuestra metodología de trabajo se basa en la honestidad, el trabajo en equipo”.


Compromiso social
En el plano del compromiso social de la Universidad, Tamarit planteó que uno de los problemas centrales del país era el tema de la pobreza: “Estamos en un país con el 30 por ciento de pobreza y este tema debe estar en el centro de las preocupaciones institucionales”. En el contexto de los avances tecnológicos vertiginosos, dijo: “El desafío es tener un mundo más tecnológico y un mundo cada vez más humano”.
También se refirió a la cantidad de graduados que exhibe la Universidad hasta el momento, los cuales fueron formados a partir de problemáticas regionales, poniendo el acento en carreras prioritarias para el desarrollo. En relación a la internacionalización, destacó el rol de funcionarios de la Universidad en Redes vinculadas al tema y consideró fundamental los intercambios estudiantiles y de graduados para su formación académica y profesional.

“La investigación es la locomotora”
Respecto de la investigación, consideró que la Universidad puede exhibir “enormes logros”: “No solo por la calidad de las investigaciones, sino porque también hemos formado cuatro institutos con doble dependencia, y 14 institutos propios con distinto nivel de actividad”. En esa línea, subrayó el creciente número de becarios, que son graduados o estudiantes que inician sus actividades de investigación y se forman junto a científicos con trayectoria. “La investigación es la locomotora de las actividades universitarias. Las universidades que no investigan no son verdaderas universidades”.

“Cobertura territorial”
También se refirió a la cobertura territorial que ha logrado la Unnoba: “Tenemos un enorme despliegue en todo el noroeste de la provincia de buenos aires, no solo por carreras de grado, sino de extensión y distintos tipos de actividades. Todos se llevan una parte que les corresponde de la universidad”.
Además, hizo mención a los distintos colectivos sociales y generacionales a los que la Universidad intenta dar respuesta en sus demandas educativas y culturales: “Tenemos cursos para chicos de 5 años de las Casitas del Saber y del Pepsam para adultos mayores”.
El rector habló además sobre el crecimiento de la Universidad expresado en la infraestructura y reconoció: “Hay una decisión de los gobiernos nacionales de acompañar estos esfuerzos”. Destacó los roles de actores puntuales que participaron o participan en su gestión, como el de la vicerrectora Danya Tavela que estuvo al frente de la Secretaría de Políticas Universitarias, Jerónimo Ainchil que en la actualidad es rector de la Unsada y fue secretario de Investigación de la Unnoba, Florencia Castro que es la actual subsecretaria de gestión territorial provincial y Daniel Galli que es el rector de la Universidad de Ezeiza y fue coordinador de Ingeniería de la Unnoba.

“Inclusión con calidad”
En relación al “norte” de la Unnoba, como en otras oportunidades Tamarit apuntó a lograr una mayor inclusión y con calidad. En esa línea, consideró: “la Universidad tiene que cambiar, tiene que ofrecer otras alternativas para que todos lleguen a los estudios. Hay una pluralidad de demandas universitarias con diferentes trayectorias, necesidades, realidades. Ir a la universidad no es solo estudiar medicina, por eso creamos el instituto de oficios y estamos impulsando los programas virtuales de educación”.
Para finalizar, citó una frase del Manifiesto Liminar que considera la más significativa: “Si no existe una vinculación espiritual entre el que enseña y el que aprende, toda enseñanza es hostil y de consiguiente infecunda. Toda la educación es una larga obra de amor a los que aprenden”.

COMENTARIOS