Se busca poner al alumno en el centro de la construcción del conocimiento.
Se busca poner al alumno en el centro de la construcción del conocimiento.
EN COLEGIOS DONDE TRABAJAN LAS MATERIAS TRADICIONALES COMO MATEMÁTICA

Entregaron varios kits de robótica en la Escuela Primaria 25 de Fortín Tiburcio

“Nos sirve para resolver problemas de forma sencilla y adecuada”, explicó la docente Florencia García. Dentro del partido de Junín, ya hay 30 establecimientos beneficiarios con Plan Provincial de Robótica Educativa que permite disminuir las brechas tecnológicas.

La robótica educativa llegó a la Escuela Primaria 25 de Fortín Tiburcio, localidad de 500 habitantes, perteneciente a Junín, partido que cuenta con un total de 105 kits completos distribuidos en 30 establecimientos educativos, donde trabajan las materias tradicionales como matemática.
El Plan de Robótica Educativa, que lleva a cabo la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense, permite disminuir las brechas tecnológicas y trabajar sobre las bases de un pensamiento abierto, crítico y reflexivo, poniendo al alumno en el centro de la construcción del conocimiento.
Desde tiempos remotos, las personas crecieron imaginando que el campo y la ciudad estaban separados por un abismo de diferencias. Según esa lógica, lo que tiene la metrópoli con sus movimientos y vaivenes, no lo tiene el campo con sus cielos abiertos y sus mañanas sonando al ritmo de la naturaleza.
Sin embargo, cuando hizo su aparición la tecnología se achicaron esas distancias. Ese cambio obligó a incorporar otros sentidos en el aprendizaje y erradicar varios preconceptos. En educación, la revolución de las tecnologías significó el acercamiento, las nuevas formas de aprender y de enseñar, el acceso a lo desconocido y por lo tanto, intrigante y maravilloso.


La maestra Florencia García, a cargo del segundo ciclo de la Primaria 25 de Fortín Tiburcio, reveló: “La robótica nos sirve para resolver problemas de forma sencilla y adecuada. Además, es usada de una forma segura y muy responsable, porque se trata de apelar a la imaginación, en un marco lúdico y creativo”.
“Mi rol cambia, ya que voy aprendiendo a la par de los chicos, es extraordinario. Ellos son los protagonistas en este proceso, es una construcción de conocimiento recíproca donde lo más relevante es el desarrollo de productos y la programación. Nosotros vamos aprendiendo el paso a paso, trabajando en grupo y sobre todo, compartiendo lo que incorporamos como saberes”, contó Florencia, entusiasmada y notablemente comprometida con su vocación.


García relató que los chicos esperan con fascinación los días en que dicta el taller de robótica y contó que “no falta ninguno de los chicos a clase. Temen que los feriados caigan un jueves que es el día donde trabajamos con robótica explorando diferentes soluciones, conceptos, diseños 3D, plataformas online, entre otras aplicaciones y maneras de llegar a los resultados que ellos mismos van elaborando”.
“Este tipo de talleres contribuyen a desarrollar una propia experiencia sobre el aprendizaje. Los chicos pueden razonar y si se equivocan, lo mejor es que también puedan experimentar otras posibilidades para alcanzar lo que desean. Esto se debe a que son partícipes y no meros consumidores de esa tecnología. Desde nuestro rol docente evidenciamos que hay un crecimiento enorme en ellos y también en nosotros”, comentó la directora del establecimiento Laura Muzzupappa.

Plan Provincial de Robótica Educativa
El Plan Provincial de Robótica Educativa, que lleva adelante la Dirección General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, desde 2018 se encuentra presente en 2.300 escuelas primarias en las que cursan 223 mil alumnos de quinto y sexto año. Todos ellos ya tienen robótica en sus colegios con talleres en las aulas dictados por la dupla pedagógica –docente, tallerista-, capacitaciones, y con la plataforma educativa https://edurobotica.abc.gob.ar/.
Sobre el programa, el ministro de Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny, mencionó que “es muy importante que desde la escuela se fomente la incorporación de conocimientos sobre robótica, el desarrollo de habilidades como programación y pensamiento computacional, la creatividad, el pensamiento crítico y el trabajo en equipo. Son competencias claves para los desafíos que propone este siglo”.
“Los estudiantes se comunican, aprenden y realizan la mayoría de sus actividades cotidianas con dispositivos tecnológicos y medios digitales. Es muy importante que desde la escuela acompañemos esa curiosidad y potenciemos su creatividad”, consideró el titular de la cartera educativa provincial.


Para lograr el objetivo, Sánchez Zinny aseguró que “se está capacitando a los docentes para que puedan estimular y guiar este aprendizaje, generando propuestas pedagógicas en línea con los nuevos diseños curriculares que proponen un mayor y mejor acercamiento a las nuevas tecnologías en el aula”.
“Durante este año vamos a continuar entregando más de 10 mil kits para alcanzar a 308 mil alumnos de quinto y sexto de las 4.000 primarias bonaerenses”, finalizó el ministro.
En el marco de este programa, con una inversión de 400 millones de pesos, ya se entregaron más de 15 mil kits de robótica educativa (que incluyen cajas tecnológicas con diversos componentes para la construcción de prototipos robóticos, libros y entorno de programación libre), se capacitó a 2 mil directores y a 6 mil docentes en educación digital, pensamiento computacional, programación y robótica, y se dictaron 23.561 talleres en el aula a cargo de talleristas que trabajaron de manera conjunta - pareja pedagógica- con los maestros de 5° y 6° año del nivel Primario.
Las escuelas cuentan con este recurso para trabajar en forma transversal a las áreas disciplinares con todos los años del nivel primario, en consonancia con el módulo TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) del diseño curricular, que fue actualizado en 2017.

COMENTARIOS