ARTISTAS JUNINENSES

María Eugenia Alvear y Matías Gallardo, una pareja de bailarines con vuelo propio

Llevan adelante distintos proyectos, pero siempre con el mismo amor y entrega por la danza folclórica, que los unió hace más de diez años.

Sin siquiera conocerse, cada uno había iniciado desde muy chico su trayectoria en la danza folclórica, que años más tarde los cruzaría en la vida.
Hoy son una pareja juninense con numerosas actividades en conjunto pero también destacados proyectos individuales.
Eugenia acaba de ser designada nueva delegada de la sede Junín del Pre- Cosquín, mientras prepara un espectáculo homenaje al artista juninense fallecido Juan Carlos “Tero” Ghioni.
Matías, por su parte, continúa luciéndose con la compañía Malevo, en una competencia de talentos en China, con quien obtuvo el pasaporte a la final, pero también embarcado en un proyecto personal musical que llevará a cabo en septiembre.
“Somos una pareja, con dos hijos y creo que si no fuera por el apoyo y la comprensión del uno hacia el otro, por esto que hacemos con tanto amor y profesionalismo, no podríamos lograrlo”, contó Eugenia.

Feliz por los compromisos
Mientras continúan las actividades y clases con el Ballet Tierra Madre, creado por Eugenia hace 18 años, la profesora prepara, como cada año, la gala del 19 de junio, para la víspera del día de la Bandera, con la banda Municipal de Adultos Jose Luci, que dirige Ángel Faré y en el que participará el ballet.
Especialmente pensado para septiembre, Eugenia junto al Ballet prepara un homenaje en memoria de Juan Carlos Ghioni.
“Será el 28 de septiembre, en memoria del querido Tero Ghioni, un gran amigo, un gran artista, un compositor maravilloso que lamentablemente perdimos, pero con la suerte de mantener viva su obra que es tan rica. Lo haremos con Oreste Lapadula, su amigo, con temas folklóricos y de tango”.
Además, los hijos de Ghioni, Dino e Isabella colaboran en la organización junto a Mario Araguez y Gerardo Giménez. Además, en otro bloque del espectáculo estará Laura Luchetti y Eduardo Díaz.
Desde hace algunas semanas, Eugenia fue designada delegada de la sede Junín del Pre-Cosquín.
“Desde el 2011 Junín tiene su sede oficial del certamen para nuevos valores, gracias a Agustín Albarello que fue el que generó esta oportunidad para Junín. El me propuso para sucederlo y el director de Cultura Luis Bortolato me convocó”.
Desde abril, Eugenia está a cargo: “estoy ocupándome de lo que es la organización de este certamen tan importante y lo que implica para Junín. No solo para el mundo de la danza y el folclore, sino para la ciudad, el ser sede con esta trayectoria y calidad”, destacó.
El próximo 14 y 15 de junio viajará a Cosquín, al plenario de delegados para llevar a delante las actividades en las sedes que hay en todo el país.
“Este encuentro se hace antes de que comiencen a funcionar las sedes para la selección de los ganadores en cada sede que irán al certamen de pre-Cosquín en enero”, contó.
Sobre la nueva tarea, Eugenia aseguró: “Me tiene ocupada y feliz. Disfruto de la gestión de espectáculos y de uno que es competitivo. Amo nuestro folclore y estoy orgullosa de tener esta responsabilidad”.

De Junín a China
Matías Gallardo es profesor de danzas folclóricas y desde hace años, dentro de la danza se dedica al malambo.
Gracias a su trabajo, fue convocado el año pasado por la compañía Malevo, por parte de su director Matías Jaime para integrar el grupo que realiza giras por el país y el mundo mostrando el folclore estilizado en grandes escenarios.
Recientemente, la Compañía estuvo en China, participando de un programa de competencias en el que ganaron y pasaron a la final, que será en julio.
“Tuvimos entrevistas, videos previo a la participación en la competencia de los Talentos del Mundo. Y resultamos premiados con el “Botón Dorado” y pasamos a la final”, cuenta Matías. “El 5 de julio volvemos a China para tratar de ganar el primer premio”.
Del mismo modo que Eugenia, Matías tiene un proyecto que realizará en Unnoba y del que aún ha dado poca difusión.
“El 14 de septiembre presentaré un show musical en vivo, y en danza, mi trabajo, de manera individual”, con el acompañamiento de diversos artistas locales y de la Región.
“Se trata de un espectáculo con sucesos de mi vida, lugares a los que llegué, lugares a los que no”, contó, como una forma de experiencia o viaje personal.
Mientras prepara otro proyecto en China en octubre, resuelve otro, posiblemente en Las Vegas.
Pero la cargada agenda no lo corre de sus clases en el Ballet de Danzas Tierra Madre, junto a Eugenia o de sus clases y trabajos como jurado en otras localidades. Por el contrario, sus objetivos están en Junín.
“La idea es mostrar lo que uno sabe hacer, con constancia, disciplina, trabajo y seguir haciéndolo para volver e invertir en más arte en Junín”.

COMENTARIOS