MEDIDA DE FUERZA A NIVEL NACIONAL

Alto acatamiento en Junín al paro convocado por la CGT y las CTA

Desde Camioneros, Hugo Moyano, afirmó que la medida fue “muy efectiva” y con “mucha adhesión” en todas las provincias. En nuestra ciudad, la inactividad fue muy marcada en el Municipio, zona bancaria y tribunales.

Contundente apoyo al paro nacional de actividades propuesto por la CGT y las CTA en todo el país.
Esta huelga nacional es la sexta que se da en la gestión del presidente Macri, si cuenta el paro del 30 de abril (que no contó con el apoyo del consejo directivo cegetista).
Esta vez la convocatoria partió de la CGT, con la adhesión de la Mesa de Unidad Sindical, conformada por la Corriente Federal de Trabajadores, las tres CTA, la Multisectorial 21F, los movimientos sociales CCC, Barrios de Pie, CTEP, el MASA, la Confederación del Transporte, cámaras empresarias, organizaciones de izquierda y partidos políticos de la oposición.
"El paro ha sido muy efectivo, muy importante y con mucha adhesión. Se demuestra la necesidad de demostrar el mal momento que se está pasando y el rechazo a las políticas económicas y sus consecuencias: desocupación, pérdida de poder adquisitivo, etc", dijo Hugo Moyano, dirigente de Camioneros a nivel nacional.
Sergio Palazzo, titular de La Bancaria dijo que "la Argentina tiene más del 50% de inflación, dos dígitos de desempleo, endeudamiento que va a condicionar al gobierno que viene”.


En Junín
En Junín la medida de fuerza también se hizo sentir, principalmente en las reparticiones administrativas estatales dependientes de los Gobiernos a nivel nacional, provincial y municipal.
La contundencia del paro fue evidente en las escuelas públicas, donde un alto porcentaje de docentes no concurrieron a clases. Según información proveniente de la Unión de Educadores Bonaerenses (UDEB), nucleada en la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), en Junín la adhesión fue de un 75 por ciento, teniendo en cuenta la información de sus delegados en distintas escuelas. El alto acatamiento también fue constatado por otros gremios del Frente Unidad Docente, como SUTEBA, UDOCBA y SADOP.
El Municipio estuvo prácticamente paralizado ya que no hubo actividad debido al alto acatamiento de los trabajadores a la medida de fuerza impulsada por el Sindicato de Trabajadores Municipales, cuyo máximo dirigente es Gabriel Saudán.
En lo que es actividad comercial, en nuestra ciudad varios negocios estuvieron abiertos, con la no concurrencia de los empleados registrados y afiliados al Sindicato Empleados de Comercio, gremio que se sumó a la convocatoria.
Al respecto, Raúl Parejas, presidente de la Sociedad Comercio e Industria y comerciante en una librería, manifestó: “Yo entiendo que la situación no está bien para los negocios y las PyMes pero no creo que un paro sea la solución. Nosotros abrimos sin empleados. En el centro se notó menos actividad comercial que en los barrios, sobre todo a la mañana”.
El transporte público de colectivos a nivel interurbano, de larga distancia, estuvo paralizado tras la adhesión de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), no así en la ciudad de Junín, donde los micros funcionaron.
En lo que es paro de actividades, la medida de fuerza afectó la actividad bancaria, judicial, hospitalaria, recolección de residuos y en las fábricas cuyo personal está afiliado a los sindicatos correspondientes.
La venta de combustibles en las estaciones de servicio se vio prácticamente paralizada, principalmente durante la mañana.

Olla popular
El gremio camionero que a nivel local es dirigido por Miguel Gauna, organizó una olla popular llevada a cabo en instalaciones de calle Italia, entre Remedios de Escalada de San Martín e Hipólito Yrigoyen. Allí se concentraron varios trabajadores y gremialistas. En el lugar se hizo guiso de mondongo, guiso de carne y chorizos.<

COMENTARIOS