Cambiemos y el unibloque de Compromiso por Junín, aprobaron el proyecto.
Cambiemos y el unibloque de Compromiso por Junín, aprobaron el proyecto.
CONCEJO DELIBERANTE

El oficialismo impuso su mayoría en el Concejo y aprobó la rendición de cuentas

Con el apoyo del unibloque de Andrés Rosa y el voto doble de la presidencia del Cuerpo, Cambiemos consiguió los votos para sancionar la ejecución del Presupuesto 2018, pese al fuerte rechazo de la oposición, que denunció falta de transparencia.

La oposición criticó severamente la falta de ejecución de las partidas que estaban presupuestadas en el 2018, algunas pertenecientes a áreas sensibles como salud y denunció la falta de acceso al RAFAM, para controlar los gastos del Municipio.
Como estaba previsto, el Concejo Deliberante aprobó ayer, por mayoría, el Ejercicio Económico Financiero 2018 y Ordenanza Compensatoria de Excesos Ejercicio 2018.
Si bien hubo diez votos a favor y diez en contra, el voto doble del presidente del cuerpo legislativo, Gabriel D’Andrea, volcó la balanza a favor del oficialismo de Cambiemos, que contó con el voto del edil Andrés Rosa, de Compromiso por Junín.
Los diez votos opositores correspondieron a los concejales de los bloques Unidad Ciudadana, Peronismo juninense y Frente Renovador.

Cambiemos
El concejal Javier Prandi (Cambiemos) tras presentar el informe sobre el proyecto aprobado, dijo que la deuda del Municipio al día de hoy era la más baja que se había tenido desde el inicio de la gestión Petrecca, recordando que cuando Cambiemos asumió la deuda era de110 millones de pesos, significando el 20 por ciento del total del Presupuesto.
Describió que el Presupuesto 2018 fue de de 1.301 millones de pesos, con una ampliación de 219 millones de pesos, por lo cual el Municipio había pedido un préstamo, del cual llevaba devengado sin pagar (deuda flotante) 47. 058.000 pesos.
Aclaró que “la deuda flotante era por los gastos de insumos, sueldos y a ASHIRA, que se paga en los próximos meses a partir de contraída la deuda”, por lo tanto gran parte de la misma ya había sido saldada a esta fecha.
“Además hay una deuda sin consolidar, de 32. 167.000 pesos que significa el porcentaje más bajo de deuda desde que Cambiemos asumió en el 2015, a cargo del Municipio de Junín. La deuda corriente y la deuda flotante, dan una deuda total de 79.221.000 de pesos, que corresponde al 6,59 por ciento del Presupuesto total”, dijo Prandi.
Acotó que “la mayoría de los gastos planteados tienen que ver con el pago al personal, por 480 millones de pesos, y a ASHIRA, el mayor proveedor del Municipio, con un gasto de 120 millones de pesos, esto suma más del 50 por ciento de todo el gasto ejecutado en el 2018”.
Aclaró que lo descripto era “una foto de diciembre de 2018” y que, por lo tanto, la deuda flotante , al día de hoy, probablemente había sido cancelada en gran parte.
El concejal oficialista dijo que “la deuda era absolutamente pagable, que no significa ningún tipo de compromiso para este municipio, que está ordenado y tiene las cuentas al día”.
Prandi admitió que el 2018 había sido un año complicado, en materia económica, con gran índice inflacionario, pero señaló que a pesar de esto la comuna pudo cumplir con todos sus compromisos, entre ellos el asumido ante los empleados municipales, con actualización salarial a la par de la inflación.
“Se ha incorporado a la flota municipal una gran cantidad de vehículos: máquinas viales, tractores, camiones, camionetas, grúas. Hacía años que el Municipio no incorporaba tanta cantidad de vehículos. Están realizando obras que se habían planificado, teniendo en cuenta que las obras de gran envergadura, van a marcar un hito en esta gestión, no tengo dudas. Hay obras que empiezan en un período y pasan al siguiente, por ejemplo la obra de la Terminal, la nueva sede del Registro del Barrio Belgrano, etc. que sin dudas van a estar terminadas en esta gestión”, apuntó.
El edil mencionó otras obras que habían sido concretadas como la del Parque lineal, el desagüe de barrios Norte, Bicentenario y Loreto, la del Cuadrante Noroeste, las de desagües cloacales, agua corriente, asfalto, cordón cuneta, y destacó las importantes refacciones en el Salón Rojo del Concejo Deliberante y demás, por lo que propone la aprobación del proyecto.


Votos negativos
Desde la oposición, las críticas se hicieron sentir. Natalia Donati (Frente Renovador), consideró el informe presentado por el Ejecutivo como un dibujo, puesto que mucho de lo presupuestado oportunamente, no se concretó.
Maximiliano Berestein (Frente Renovador) fue más duro aún con lo no ejecutado por el Municipio, criticando que ante un panorama crítico que se vivía en el 2018, con cierre de fábricas y una inflación que superaba el 50 por ciento, la comuna tenía 50 millones de pesos en la “timba financiera”.
“El Municipio nos sigue negando la clave del RAFAM, para el control de los gastos públicos. Junín es la ciudad con la peor transparencia en la provincia de Buenos Aires”, destacó.
El doctor Hugo Talani (Frente Renovador) criticó severamente el hecho de que la comuna no gastó en el área Salud, lo que había presupuestado, a pesar de las necesidades de la población en esta materia.
Por su parte Lautaro Mazzutti (Peronismo juninense) señaló también que los concejales no tenían acceso a la clave del RAFAM para hacer el control en tiempo real de los gastos del Municipio, por lo cual el ejecutado en el 2018, en su opinión, ya estaba “viciado de origen”. Apuntó que la mayoría de las obras no estaban terminadas incluso ni siquiera comenzadas. “Hay obras inconclusas, el Municipio dijo que iban a terminarse en el 2018 y no fue así. Esto lo venimos viendo en cada ejecución”, afirmó Mazzutti.
Opinó que la prosecución de las obras muchas veces obedecían a una especulación electoral, como lo del Transporte Público, que se anunció en la Campaña electoral de Petrecca y recién este año electoral se cumplió.
José Luis Bruzzone (Unidad Ciudadana) manifestó que desde su bloque tenían razones políticas para oponerse, puesto que consideraban a la gestión municipal de Petrecca “la cara amable de un proceso que está llevando al país al deterioro y endeudamiento”, y que las obras públicas llevadas a cabo no eran ejecutadas con dineros del Municipio sino con los de Provincia y Nación, dado que la recaudación local por las tasas municipales fue baja en el 2018, y seguramente peor aún en el 2019. “Junín está inmerso en una provincia que está tan endeudada en dólares que no sabe cómo va a saldar la deuda”, apuntó.

Por unanimidad
Entre los proyectos aprobados por unanimidad cabe mencionar la resolución referente a la necesidad de contar con una ley que garantice la protección de quienes requieren un diagnóstico, seguimiento y tratamiento de la trombofilia; como así también la creación del Registro Municipal de Personas que padezcan Síndrome de Sensibilidad Central.
Por este último punto, vale destacar la presencia de un grupo de mujeres que pertenecen a una organización que impulsa la aprobación de la Ley de Fibromialgia.
También se aprobó un repudio impulsado por Unidad Ciudadana, ante el accionar policial en la localidad de San Miguel del Monte que provocó la muerte de cuatro adolescentes y una herida grave, solicitando el esclarecimiento a las autoridades nacionales y provinciales.
El bloque de concejales del Frente Renovador propuso un proyecto que fue aprobado, consistente en una solicitud al Ejecutivo y por su intermedio a la Dirección General de Escuelas y Consejo Escolar, para la restauración de las cañerías de los baños de la E.E.S. N° 2 y E.P. N° 20 de Morse y que se dé solución a los problemas de falta de calefacción que tienen distintas escuelas de Junín. Durante el debate en el tratamiento de este tema, quedó en evidencia la carencia que tenían varios establecimientos en lo que a calefacción se refiere.
El bloque de Peronismo Juninense pidió al Ejecutivo que informe sobre el control que lleva adelante en el Parque Ecológico Municipal, puesto que se ha constatado el ingreso de desconocidos que talan árboles en el lugar.

COMENTARIOS