El canal construido en la Alternativa Norte mide aproximadamente 2400 metros, por el cual desagota agua por gravedad.
El canal construido en la Alternativa Norte mide aproximadamente 2400 metros, por el cual desagota agua por gravedad.
ASEGURAN QUE POR LA ALTERNATIVA NORTE DESAGOTAN 3 METROS CÚBICOS POR SEGUNDO

Santa Fe afirma que la obra del nuevo canal en La Picasa fue pedida por la Corte Suprema

Se trata de una segunda salida que fue recientemente habilitada, por la que desagota la laguna, lo que generó polémica en localidades bonaerenses ubicadas en la cuenca del Salado. El 31 de mayo habrá una reunión del Comité Interjurisdiccional en la Unnoba Junín.

El gobierno de Buenos Aires había reiterado su decisión de apelar al diálogo para solucionar el conflicto hídrico con Santa Fe que, según las autoridades bonaerenses, decidió de manera unilateral la apertura de un canal (Alternativa Norte) de escurrimiento, que permite la salida de agua desde la laguna La Picasa, y podría afectar a distritos de la Región.
Pero los santafesinos no están de acuerdo con estas afirmaciones. “En la audiencia que se realizó en 2017 en la Corte Suprema, luego de la inundación de ese año, nos pidieron a Santa Fe que hagamos cuatro obras de control que las vinieron a revisar varios funcionarios la semana pasada, de Buenos Aires, Córdoba y Nación”, explicó Juan Carlos Duhalde, presidente del comité de Cuenca de la Picasa.
“Ahora dicen que son inconsultas, que las hizo Santa Fe por su cuenta y la verdad es que está todo dentro de la ley, con los papeles sobre la mesa, también presentados ante el Comité Interjurisdiccional de La Picasa, cuyos integrantes hacen reuniones todos los meses con la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación. Es Por eso que no entiendo todo lo que se dice”, afirmó.


“Un disparate político”
La compuerta en cuestión fue inaugurada recientemente con el propósito de desagotar y generar el control hídrico en ese espejo de agua, compartido por el extremo medio inferior occidental de la provincia de Santa Fe (departamento General López) y el extremo noroccidental bonaerense.
Se trata de una salida -controlada por gravedad-, ubicada en el flanco norte que reemplaza la estación de bombeo que hacía años que no funcionaba, y que trabaja en sintonía con la Alternativa Sur (ya operativa) en la que fluye por bombas y caída natural.
“El canal de la Alternativa Norte está totalmente dentro de la legalidad. Es una obra mucho menor a los 5 metros por bombeo que ya estaba saliendo por la zona sur, ya que ahora por este sector salen 3 metros cúbicos por segundo y esto se lo expliqué a ruralistas de Junín hoy (por ayer)”, dijo Duhalde.
“No afecta en nada y creo que es un disparate político. En un principio se asustaba a la población y ahora dicen que no va a afectar a los ciudadanos y sí a los productores. Creo que es una tontería”, subrayó.
“El 31 de mayo me invitaron a una reunión en la Unnoba de Junín, que está convocada por la Cámara de Senadores de la Provincia, donde vamos a conversar y a explicar nuevamente sobre las obras. Repito, esto es un disparate político, de gente que tiene ganas de hablar”, lanzó.
“Estas cosas no se pueden dejar pasar. Hay productores inundados en General Pinto, Villegas y Teodelina. Oponerse a esto no me entra en la cabeza”, dijo.
Según datos que aportó el senador santafesino, Lisandro Enrico, “esta obra permitirá que descienda la cota hasta 102,70 metros, lo que los técnicos consideran una cantidad considerable. Debemos recordar que en el pico de su ascenso, en 2018, la laguna alcanzó los 105 metros. Hoy, lo ideal, lo óptimo, sería 98 metros. Ha estado en 101/102 metros".
“En ese sector, hace muchos años, se levantó un médano y había una estación de bombeo que no estuvo funcionado y el agua salía por gravedad cuando rebalsaba”, concluyó Duhalde.
Cabe recordar que el miércoles, el subsecretario de Hidráulica provincial, Luis César Giménez, participó de una reunión realizada en la Sociedad Rural de Junín, convocada por el intendente Pablo Petrecca, presidente del Comité de la Sub Cuenca A1, con funcionarios y productores agropecuarios de la Región, para tratar esta cuestión.
“La solución no es generar más conflicto haciendo un canal no permitido, como hizo Santa Fe, sino respetar y cumplir con las obras planificadas. Lo hecho por Santa Fe no aporta ninguna solución para La Picasa y sí complicación a los receptores, que somos nosotros y una parte de Córdoba”, afirmó Giménez.

Las dos caídas, a Junín
Cabe destacar que la laguna ahora está degastando por la Alternativa Norte (por gravedad hacia Teodelina), y la Alternativa Sur (por bombeo y gravedad hacia General Villegas).
Por la zona norte “esa agua viene a través de las lagunas La Encadenada y el Chañar, por donde ingresa al nacimiento del arroyo del Salado hasta Mar Chiquita (Agustina), que está diseñado para 15 metros cúbicos”, informó Marcelo Balestrasse, secretario de Obras Públicas de Junín.
Por la otra banda, “naturalmente cuando hay exceso hídrico, la superficie de Villegas envía agua para La Picasa y luego Buenos Aires permite que ese caudal regrese a través del canal que va a La Salada (distritos de Ameghino – General Pinto), desde donde, por la cañada Las Horquetas, descarga en Junín”, confirmó.
“El agua a La Picasa llega por obras y canales realizados por Córdoba y Santa Fe, lo que generó que se convirtiera en una gran laguna, que además no tiene una salida natural como tenemos en nuestros espejos de agua. Yo creo que Córdoba hizo muchas obras hidráulicas y Santa Fe nunca las paró con acciones”, concluyó.

COMENTARIOS