SE SUCEDIERON ALGUNOS HECHOS QUE INTRANQUILIZARON A LOS VECINOS

Ramón Carrillo: Hay preocupación por la seguridad

Dos casos puntuales fueron los que encendieron la alarma, por lo que los fomentistas solicitaron una reunión con funcionarios municipales y autoridades policiales. También advierten por el déficit en la iluminación de la ruta. Además, demandan más recolección de ramas y montículos. Gestionan la extensión de la red cloacal.

Históricamente, el barrio Ramón Carrillo fue un espacio de quintas y casas de fin de semana. Ubicado en el extremo noroeste de la ciudad, pasando la Ruta Nacional 188, éste fue siempre un sector “muy tranquilo”, como lo suelen caracterizar sus vecinos.
Sin embargo, en el último tiempo, en el sector delimitado por la calle Italia, Camino del Resero, la Ruta 188 y Alberdi, los fomentistas empezaron a notificarse de hechos delictivos que no eran frecuentes.
“Hace un tiempo tuvimos el reclamo de una vecina a la que le habían cortado el alambre y le llevaron la moto del patio de su casa, y algo similar ocurrió días pasados cuando otra vecina se despertó y vio por la cortina que alguien estaba en su patio y se fue corriendo, algo que sucedió entre las 7:30 y las 8 de la mañana”, relata el presidente de la sociedad de fomento, Guillermo Villarroel.

Estamos gestionando una reunión con Seguridad y las autoridades policiales para poder llevarles tranquilidad a los vecinos. Guillermo Villarroel. Pte. de la Sociedad de Fomento.

Esto generó alarma en los lugareños, por lo que desde la entidad barrial se está gestionando alguna reunión con los funcionarios de la Secretaría de Seguridad del municipio y las autoridades policiales “para poder llevarles tranquilidad a los vecinos”, sostiene Villarroel.

Infraestructura
Luego de que se hiciera la obra de cloacas en este sector, quedaron pendientes algunas cuadras a las que no se les pudo extender el servicio, principalmente sobre la calle Sáenz Peña. “Tuvimos algunas charlas con el municipio –comenta el dirigente fomentista– porque era, quizás, posible realizar un tramo de esta obra, pero todavía sigue pendiente; veremos si se puede concretar antes de fin de año”.
En cuanto al alumbrado público, “está puesto en casi todo el barrio, hay muchas calles completamente iluminadas”, y solamente restan un par de cuadras sobre Juez Stamboni y algunas otras linderas.
El mantenimiento de calles –que aquí son todas de tierra– “últimamente se viene realizando de manera periódica”.
En tanto, los residentes observan retrasos en la recolección de ramas y montículos. Sobre esto, Villarroel agrega: “Pudimos lograr la colocación de carteles que indiquen la prohibición de arrojar basura y sobre esto pedimos a los vecinos que colaboren con el mantenimiento de las calles y de no dejar sus desechos en cualquier lado. Habíamos tenido algunos problemas porque algunos vehículos pasaban y tiraban la basura, principalmente en la calle Camino del Resero, eso se solucionó, se puso esta señalización y ahora esperamos que la gente la respete y cumpla las ordenanzas”.

Tránsito
En referencia al tránsito, la mayor complicación en esta zona tiene que ver con el cruce de la Ruta 188. “Todavía cuesta, a veces, cruzar de un lado a otro, sabemos que es una ruta nacional y los vecinos entienden esto, además hemos dialogado con las autoridades municipales que también prestaron colaboración para buscarle alguna solución a esto”.
Con todo, el tema central en esta carretera es que hay un déficit en el alumbrado, con algunas luminarias que no funcionan entre Italia y Belgrano. Villarroel señala que “esto depende de Vialidad Nacional, se hicieron las tratativas pero hasta ahora sin novedades”.

La plaza
El presidente de la sociedad de fomento destaca que la plaza del barrio, inaugurada hace poco tiempo, es “una feliz circunstancia” que pone “muy contentos” a los integrantes de la entidad barrial, puesto que “cada cosa que se fue pidiendo para poder terminarla, se pudo ir concretando”.
Villarroel añade que, más allá de que todavía falte ponerle ese nombre al espacio, todavía hay otro asunto pendiente allí: “También tenemos un pequeño problema, porque habría que colocar un tejido sobre uno de los laterales que linda con el patio de un vecino. Esto lo venimos solicitando hace un montón de tiempo, en el municipio nos dijeron que ese pedido estaba hecho y solamente faltaba ir a colocarlo. Creemos que no es un trabajo muy difícil, así que esperamos que se haga”.

COMENTARIOS