El crédito de 30 millones de pesos será para la compra de maquinaria vial.
El crédito de 30 millones de pesos será para la compra de maquinaria vial.
DE 30 MILLONES DE PESOS

El Banco Provincia le otorgó un crédito al municipio para compra de maquinarias viales

Lo confirmó a Democracia el presidente de la entidad Juan Curutchet, quien a su vez se refirió a las medidas anunciadas por la Gobernadora María Eugenia Vidal días atrás.

El municipio de Junín recibirá un crédito de 30 millones de pesos que se utilizará para la compra de maquinarias viales.
El presidente del Banco Provincia, Juan Curutchet destacó en diálogo con Democracia que el crédito “venía tramitándose desde el año pasado y el municipio de Junín tiene la posibilidad de sacarlo a una tasa que hoy ya no estamos ofreciendo que es el 22%”.
El financiamiento surge de la línea Préstamos a Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires, tiene una tasa fija de 22% anual, un plazo de 48 meses y 6 meses de gracia para el pago del capital.
“Para la Gobernadora María Eugenia Vidal es vital financiar la inversión en equipamiento de los gobiernos locales, y que así puedan brindar mejores servicios y ofrecerle una mayor calidad de vida a los vecinos”, indicó Juan Curutchet.
El municipio de Junín solicitó el préstamo para adquirir dos camiones 150 CV, uno equipado con grúa y otro con hidroelevador; cuatro tractores con picadoras; dos combis para traslado de personas; seis camiones 15.190, cuatro con tanque de plástico y dos con caja volcadora; una motoniveladora 170 HP; cinco pickups 4x4; y dos vehículos utilitarios.
Curutchet afirmó que “la banca pública bonaerense es un instrumento para impulsar el desarrollo de la provincia y su gente”, y aseguró que “durante 2019 trabajará intensamente para impulsar el consumo de las familias y asistir a las pymes”.


Las medidas de la Provincia
Curutchet destacó que las medida lanzadas por la Gobernadora Vidal la semana pasada son “una forma de acompañamiento a la gente que se complementarán con una serie de medidas sociales. Las de la semana pasada fueron más económicas, dirigidas al consumo, a sectores medios y asalariados”.
Sobre el relanzamiento de los descuentos del 50%, refirió: “Vimos que lo que tenía más potencia era empezar antes la promoción en supermercados dado la masividad y la aceptación que tienen, que de hecho se vio el miércoles en toda la provincia con enorme participación.
También evaluamos que convenía subir el monto para que no quedara el mismo del año pasado y reprodujimos la estructura del tercer y cuarto miércoles de cada mes”.
Se trata de la canasta de productos centrados en alimentos, bebidas no alcohólicas y productos de limpieza y se realizará hasta fin de año.
Complementariamente, con el mismo perfil se da la medida de congelar la tarifa eléctrica en lo que refiere al componente de distribución, que es provincial.
Respecto de la ley de góndolas remarcó que se trata de un tema más estructural, “pensar que si construimos a mediano plazo un conjunto de reglas que de más participación a las pymes, más competencia, contribuye a moderar los precios, y hay más ofertas, más opciones para el consumidor y es más sano en general para la economía en el mediano plazo. Ese es un debate que se trasladará a la legislatura bonaerense pero creemos que es muy positivo”.

“Queremos ayudar a la gente para que sea propietaria”
Sobre los cambios en los créditos UVA Curutchet remarcó: “es importante destacar dos puntos, uno es la baja mora, inferior al 1% tanto en Banco Provincia como a nivel nacional y el otro eje es que el instrumento UVA nosotros lo reivindicamos como un instrumento que permite establecer contratos a largo plazo, como lo es un hipotecario con plazos a 20 o 30 años”.
El presidente del Banco Provincia indicó que “lo que ha pasado es que con la devaluación y la inflación consecuente se produce una brecha coyuntural entre la evolución de los ingresos y el valor de la cuota UVA, superior a lo que históricamente ha sido y es algo que a lo largo del tiempo va a ir convergiendo y se irá recuperando el salario real y acercándose a ese valor”.
No obstante aclaró: “Pero eso no niega, incluso el buen cumplimiento de la gente que sacó el hipotecario, que es un esfuerzo muy importante para muchas familias de pagar, entonces nos pareció que a lo largo de este año era razonable que la banca pública acompañara el esfuerzo poniéndole un tope a la cuota y que esa diferencia la absorbiera el banco. Ese es el espíritu de la medida” y agregó, “acompañar a la gente y ayudar a que sea propietaria y no para ponernos tozudos y negar la realidad.

COMENTARIOS