Se cumplieron 50 años de aquella piedra fundamental.
Se cumplieron 50 años de aquella piedra fundamental.
ARTÍCULOS FINOS PARA CABALLEROS Y DAMAS

Juvent Sport cumple cincuenta años de vigencia

El tradicional comercio de Sáenz Peña 27, con su anexo Terziani Cueros, es un verdadero ícono de la moda juninense.

Un tradicional comercio de Junín llegará mañana a una cifra envidiable: cincuenta años de vigencia. Se trata de Juvent Sport, el exquisito reducto de indumentaria masculina, ubicado en un sector estratégico del centro: Roque Sáenz Peña 27. Enfrente de la arteria más transitada de la ciudad, en el número 18, se encuentra un anexo que ha crecido con fuerza en los últimos años, Terziani Cueros, con exquisitas ofertas para damas, en especial, y caballeros.
La casa, inaugurada el 29 de abril de 1969, tuvo como socios gerentes a dos entrañables amigos: Omar Terziani y Guarín Lacarbonaro. Al poco tiempo, falleció éste último y Terziani tomó el timón de la empresa, con un firme propósito: la ambición de convertirse en un referente global de la moda. Fue una tarea compleja, casi quijotesca, puesto que debió competir con otras firmas cuyas pasarelas ya marcaban tendencias. No obstante, con buenos productos, atención personalizada y seriedad profesional, poco a poco se nutrió de una vasta y consecuente clientela, que se mantuvo y acrecentó con el correr de las décadas.
Omar Terziani, que estuvo al frente del comercio hasta su deceso en febrero de 2015, se transformó en un exitoso empresario. Pero no resultó fácil. Empezó bien de abajo, “desde el pie”, como dice Alfredo Zitarrosa en una de sus canciones. A partir de los 15 años comenzó a batallar como empleado por los comercios de indumentaria más importantes de Junín (primero como cadete de Mingorance y luego como empleado de Casa Rivadavia y Casa Hidalgo), hasta acometer el mayúsculo desafío de independizarse. Con el incondicional apoyo inicial de Esther, su mujer, Omar lideró por 45 años una amplia franja de la vestimenta para caballeros y damas, en los últimos tiempos con el respaldo de sus hijas, hoy a cargo de los dos locales. Ambos comercios; uno de ropa sport, elegante sport, clásica y formal; y el otro de cuero, se transformaron en verdaderos íconos de Roque Sáenz Peña. A pesar de que los tiempos en los que le tocó iniciarse no fueron fáciles y la dureza de la economía golpeaba fuerte, nunca se dejó doblegar. Y como si fuera poco, supo darse cuenta de las exigencias estéticas y sociales de la época. Fue, en síntesis, un hombre que se hizo a sí mismo.
En la actualidad, tanto Juvent Sport como Terziani Cueros, brindan una atención casi familiar (un recordado legado siempre sugerido por Omar), personalizada al máximo, tratando de que cada cliente de la casa se vaya conforme con lo que fue a buscar, y prevalezca el consumo responsable, para que, en vez de gastar, invierta en artículos que van a cubrir una necesidad de verdad. Además, existe un cuidado especial por las últimas tendencias, tanto en marcas nacionales como internacionales, atractivo siempre vigente para los visitantes y un incentivo para los que “salen de compras”.

COMENTARIOS