El proyecto de la Unnoba busca establecer la distribución de la especie.
El proyecto de la Unnoba busca establecer la distribución de la especie.
PROYECTO SOBRE LA DISTRIBUCIÓN DE LA ESPECIE

La Unnoba obtuvo para investigación los restos del puma faenado en Chacabuco

Utilizan muestras biológicas para determinar distintas cuestiones sobre la genética y la conformación del animal de las regiones centrales y sur de Argentina.

Luego de viralizarse días atrás en redes sociales las imágenes de un puma que había sido faenado, que involucra a un funcionario de Chacabuco y hecho por el cual existe una causa judicial, se conoció que la Unnoba adquirió el cuerpo del animal que será utilizado en un proyecto de investigación sobre la distribución de esta especie en la provincia, variabilidad genética, entre otros.
En diálogo con Unnoba Radio, la investigadora Gabriela Fernández explicó: “Nos enteramos de este hecho repudiable con un puma, que en realidad fue atropellado por un camión en la Ruta 30. Y nos comunicamos con el responsable de la causa en Chacabuco y fuimos a buscar al animal”.
Fernández remarcó que “si bien es un hecho repudiable y no tiene ningún tipo de disculpa, nos sirve a nosotros como para poder hacer los análisis genéticos y ponerlo en el contexto de todas las muestras que venimos colectando, muchas veces de animales atropellados, otras veces a partir de materia fecal de otros animales que podemos utilizar también para hacer las pruebas de ADN y conocer un poco más sobre la distribución de esta especie en provincia de Buenos Aires, en el centro y sur de Argentina”.


Proyecto en marcha
La investigadora destacó: “Tenemos un proyecto sobre la genética y la conformación del puma de estas regiones centrales y sur de Argentina, somos un grupo de biólogos y genetistas y trabajamos en el proyecto Biodiversidad y patrones de la variabilidad genética en mamíferos de esa región, investigadores de la Unnoba, CIC, Conicet, becarios de grado y posgrado de la Unnoba, y algunos de la carrera de genética que llevamos adelante este tipo de investigación”.
Actualmente con el puma en cuestión “se está llevando a cabo este trabajo de genética y conservación por un alumno de la Universidad que tiene una beca doctoral, Matías Mc Allister que lo dirigimos con un investigador de Puerto Deseado, y él está haciendo todo este levantamiento de muestras para poder entender un poco mejor la dinámica de las poblaciones del puma y como empezó a recolonizar en los últimos tiempos la provincia de Buenos Aires de la cual estaba ausente desde hacía varias décadas, o al menos había pocos individuos localizados”, indicó.
Según Fernández, “ahora empezó a verse que ha avanzado bastante la distribución del puma en diferentes localidades. Una hipótesis es el éxodo rural, que hay menos gente viviendo en ciertas regiones de campos y el puma encuentra las condiciones aptas para volver a colonizar esos lugares; también los cambios climáticos y del hábitat, las inundaciones de ciertos lugares por los que se ve obligado a migrar a lugares más propicios”.
También, a través de los estudios podrán determinar de dónde provienen los pumas que hoy están en Buenos Aires.
Sin dudas un animal del que se “sabe bastante poco porque no es un animal amenazado o en peligro de extinción”, concluyó.

COMENTARIOS