El viernes Democracia dio cuenta de la preocupación por el cierre de locales en la zona céntrica de nuestra ciudad.
El viernes Democracia dio cuenta de la preocupación por el cierre de locales en la zona céntrica de nuestra ciudad.
ANÁLISIS DE LA COYUNTURA

Los problemas “de fondo” sin resolver generan incertidumbre en la economía

Cambiemos dice estar asentando “los cimientos” para abordar los temas profundos, aunque en muchos sectores esto no se advierte. Referentes de diversos rubros dudan que las medidas lanzadas por el Gobierno puedan tener un efecto positivo en el mediano plazo. Resulta clave la generación de empleo y el apoyo a la producción. El hecho de que 2019 sea un año electoral podría tener una influencia decisiva.

El miércoles pasado el Gobierno nacional lanzó un paquete de medidas que buscan incentivar el consumo y bajar la inflación. En un intento por encarrilar la economía en un momento clave del mandato de Cambiemos, se anunciaron controles de precios, congelamiento de tarifas, beneficios sociales y planes de pago a morosos de la AFIP, entre otras disposiciones.
Democracia convocó a referentes de distintos rubros y actividades para analizar qué expectativas generan esta propuesta y cómo vislumbran el futuro a corto y mediano plazo, teniendo en cuenta que 2019 es un año electoral, lo que puede complejizar aún mas el panorama actual.

“Se trabaja en las cuestiones de fondo”
Para el secretario de Hacienda del municipio, Ariel Díaz, el paquete de medidas que lanzó el Ejecutivo nacional “no es una solución definitiva al problema de la inflación y nadie lo debe tomar así, pero sí demuestra que el gobierno está usando todas las herramientas que tiene a su alcance para reducirla”.
Según su análisis, “a la par, se está trabajando en las cuestiones de fondo”, que no solo se refieren a las variables macroeconómicas: “A veces se ve que Argentina va de crisis en crisis, pero uno advierte que, por detrás del bolsillo que por ahí se achicó un poco, hay muchos cambios en los sectores energéticos, agropecuarios, de educación, salud, transparencia, y todo eso conforma los cimientos necesarios para que un país pueda dejar atrás esta constante de ir de un cordón a otro. Sí tenemos problemas, sí está costando, pero la gente sabe que, detrás de todo eso, se está trabajando en un montón de temas importantísimos”.
En ese marco, Díaz adelanta que el municipio también va a lanzar algunas medidas que acompañan y complementan el programa de Nación, con beneficios para los juninenses que serán presentados en los próximos días.
Y sobre la influencia de lo electoral, señala: “Hay argentinos que van a estar convencidos y hoy otros que nunca lo estuvieron, pero muchas economías de países que hoy son grandes y sólidos han pasado por situaciones de control del gasto y se han tenido que achicar y acomodar a lo que le permite su bolsillo. Hoy nos damos cuenta de que el rumbo final que tenía la economía que tuvimos hasta el 2015 no era promisorio, y eso había que cambiarlo. Pero eso lleva tiempo. Destaco que en este caso se están construyendo los cimientos de las cuestiones de fondo y eso es lo que va a hacer la diferencia con años anteriores y nos va a llevar a buen puerto”.

“Problemas estructurales a solucionar”
El rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit, opina que las medidas anunciadas el miércoles “generan algún nivel de expectativa en un momento de mucha desazón”, aunque remarca que la suya siempre es una mirada de largo alcance: “Vemos que venimos de ocho años en los que el país no crece, desde 2001 que tenemos por lo menos 30% de pobreza, y llevamos más de 50 años de procesos inflacionarios. Entonces, seguramente hay sectores a los que estas medidas les vienen muy bien para resolver sus problemas inmediatos, pero tenemos problemas estructurales que son los que debemos solucionar para salir de un ciclo muy prolongado de estancamiento”.
Para Tamarit, tiene que haber una correlación entre el esfuerzo que se le pide a la sociedad y los resultados, “y hace mucho tiempo que en Argentina no percibimos esa relación”, porque, por diferentes motivos, “los gobiernos no han acertado en la fórmula de plantear un horizonte cierto”.
Además, el rector de la Unnoba considera clave el aspecto institucional: “Las cuestiones de corrupción, de injusticias, son indispensables para que, cuando se convoca a hacer un esfuerzo, la gente vea que, efectivamente, es algo compartido, donde todos somos iguales y en el que todos vamos a ser beneficiarios de esa transformación”.
La limitación que advierte por ser este un año electoral radica en que “lo que hay que hacer para cambiar no tiene votos”. Y ejemplifica con lo sucedido con la Convertibilidad: “Durante el gobierno de la Alianza todos sabíamos que era imposible de sostener y sin embargo nadie lo podía decir porque eso significaba perder las elecciones, y como consecuencia de eso tuvimos el 2001. Entonces la falta de un acuerdo entre la política, la sociedad civil y los actores económicos, nos inhibe de sacar los grandes temas de la cuestión electoral. Y, en ese sentido, no me genera demasiadas expectativas”.

“Más financiación y más mora”
Oscar Bringeri, propietario de la cadena de casas de electrodomésticos que lleva su nombre, considera que las medidas lanzadas pueden ser “un paliativo, por lo menos para el consumo, principalmente, del sector alimenticio”. Aunque analiza que esto podría terminar, eventualmente, con un pico inflacionario a fin de año.
En su rubro observa que en abril están vendiendo un 20% menos, en unidades, que en la misma época del año pasado. Aunque advierte una leve mejoría respecto de los meses previos. “Sí notamos que la gente se está endeudando un poco más, hay más financiación con tarjeta o créditos personales, y también se ve un principio de mora”, agrega.
Según su evaluación, será fundamental lo que ocurra en los próximos dos meses para sopesar una posible recuperación.
“Hemos pasado crisis, yo pensé que esta iba a ser más corta, pero veo que va a seguir por todo el año”, dice, para luego ampliar: “En términos económicos está todo muy atado a lo que pase con la política. Este año nosotros no hemos despedido gente, nos hemos mantenido con la misma cantidad de empleados, tratando de esperar a que esto pase hasta que haya un repunte en los próximos meses o el año que viene”.

“Lograr consensos y trabajar para todos”
El delegado provincial del Renatre Rodrigo Esponda asevera que las medidas de fomento al consumo son “muy acertadas para la coyuntura que se está viviendo, sobre todo porque pretende llevar alivio a una clase media que en el último tiempo vino muy golpeada con aumentos de tarifas y la inflación, y está bien para llevar tranquilidad y, sobre todo, previsibilidad”.
Según su opinión, estas medidas deben ser transitorias “siempre y cuando se solucione el problema de fondo que es la generación de empleo y el control de la inflación”.
Algo que deberá sortear el escenario electoral para este 2019. “Si logramos separar las campañas políticas de la economía real y de las necesidades de la gente, sin duda va a empezar a recuperarse –afirma el también presidente de la Coalición Cívica local–; hay muchas cosas que se están haciendo bien. Lo importante y lo difícil en un año electoral es lograr consensos y entender que tenemos que trabajar para que nos vaya a todos bien y no para obtener un voto más. El desafío de toda la clase política es el de bregar por un país mejor para todos y no por una cuestión de urnas. Ojalá que tengamos la madurez suficiente como para llevarlo adelante y pensar en la gente, independientemente de las candidaturas”.

“Sin soluciones a corto plazo”
Para Alfredo Martínez, reconocido industrial con casi 50 años de trayectoria, las medidas adoptadas en esta semana, lejos de ser una solución configuran “una repetición de cosas que ya fracasaron”.
El titular de Industrias Plásticas Martínez observa la realidad actual con pocas expectativas: “Uno no quiere volver atrás porque lo que había antes no fue la solución, lo que está ahora tampoco lo es, así que seguiremos buscando alguien que sepa gobernar”.
Según dice, no puede creer cuando ve las 44 máquinas que tiene en su empresa. “Me parce que nunca más voy a poder comprar una porque la situación ha cambiado para peor”, se lamenta.
Sin entrar en temas políticos, porque no le interesan, Martínez observa que, aún siendo propietarios y teniendo una carrera exitosa, en el último tiempo debieron desprenderse de algunas propiedades para mantener la fábrica: “Veo que la gente, con tal de mantener su puesto, acepta que se le reduzca su horario laboral, a veces hay trabajos de urgencia y vienen a hacerlos, es decir que la gente nos está dando una mano, incluyendo al sindicato con quien estamos trabajando mancomunadamente para poder pasar este momento, pero no vemos soluciones a corto plazo”.

“La política está en deuda”
En relación al paquete lanzado el miércoles, el presidente de la Sociedad Comercio e Industria, Raúl Parejas, cree que “siempre es positivo cuando hay algo que ayuda a las pymes” y destaca tres de las medidas: “La quita del interés que se nos cobraba por hacer depósitos en efectivo, el achique de días en el pago de las tarjetas, y el plan largo y amigable para la regularización de impuestos son importantes”.
No obstante, duda del impacto que esto podrá tener en el consumo. “Para eso se debería reactivar y sostener el Ahora 12, el Ahora 18, con intereses bajos, y el paliativo de la gente común que debería tener un peso más en el bolsillo porque, si lo tiene, lo consume”, agrega.
Con todo, sostiene que, por el cargo que ocupa, tiene una mirada positiva: “Quiero creer que este gobierno, pero también el que venga así como el que fue, trabajen siempre pensando en el bien común”.
Inclusive, para Perejas la campaña no debería complicar el escenario económico. “Cada uno se tendrá que hacer responsable de lo que promete y no puede cumplir –afirma– y me refiero tanto al gobierno como a los otros candidatos, porque prometer es muy fácil, pero cuando llega el momento muchas veces no pueden responder. Creo que la política en general está en deuda con la ciudadanía”.

“Todo ha ido empeorando”
Guillermo Vega, presidente de la Cámara Pyme del Noroeste Bonaerense (Capynoba), sostiene que las medidas “sirven para calmar un poco la situación que se vive, pero no solucionan los problemas de fondo”.
Y ejemplifica: “Los planes de facilidades a las pymes para pagar los impuestos no quitan la presión fiscal que hay, simplemente sirve para que, el que venía mal en ese rubro, pueda empezar a acomodarse un poco”.
De acuerdo a su análisis, “todo ha ido empeorando” y, en ese contexto, “el principal problema es que no se están tomando medidas que en el corto o mediano plazo logren empezar a brindar soluciones a la inflación, tampoco se está controlando el dólar, ni se acomodan las tasas, entonces el panorama va a ser muy difícil ya a mediados de este año”.

“Un cáncer no se cura con aspirinas”
Héctor Azil, secretario general de ATSA y referente de la CGT en Junín, apunta que “aunque digan que son medidas de alivio, como salen a decir ahora, la realidad es que nadie les cree”.
Para el histórico dirigente gremial, “el cáncer de la Argentina es el modelo económico que eligió este país, y un cáncer no se cura con aspirinas, puede retrasar ciertas manifestaciones, pero siguen con la misma receta del Fondo Monetario que le exige mayores ajustes, porque no pueden cerrar ni siquiera el déficit primario”.
Azil observa un panorama delicado en lo laboral. “Hay una sangría permanente de trabajadores, que primero pasan a la informalidad y después quedan sin ningún tipo de trabajo”, asevera.
Y al momento de analizar el impacto que puede tener la campaña electoral, concluye: “Si las cosas fueran como deberían ser, esto tendría que afectar positivamente, son los años en los que se hacen los grandes anuncios que luego terminan fracasando, como los créditos UVA anunciados en 2017, porque los que accedieron a ellos hoy están endeudados el triple de lo que sacaron y, a su vez, la cuota también se le incrementó muchísimo. Son años en los que, supuestamente, se abre un poco la billetera del Estado y en los que se concretarían un montón de obras públicas, pero en realdad no hay medida que pueda llegar a concretarse en el poco tiempo que queda, porque el Fondo Monetario no se lo permite”.

COMENTARIOS