Martin Fierro, por el grupo Alquimia.
Martin Fierro, por el grupo Alquimia.
AGENDA DADÁ

Puro teatro

Dadá, club de arte ubicado en Primera Junta 791, está presentando varias obras de teatro esta Semana Santa.
Hoy, Jueves Santo, a las 18, llegan los títeres desde Santa Fe con el grupo Alquimia, realizando la obra “Martin Fierro”.
Sinopsis: Corrían los tiempos del siglo XIX en Argentina y no todo estaba bien…El protagonista de la pampa, el gaucho, nacía y vivía humillado por la injusticia. La ley de vagancia obligaba a los que no tenían un trabajo a integrar las milicias y luchar contra los indios. Esta historia cuenta la vida de Martín Fierro, hombre honrado y trabajador que se ve forzado por el gobierno a dejar desamparada a su familia y convertirse en un gaucho matrero perseguido por la policía. En un enfrentamiento, encuentra un compañero: el sargento Cruz, que inspirado por la valentía de Fierro se une a él. Juntos huyen al desierto en busca de una vida mejor. El libro más tradicional de la literatura argentina adaptado a un dinámico y divertido espectáculo de títeres para toda la familia.
Mañana viernes, a las 21:30, obra con el humor de “Tetrabrick”, un elenco brillante con sckech con mucha diversión. Luego de su gira por la Costa, regresaron a Junín con el único objetivo de divertir “a quien se les cruce”.
El sábado 20, a las 21:30, con una gran dosis de humor se presenta “Bigote argentino”.
Sinopsis: esta historia, que repasa la vida de Alberto y Osvaldo, vecinos que comparten un balcón pegado a la autopista. Es a través de situaciones cómicas y cotidianas que se retrata al argentino medio y sus lugares comunes políticamente incorrectos, los cuales se repudian y critican frecuentemente. Interpretada por Andres Belda y Ramiro Noirat, con la dirección de Javier Mattioli, Bigote Argentino puede ser cualquiera …
El domingo 21, a las 20, se presenta “Lombrices” de Pablo Albarello comedia teatral seleccionada para participar en el Festival Provincia de Teatro en Santa Fé.
Sinopsis: Las lombrices no tienen ojos, las lombrices no tienen voz, las lombrices no tienen manos, las lombrices se revuelcan resignadas en sus grises agujeros mendigando una salida del mundo subterráneo. Las lombrices intentan hallar el final del túnel que dará luz por fin a sus oscuras vidas. Pero las lombrices escarban sin manos, gritan con sus bocas mudas y preguntan con ojos ciegos y desesperados. Ellas conocen el juego y lo juegan dócilmente, condenadas a revolcarse en su encierro cotidiano, a repetir ciegas y mudas el ritual que las sentencia desde siempre. Martirio y Consuelo son dos ancianas recluidas en un edificio de departamentos, habitan un mundo paralelo saturado de delirios y nostalgias por un pasado mejor. La realidad exterior, en tanto, sigue por sus carriles: el edificio se incendia, es evacuado, el fuego sofocado, pero ellas no tienen por qué saberlo. Entre contactos con el más allá y la confesión de un amor prohibido, viven entregadas a un juego macabro.
Con las actuaciones de Ricardo Brecher y Patricio Martínez, y bajo la dirección de Javier Mattioli.

COMENTARIOS