SALUD PÚBLICA

La Provincia invirtió $ 800 millones en equipamiento para unos 56 hospitales

En Junín, el Hospital “Abraham Piñeyro” recibió dos ecógrafos. "Los hospitales necesitaban de una intervención a fondo, no solo en materia edilicia, sino también en equipamiento y recursos humanos”, dijo Andrés Scarci, titular de la cartera sanitaria.

El gobierno de la provincia de Buenos Aires invirtió el año pasado 804 millones de pesos para el equipamiento de 56 hospitales públicos, que incluye 1035 equipos de mediana y baja complejidad y otros 14 equipos de alta complejidad.
Este equipamiento ya comenzó a llegar a 42 nosocomios bonaerenses (restan aún otros 14), de 38 municipios. En Junín, el Hospital Interzonal General de Agudos “Dr. Abraham Félix Piñeyro” recibió dos ecógrafos generales.
"Los hospitales de la Provincia necesitaban de una intervención a fondo, no sólo en materia edilicia, sino también en equipamiento y recursos humanos. Estamos trabajando en esa línea, incorporando tecnología de mediana y alta complejidad para mejorar la calidad de atención. Algunos hospitales no recibían equipamiento desde hace más de 15 años", dijo Andrés Scarsi, ministro de Salud bonaerense.

Equipamiento
Las compras de mediana y baja complejidad se dividieron en 58 equipos para unidades quirúrgicas, servicio de anestesia y monitoreo central; 38 mesas de cirugía y Arco en c; 100 cardiodesfibriladores y mesas de anestesia; 244 centrales de monitoreo, ecógrafo general y monitor multiparamétrico; y 118 unidades de Neonatología. También se incorporaron 130 aparatos de ventilación adulto-pediátrico, 347 equipos para cirugía, laparoscopía y otros soportes de vida.
Por otra parte, y como equipamiento de alta complejidad, se compraron ocho tomógrafos, tres resonadores, dos cámara Gamma y un angiógrafo.
Además se incorporaron otros 41 millones de inversión provenientes del PNUD/Sumar, divididos en 36 millones invertidos en 14 torres de Laparoscopía para el Plan Provincial de Control del Cáncer (PPCC), y otros 5 millones con los cuales desde la Dirección Provincial de Programas Sanitarios compraron un elastógrafo y 10 retinógrafos.
Mientras, desde Apoyo Financiero (SAMO), se sumaron otros 53 millones de inversión con los cuales se adquirieron, entre otros, un endoscopio, una bomba inyectora, camas ortopédicas eléctricas y un electro bisturí, para 23 hospitales.


Alicia Ramallo: “Es muy importante”
La directora del Hospital de Junín, Alicia Ramallo, afirmó ayer en diálogo con Democracia que recibieron “dos ecógrafos, uno de última generación para el servicio de Cardiología, que permite observar en alta definición las válvulas, las arterias, con imágenes muy claras. Y otro para diagnóstico por imágenes, que se usa mayormente en Tocoginecología, porque permite hacer ecografías transvaginales, y también observar a los bebés”.
“Para el hospital, el hecho de haber recibido estos equipos es muy importante. Cuando ingresé a la gestión nos habían dado un ecógrafo nuevo, 3D, pero estos que recibimos ahora son superiores”, dijo Ramallo.

Infraestructura edilicia
Sobre los avances en infraestructura edilicia en el nosocomio, la directora dijo que “las obras vienen bien, los trabajos en el sector para los residentes ya están terminados y ahora estamos esperando que llegue el mobiliario para inaugurarlo. Es un lugar de pertenencia, para que puedan reunirse, descansar, está equipado con cocina, heladera, lavarropas, vamos a esperar que lleguen las camas, las mesas con las sillas, y si todo sale bien para después de Semana Santa estaría en condiciones de ser inaugurada”.
“La remodelación de la Guardia viene muy bien, se está haciendo un trabajo impecable, muy prolijo, y la primera etapa va a estar concluida para mayo, la segunda etapa estaría para septiembre”, dijo.
Con respecto a los insumos, un déficit histórico del sistema de salud pública, la médica afirmó: “Cuando asumimos al frente del Hospital pagamos las deudas con los proveedores, porque a muchos se les debía, y reflotamos el tema de las obras sociales, para que aquellos pacientes que tienen cobertura, lo cubra la obra social; obviamente que en la urgencia se atiende a todos, pero ahora salta automáticamente en pantalla si el paciente tiene o no obra social y eso es un avance”.
Y agregó: “También está la obra de la cocina, el archivo, una nueva farmacia, y Salud Mental está más demorada. Queda pendiente hacer un cerco, por una cuestión de seguridad, aunque por una cuestión de fondos se hará más adelante o se hará algo más económico, y también necesitamos un vehículo utilitario para el hospital, porque hay personal que viaja para capacitarse, trámites en el ministerio o en las obras sociales, o ir a buscar sangre”.

COMENTARIOS