Investigación científica en la Unnoba.
Investigación científica en la Unnoba.
EDUCACIÓN SUPERIOR

Destacan el trabajo de equipos de la Unnoba dedicados a la investigación

Los académicos provienen de las áreas de Ciencias Agrarias, las Ciencias del Ambiente, las Ingenierías, Informática, Genética, Ciencias Biológicas y Médicas, Alimentos, Diseño y las Ciencias Sociales y Humanísticas.

Desde la Secretaría de Investigación, Desarrollo y Transferencia de la Unnoba, la doctora Carolina Cristina, quien también es investigadora de la Unnoba y del Conicet, se refirió a los distintos proyectos de investigación que tiene nuestra universidad.
Al ser consultada por Democracia, la funcionaria e investigadora aseguró que los trabajos de investigación provienen de distintas áreas de estudio, luego evaluados por la comisión respectiva.

Convocatoria SIB 2019
Según lo expuesto, la Universidad acaba de concluir el proceso de evaluación de los proyectos correspondientes a la “Convocatoria para la acreditación y solicitud de Subsidios de Investigación Bianuales”.
Se trata de la convocatoria SIB 2019, que estuvo abierta hasta fines de febrero, en la que los investigadores de toda la Universidad, junto a sus equipos de trabajo, presentaron sus proyectos a través de la plataforma digital SIGEVA Unnoba. “Por primera vez Unnoba utilizó este sistema de gestión y evaluación y funcionó muy bien”, aseguró la doctora Cristina.
Ya este mes, se convocaron “pares evaluadores externos, pertenecientes al banco de evaluadores del Programa de Incentivos a los docentes investigadores de la Secretaría de Políticas Universitarias” y se forma la comisión ad hoc para la evaluación.
“De esta manera, los proyectos aprobados se acreditan en el programa de Incentivos. Los docentes universitarios que realizan investigación participan de este programa, que los evalúa por su producción académica y científica y los incentiva”, explicó la investigadora.
La entrevistada dijo que además de estos proyectos SIB que cuentan con financiamiento propio de la Universidad, los investigadores de Unnoba tienen proyectos financiados con fondos externos nacionales, porque aplican a convocatorias del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología; del CONICET; de la CIC; de Fundaciones o de empresas que apoyan la investigación. Y en algunos casos también cuentan con financiamiento internacional.
La doctora Cristina aseguró que desde Unnoba se alienta a los investigadores a participar tanto de las convocatorias internas periódicas (las bianuales) e incluso algunas convocatorias excepcionales, y las externas también.
“Luego – acotó- la Universidad se convierte en la Unidad Administradora de los subsidios y trabaja con el investigador para la presentación de las rendiciones contables de los mismos. Los informes técnicos de avance y finales por supuesto que corren por cuenta de los directores de los proyectos”.

Temas
Los temas investigados son múltiples, correspondientes a equipos de investigación en disciplinas muy diversas, desde las Ciencias Agrarias, las Ciencias del Ambiente, las Ingenierías, Informática, Genética, Ciencias Biológicas y Médicas, Alimentos, el Diseño y las Ciencias Sociales y Humanísticas.
La entrevistada mencionó algunos de los temas: “dentro de la Genética por ejemplo, se estudia desde la genética de microorganismos de las lagunas, de los cultivos, de insectos tanto como modelos experimentales como de aquellos que afectan los cultivos y la salud; y genética de organismos superiores (porcinos en especial) hasta genética humana”.
“En Ciencias del Ambiente cuentan con proyectos de impacto que abarcan el aprovechamiento de la biomasa o el monitoreo de variables hidrológicas, entre otros”, apuntó.
“Los proyectos de Agronomía son muy diversos también, se interrelacionan con los de genética en gran parte, porque se estudia por ejemplo el efecto de la variabilidad genética de cultivos locales frente a distintas condiciones de estrés ambiental o susceptibilidad a enfermedades (de soja, maíz, trigo)”, dijo.
“En ciencias sociales y humanidades podría nombrarte estudios de patrimonio en la región, proyectos de educación vinculados a la prácticas académicas, temas estratégicos para la educación superior y el territorio y su desarrollo.
Los proyectos de Informática, de Diseño e Ingeniería están conducidos por equipos que además de abordar a través de la investigación temáticas disciplinares específicas, tienen buenas capacidades de aplicación y transferencia del conocimiento, algo bien característico de estas áreas”, señaló.
De acuerdo a lo expuesto, como cada disciplina tiene sus fortalezas y también necesidades particulares, la Universidad a través de su Secretaría de Investigación genera programas orientados de becas o de proyectos para atender a todos los requerimientos. Entonces hay programas de promoción de la investigación para las ciencias sociales, o becas para estudiantes y graduados de las carreras de alimentos, o subsidios para equipos de investigación consolidados en las ciencias más duras.
A la pregunta, ¿quiénes lo realizan?, la doctora Cristina explicó que son investigadores, junto a becarios de doctorado y posdoctorales también, y alumnos de las distintas carreras de la Universidad que se van incorporando a los equipos de trabajo. “Nuestros técnicos también son integrantes importantes en la ejecución de los proyectos. Los grupos incluyen por supuesto colaboradores externos, investigadores que aportan mucho a la temática desde el conocimiento científico y/o técnico, y que hacen que los proyectos se enriquezcan y se concreten más objetivos y publicaciones o aplicaciones”, señaló.

Publicaciones
Respecto a, una vez terminado el trabajo científico, cuáles son las posibilidades de darlo a conocer a la comunidad científica, organismos del estado y demás, la doctora Cristina afirmó que hay varias posibilidades.
“El investigador decide esto de acuerdo al tipo de trabajo que tiene, me refiero a la importancia científica, el impacto de los resultados, la calidad, entre otras cosas”, explicó.
“Siempre dentro de cada disciplina hay revistas de mayor y menor impacto (factor de impacto). Justamente la semana pasada tuvimos en Unnoba una reunión de ciencia y técnica de la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo (AUGM)en la que debatimos con representantes de Brasil, Bolivia, Chile, Uruguay y Argentina sobre este tema de las publicaciones”, recordó.
Destacó que las revistas científicas de alto factor de impacto (del exterior) tienen costos elevadísimos para publicar los trabajos, que en su gran mayoría provienen de investigaciones realizadas con el apoyo del Estado.
“Esto es muy discutido, universidades de Estados Unidos, Canadá y Europa se han manifestado en contra de esto y a favor del “open access”,porque además de que uno como investigador paga para publicar el trabajo, este no queda disponible de manera abierta. Y un gran problema es que el sistema científico evalúa a los investigadores por el impacto de sus publicaciones”, dijo.
“Por su parte existe una ley argentina que nos obliga a subir las tesis finalizadas y los trabajos científicos publicados, a repositorios digitales institucionales de acceso abierto, los cuales son un medio muy importante para la divulgación del conocimiento científico. La Unnobase esta abocando fuertemente para esto, trabajando de manera interna y también en colaboración con todas estas universidades de la región”, manifestó.

COMENTARIOS