La dra. María Marcela Pelegrin, jueza del Juzgado Nº2 de Familia.
La dra. María Marcela Pelegrin, jueza del Juzgado Nº2 de Familia.
EN ESPAÑA 276

El 6 de mayo empieza a funcionar el nuevo Juzgado de Familia

La Dra. María Marcela Pelegrin estará a cargo del órgano que da curso no solo a causas de divorcio o alimentos sino de violencia familiar, adopción y divorcios entre otras.

El pasado 21 de marzo, la Corte oficializó la puesta en marcha del nuevo juzgado de familia que funcionará en nuestra ciudad, dentro del Departamento Judicial de Junín, a partir del 6 de mayo.
La Dra. María Marcela Pelegrin, nombrada desde hace dos años, será la jueza a cargo del nuevo Juzgado ubicado en España 276, entre Italia y Bernardo de Irigoyen.
Una vez que la magistrada tome posesión del cargo la Corte realizará los nombramientos de los funcionarios que conformen el equipo del juzgado.
En diálogo con Democracia, la Dra. Pelegrin explicó que para el inicio “estimativamente estarían ingresando al juzgado unas 3400 causas”.
Ello tiene que ver con que la Secretaría de planificación de la Corte determinó que las causas ingresadas en el Juzgado de Familia Nº1 a partir de agosto de 2018 serían derivadas al nuevo Juzgado de Familia Nº2.
A partir del 6 de mayo, con la puesta en funcionamiento, durante 4 meses, las causas que ingresen recaerán en el Juzgado Nº2.
Según la Dra. Pelegrin, “se hace de esta manera, para compensar el volumen de causas que ya tiene el Juzgado Nº1 de la Dra. Guillermina Venini”.
Cabe destacar que de esta manera, la ciudad pasa a contar con dos dependencias judiciales para abordar las materias del fuero de familia, que incluyen divorcios, reclamos por alimentos, violencia familiar, adopción, abrigo, guardas con fines de adopción, entre otras.
“Por violencia se genera el mayor caudal de trabajo diario, ya que el Juzgado recibe a diario todas las denuncias que se formulan en la Comisaria de la Mujer”, indicó Pelegrin.
Si bien “es mucho el trabajo, se busca que la gente se vaya del juzgado al menos con una respuesta. La justicia de familia es una justicia de acompañamiento. Buscamos que la gente lo encuentre”, destacó la magistrada.
“Vamos a poner todo nuestro esfuerzo para tratar de llevar adelante las causas y pedimos comprensión para ponernos a trabajar”, concluyó.

COMENTARIOS