Por la suba sostenida del precio de los combustibles, los juninenses reconocen que usan menos el auto o la moto.
Por la suba sostenida del precio de los combustibles, los juninenses reconocen que usan menos el auto o la moto.
EN LA COMPAÑÍA DE BANDERA NACIONAL

En un año, el litro de nafta súper aumentó en Junín 34,8%: pasó de $ 27,52 a $ 42,24

Los precios de los combustibles aumentaron desde el sábado pasado entre 2,5% y 3%, como consecuencia de un ajuste en el precio internacional del crudo y de la suba del dólar. Por los altos precios, los juninenses reconocen que usan menos el vehículo.

En apenas un año, el precio del litro de nafta súper tuvo un incremento en nuestra ciudad del 34,8 por ciento, al pasar de 27,52 pesos en marzo de 2018, a 42,24 pesos desde el sábado último, cuando empezó a regir el último aumento en los surtidores locales.
En efecto, los precios de los combustibles aumentaron desde el sábado pasado entre 2,5% y 3%, como consecuencia de un ajuste en el precio internacional del crudo y de la suba del dólar.
Según el relevamiento por las estaciones de servicio locales que realizó ayer Democracia, el precio de la nafta premium trepó en los surtidores de YPF (Infinia) a 48,27 pesos, mientras el gasoil (Ultra) saltó a 39 pesos y el premium (Infinia Diesel), 46,85 pesos.
Asimismo, de la recorrida surgieron algunas diferencias de precios entre las distintas compañías. Por ejemplo, mientras que en YPF la súper sale 42,24 pesos; la nafta súper en Puma cuesta 41.10 pesos; en Shell, 42,82 pesos; en Esso, 42,80 pesos; y en Voy, 42,14.
Darío Funes (41), que estaba ayer por cargar nafta en la estación YPF situada en Javier Muñiz y Rivadavia, afirmó en diálogo con este diario: “Cada vez gasto un porcentaje más alto del sueldo, trato de usar menos el auto, pero entre el trabajo y las obligaciones familiares es muy difícil bajar el consumo”.
En el caso de las naftas, los gravámenes pasaron de $9,448 a $10,544, y para el gasoil van desde $9,089 a $10,144, con un ajuste del 11,6% que considera el índice de precios al consumidor de noviembre, diciembre y enero, según la resolución de la AFIP.
Desde las bicicleterías locales y concesionarias consultadas reconocieron que viene creciendo la venta de bicicletas, como una opción económica ante el aumento de los combustibles.

Más barato en Capital Federal
A partir de esta medida, en el caso de YPF en Capital Federal, el precio del litro de nafta súper pasó de $ 37,62 a $ 38,72 con un incremento del 2,9%.
La nafta premium subirá de $43,40 a $44,5, un 2,5% más mientras el gasoil pasará de $35,18 a $36,23 con un ajuste del 3%, y el de más calidad de $41,18 a $ 42,235 con una suba del 2,5%.
Además de este incremento, en los próximos días las petroleras comenzarán a ajustar las tarifas de acuerdo con el nuevo valor del tipo de cambio.
En febrero, el dólar acumuló un incremento de 1,86 pesos para terminar el mes en 40,13 pesos.
Otro factor que tendrá un alto impacto es la variación en el precio de la variedad Brent del petróleo que es la de referencia en la Argentina, pasó de u$s 62,77 a u$s 66,42, lo que implica un aumento del 5,8%.

Menos consumo
El fuerte aumento en los precios de los combustibles viene afectando con fuerza el consumo.
La venta de combustibles tuvo en enero una caída del 3,5% en comparación con igual período de 2018, con lo que alcanzó el quinto mes consecutivo de bajas, según un informe privado.
"Como venía ocurriendo desde meses atrás, el incremento del consumo de nafta súper no logra compensar la caída sostenida que vienen registrando los premium, que en enero/19 fue de 26%", indicó la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la Argentina.

Encuesta propia
Según una encuesta propia, publicada recientemente por Democracia, la gran mayoría de los participantes reconoció que utiliza menos el auto o la moto por el encarecimiento del precio de los combustibles.
En efecto, ante la pregunta “¿Utiliza menos el auto o la moto debido al precio de los combustibles?”, el 79 por ciento respondió que “sí”, y de ese porcentaje: el 63 por ciento contestó “sí, mucho menos”; y el 16 por ciento, “sí, algo”.
En la vereda de enfrente, el 21 por ciento dijo que “no” usa menos el vehículo. En total participaron del sondeo virtual de este diario –que se publicó en el sitio web y en las redes sociales- 150 lectores.
El mismo sondeo, realizado por este diario en octubre de 2018, había arrojado que el 66% de los participantes usaba menos el auto o la moto por la suba del precio de la nafta, y el 34% restante “no” había modificado el consumo de combustible.

COMENTARIOS