None
Según la CAME, las ventas ya suman 14 meses consecutivos en descenso.
BAJA DEL CONSUMO

El rubro de librerías le da aire al comercio, pero la caída de las ventas roza el 12%

La medición de CAME, respecto de febrero de 2018, muestra que se cumplieron 14 meses consecutivos en descenso. El presidente de Comercio e Industria destacó que el comienzo de clases genera un movimiento “lógico de la temporada escolar”.

Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas minoristas pymes cayeron en febrero un 11,9 por ciento, respecto del mismo período de 2018, y de esa manera se cumplieron 14 meses consecutivos en baja.
Asimismo, la CAME remarcó que durante el primer bimestre del año las ventas descendieron un 11 por ciento anual, y ante esta situación, el Gobierno nacional había anunciado a fines del mes pasado una línea de financiamiento para pymes que dejará oxígeno al comercio.
"Febrero encontró a las familias con altos niveles de endeudamiento, en muchos casos consecuencia de las fiestas y las vacaciones, pero también por las altas tasas de financiamiento que pagan cuando no se abona el total de la tarjeta. Igualmente, sobre fin de mes en algunos locales se notó a la demanda como intentando empezar a moverse más", indicó.
Además, detalló que "el 72,7% de los comercios consultados tuvieron bajas anuales en sus ventas, mejorando levemente esa proporción frente al 77% de enero. En el caso de los negocios que venden tanto en la modalidad física pero además electrónica, las ventas por internet, si bien en general subieron, no alcanzaron a compensar las otras".
   
En la ciudad
Raúl Parejas, presidente de Comercio e Industria de Junín, destacó que en nuestra ciudad se replica la situación informada por la CAME, aunque aclara “la diferencia que se genera con el rubro de librerías, venta de guardapolvos, zapaterías y aquellos relacionados al comienzo de clases. Es una cuestión lógica de la temporada escolar”.
Pero, concretamente, respecto de la caída informada por CAME aseguró: que “las ventas vienen bajando desde abril de 2018 sin descanso y por eso incluso se ha provocado el cierre de algunos comercios”.
En ese sentido refirió: “Algunos porque se mudaron afuera del centro para achicar al alquiler. Otros por la realidad, es decir, los gastos son muchos, aumenta la luz, el gas, la presión impositiva es fuerte, el consumo bajó mucho. Ojalá en abril se reactive, pero cuesta creer que se produzca”.

Los rubros más sufridos
Las caídas anuales más profundas se registraron en Bijouterie (-16,5%), Calzado y marroquinería (-15,0%), Joyerías y relojerías (-15,0%) y Muebles (-14,5%).
"Muchos comerciantes están liquidando propiedades y vendiendo bienes para poder hacer frente a sus gastos", precisó Rubén Eduardo Barrios, vicepresidente de la Federación de Centros Comerciales a Cielo Abierto, Cascos Urbanos y Centros Históricos FCCA. 
Sin embargo, Barrios destacó las medidas que tomó el Gobierno contra el comercio ilegal: "Son positivas, ya que el tráfico ilegal es uno de los principales problemas que afectan al comercio minorista".
Asimismo, señaló que espera "que los préstamos a las pymes sean más baratos, y que los consumidores puedan tener créditos a tasas más bajas para que se reactive el consumo".
En "Alimentos y Bebidas", las ventas en cantidades declinaron 6,5% interanual, con un incremento de 3,6% en la modalidad online.
"En esos locales, las operaciones se movieron con más efectivo que lo habitual. La gente concurrió más veces al mercado o almacén, cuidando así sus gastos. Donde más se resintió la venta fue en el rubro bebidas, con caídas muy abruptas, especialmente en gaseosas y jugos", sostuvo la CAME.
En "Indumentaria", las ventas disminuyeron 13,8% frente a febrero del 2018: bajaron 16,3% en la modalidad local físico y subieron 1,3% en comercio electrónico.
En "Jugueterías y Artículos de Librería", la retracción fue del 10,1%, siempre frente al mismo mes del año pasado, destacándose un alza de 15,2% por Internet.
"El programa Vuelta al Cole fue positivo, pero sobre todo se notó en la venta de útiles escolares por plataformas virtuales", destacó.
Por último, en "Electrodomésticos, artículos electrónicos, de computación y celulares", las ventas se redujeron un 15,7% en la comparación interanual.
La salida e-commerce, sin embargo, creció un 4,4%, un aumento modesto si se tiene en cuenta que venía con un ascenso del 20% en esa modalidad.
"La pérdida de poder adquisitivo de las familias frenó muy fuerte la venta de esos productos en el segundo mes de la temporada. Un dato positivo, es que sobre fin de febrero algunos locales de este ramo comenzaron a observar algo más de actividad que lo adjudican a las negociaciones de aumentos salariales y el regreso de las vacaciones", completó la CAME.

Ventas online
Las ventas en locales al público declinaron un 14% anual con todos los grandes rubros relevados en baja, mientras que en la modalidad online subieron 6,1% y ningún rubro en descenso.
De esa manera, la CAME explicó que "más negocios se siguen sumando a ese canal de ventas, para captar especialmente a los segmentos jóvenes que compran desde sus dispositivos".
Según Parejas, “es cierto que se está vendiendo por Internet y el comerciante deberá aggiornarse, modernizarse, porque a la larga muchas ventas van a ser por sistema online”.

COMENTARIOS