Gabriel Sánchez Zinny, ministro de Educación bonaerense.
Gabriel Sánchez Zinny, ministro de Educación bonaerense.
PANORAMA LABORAL

La Provincia pide cumplir el calendario y dice que descontará los días de paro

El director general de Cultura y Educación, Sánchez Zinny asegura que igualmente sigue el diálogo con los docentes. Los gremios afirman que "cada vez se hace más difícil llegar a un acuerdo paritario" y que "buscan generar mayor malestar".

El director general de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, Gabriel Sánchez Zinny, afirmó que se le propuso a los gremios docentes "una oferta superadora de la anterior" para mantener el diálogo con vistas a que las clases comiencen el miércoles próximo, en el inicio del ciclo lectivo.
Pero al mismo tiempo advirtió que se descontarán los días a quienes hagan el paro convocado por los sindicatos desde el miércoles al viernes próximo inclusive.
Ante este panorama, al ser consultada Francina Sierra, secretaria general de Suteba Junín, explicó que hace tiempo que “Sánchez Zinny viene diciendo lo mismo y no es nada nuevo”.
“Todos los años que iniciamos con conflicto hay amenaza de descontar los días de paro. Con este gobierno, además no son negociables en ninguna mesa paritaria. Anteriormente nosotros podíamos llegar a un acuerdo paritario y en el mismo, hablar sobre la devolución de los días de paro. Los docentes dicen que eso es imposible, además que se hace cada vez más difícil poder llegar acuerdo paritario”, afirmó Sierra.
“Esta amenaza o intimidación a los docentes no tiene ningún efecto porque los paros siguen siendo tan contundentes como fueron en el 2017 y 2018. Eso es lo que prevemos para el 6, 7 y 8 de marzo, cuando habrá paro docente”, opinó.
A la pregunta si años anteriores hubo descuentos, la gremialista dijo que fueron aleatorios, descontaban a unos docentes si y a otros no, hicieran o no paro. “No contemplan a quien hizo paro y quien no. Hay tal desorganización por parte del Gobierno que uno piensa que lo hace adrede, para generar mayor malestar y poner docente contra docente. Este gobierno trata de generar malestares internos entre la comunidad para tapar lo que verdaderamente es su responsabilidad”, manifestó.

Calendario
“Hace décadas que no cumplimos el calendario escolar", se lamentó además Sánchez Zinny, en diálogo con la prensa, quejándose de los contínuos paros docentes.
Ante esto Sierra dijo que no era cierto, puesto que en el 2016, cuando Cambiemos comenzaba a gobernar, se convocó a los docentes y no hubo paro.
“No es verdad, el ministro se olvida que en el 2016, primer año que Vidal tuvo a cargo una paritaria docente las clases empezaron en tiempo y forma. El gobierno decidió abrir la paritaria nacional primero y una provincial después, de negociación, propuesta medianamente aceptable y empezaron las clases”, recordó.

Oportunidades
Sánchez Zinny afirmó que pese a la próxima medida de fuerza, están "todos trabajando para que las escuelas estén abiertas el 6 de marzo ya que 1.700.000 chicos comen en las escuelas y jardines" de la provincia.
"Nosotros le decimos a los gremios que sigamos discutiendo y dialogando sobre salario, aprendizaje, deserción escolar, pero no le quitemos oportunidades a los chicos de prepararse y de educarse al ir a la escuela", apuntó a radio Mitre.
"Estamos buscando acercarnos a la postura de los gremios", explicó el ministro.
Dijo que el gobierno bonaerense hizo una primera oferta "en diciembre, que fue aceptada por todos los gremios no docentes de la provincia", mientras que la propuesta de la semana pasada a los docentes incluyó "un 5% de recomposición y un aumento en todos los salarios básicos de jornada simple".
"El año pasado nos juntamos muchas veces con los líderes gremiales. Hubo una crisis económica y se hizo difícil para el estado provincias hacer una proyección. Por eso, este año, con mayor previsibilidad, hicimos una oferta para que no pierdan poder adquisitivo", comentó.
Ante el rechazo de los gremios docentes a la propuesta, recalcó que las autoridades bonaerenses "seguirán dialogando para buscar un acuerdo", aunque se les descontará "el día a los que paren".
"En materia educativa, la provincia de Buenos Aires "siempre aparece última en las estadísticas internacionales" y "en esa situación dejamos a los chicos que, frente al compañero que va a una escuela parroquial, sí tiene clase", subrayó.
"Casi el 40% de los chicos está en escuelas privadas y el 60% en públicas", recordó el funcionario, que por eso recalcó que deben ponerse todos de acuerdo "para cumplir el calendario escolar".

COMENTARIOS