Los juegos de mesa se resisten a desaparecer y vuelven a cobrar vigencia
OCIO Y TENDENCIA

Los juegos de mesa se resisten a desaparecer y vuelven a cobrar vigencia

Ajedrez, damas, ludo, son los viejos y más clásicos, presentes en muchísimos hogares por años, pero actualmente Burako, TEG, El Estanciero y Monopoly, son los más solicitados por los adultos.

Tal vez como una forma de evitar la tecnología y volver a compartir momentos, miradas, gestos y palabras entre pares, cada vez son más los que eligen regresar a los juegos de mesa, una modalidad que aunque muchos quieren sepultar, siempre recobra vigencia, especialmente en esta era “virtual”.
Ajedrez, damas, ludo, son los viejos y más clásicos, conocidos por todos y presentes en muchísimos hogares por años, pero actualmente Burako, TEG, El Estanciero y Monopoly, son los más solicitados por los adultos.



Inagotables
Pensar por qué puedan mantenerse vigentes, lleva a pensar en algunas ventajas y atractivos, propios de los juegos de mesa.
Por un lado la diversión y el entretenimiento que ofrecen a los jugadores, con una amplia variedad de temáticas, de los que cada quien puede volverse “fan” según su gusto.
El aprendizaje surge como una de las ventajas que pueden brindar muchos juegos de mesa.
En el caso de los infantiles, pueden ayudar a la coordinación, la psicomotricidad, la memoria y el reconocimiento de colores o conceptos y formas.
En el caso de los adultos, pueden favorecer en el desarrollo de estrategias, conocer sobre hechos históricos, entre otros.
La competitividad es uno de los atractivos que lleva a los participantes a jugar, divertirse pero siempre buscando ganar.

Los más buscados
Desde la juguetería La Reina Batata, de nuestra ciudad, aseguraron que en temporada de piletas crecen las ventas de juegos de mesa, como es el caso del Burako, Monopoly, Carrera de Mente. A esos “clásicos”, se suma el Jenga y el Uno.
En la juguetería Giro Didáctico, de Junín, los más pedidos, aparte del Burako, que aseguran que “es un clásico todo el año”, se suma TEG y El Estanciero.
Para los más chicos, aseguran que abundan los juegos de memoria y dominó con imágenes y colores.

COMENTARIOS