Las familias que allí vivían ahora lo hacen en sus nuevas viviendas, construidas por ellos mismos.
Las familias que allí vivían ahora lo hacen en sus nuevas viviendas, construidas por ellos mismos.
LOGRO PARA MUCHAS FAMILIAS

Derribaron la última construcción del asentamiento “Los Perejiles”

Quienes vivían allí, ahora lo hacen en sus nuevas viviendas, las cuales fueron construidas por los propios vecinos.

Marisa Ferrari y Silvia Nani, secretaria y subsecretaria del área de Desarrollo Social del Gobierno de Junín participaron del derribamiento de la última construcción que quedaba en pie en el asentamiento denominado como "Los Perejiles".
Todas las familias que allí vivían ahora lo hacen en sus nuevas viviendas, las cuales fueron construidas por ellos mismos.
Al respecto, la licenciada Marisa Ferrari, señaló: "Ya se ha derribado todo lo que quedaba de viviendas muy precarias donde estas familias vivían desde hacía muchísimo tiempo. Pasaron años en los que mucho se habló y se prometió, pero nunca se había tomado una verdadera decisión política de estar y trabajar con ellos para que puedan tener una mejor calidad vida".
"Este fue uno de los primeros lugares donde el Intendente Pablo Petrecca nos pidió intervenir, ya que el lugar se transformaba en acuciante ante cada período de lluvia, generando un mal vivir para todas las familias", recordó Ferrari y agregó: "Fue Pablo Petrecca quien tomó la decisión de aquí no quede ninguna casa precaria y la llevó a cabo con el propósito de que todas las familias que vivían acá tengan sus lotes adjudicados, hayan construido sus nuevas casas, donde hoy ya habitan y que hoy estemos en un nuevo proceso de acompañamiento para sostener esta nueva calidad de vida".
Por otro lado, Ferrari indicó que "esto no termina acá, sino que ahora comienza un proceso para sostener la nueva calidad de vida de estas familias y para que se incorporen a la ciudad urbana, como uno le dice habitualmente. Ahora, cada uno tiene su lote, son responsables de ellos, tendrán su medidor de luz, están conectados al servicio de agua y cloacas, son un vecino más de Junín, con los derechos, obligaciones y todo lo que eso trae aparejado, es crecer en ciudadanía, que cada uno se haga responsable de sostener su nueva calidad de vida y que esto, además, se traslade a sus hijos, quienes ahora, cuando llueva, podrán jugar en un piso, sin mojarse".
Para finalizar, Silvia Nani, destacó que "el trabajo realizado aquí ha sido de mucho tiempo y muy arduo, al igual que el esfuerzo que hemos puesto para que esto se pudiera concretar, tanto a partir del seguimiento, como del acompañamiento, para ver cómo se adaptan todas las familias a sus nuevas casas. Las condiciones en la que vivían estas familias eran lamentables y hoy, todos tienen sus nuevas casas, con un boleto de compra venta y una primera cuota para empezar a pagar por ello. Este es el primer asentamiento que dejó de serlo y eso nos pone muy contentos".

COMENTARIOS