La soja es el principal cultivo de la región: representa el 74% de la superficie sembrada y el 52% de la producción.
La soja es el principal cultivo de la región: representa el 74% de la superficie sembrada y el 52% de la producción.
PANORAMA AGRÍCOLA

Con 1,2 millones de hectáreas, aumentó el área sembrada de gruesa en la Región

En sintonía con el resto de la Provincia, la superficie total cultivada de soja, maíz y girasol creció un 1,6% en los partidos de Chacabuco, Arenales, Junín, Rojas, Ameghino, Pinto, Viamonte, Alem y Lincoln, según datos oficiales obtenidos por Democracia.

La superficie sembrada de cultivos de gruesa (soja, maíz y girasol) para la campaña 2018/2019 asciende a 1,2 millones de hectáreas (un 1,6% más con respecto a la campaña anterior) en los partidos de Chacabuco, Arenales, Junín, Rojas, Ameghino, General Pinto, General Viamonte, Leandro N. Alem y Lincoln, según datos oficiales del ministerio de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, obtenidos en exclusiva por Democracia.
En tanto, el área sembrada en la región representa el 13,4% del total provincial, informaron desde la cartera agraria bonaerense que conduce el ministro Leonardo Sarquís.
En lo que respecta a la producción, se calcula que los rindes rondarán los 5,4 millones de toneladas (un 11% más en relación a la campaña 2017/2018), cifra que representa el 16,1% de la producción provincial.
La soja es el principal cultivo de la región: representa el 74% de la superficie sembrada y el 52% de la producción.

Venimos trabajando muy fuerte en el impulso de la rotación de cultivos desde el principio de la gestión y hemos observado un importante crecimiento de los cereales, afirmó Sarquís.

Buenas perspectivas
La situación favorable que se observa en la región coincide con el panorama bonaerense. De hecho, tras finalizar la siembra de los cultivos de gruesa en la provincia de Buenos Aires, desde el Observatorio de Datos del ministerio de Agroindustria bonaerense se destacaron las “muy buenas perspectivas de producción para la campaña 2018/2019”.
En primer lugar se señaló que la superficie sembrada gruesa (soja, maíz y girasol) alcanzó un total de 9,03 millones de hectáreas, un 2,4% por encima de la campaña anterior y, dado el buen estado de los cultivos, se estima que la producción alcanzará las 33,4 millones de toneladas.
La superficie sembrada de soja creció un 1,9% con un total de 5,6 millones de hectáreas, y a pesar de algunos excesos hídricos puntuales al norte y noreste provincial, el 92% del cultivo se encuentra en condiciones de buenas a óptima, con lo cual espera una producción de 17,5 millones de toneladas.
Por su parte, la superficie sembrada de maíz creció un 3,4% alcanzando las 2,54 millones de hectáreas, el máximo nivel histórico para la provincia de Buenos Aires. A su vez se destacan las muy buenas condiciones en que se encuentra el cultivo, con una expectativa de rinde por encima de los últimos años, lo cual permitiría superar una producción de 14 millones de toneladas.
Finalmente, el cultivo de girasol que se empieza a cosechar en los próximos días, también presenta una buena performance, con una superficie sembrada de 844.700 hectáreas y una condición muy buena del cultivo, se espera alcanzar una producción de 1,85 millones de toneladas.

Divisas frescas
Se proyecta que los ingresos de la campaña 2018/2019 al circuito productivo, alcancen los 7 mil millones de dólares.
"Venimos trabajando muy fuerte en el impulso de la rotación de cultivos desde el principio de la gestión y hemos observado un importante crecimiento de los cereales. Estas tres cadenas implican más de 230 mil empleos directos e indirectos. Días atrás la gobernadora María Eugenia Vidal ratificó su permanente compromiso con este motor de la economía al confirmar las obras hidráulicas, la reparación de caminos rurales y la búsqueda de mejoras en materia de financiamiento. Sigamos trabajando juntos", destacó el ministro Leonardo Sarquís.

COMENTARIOS