Prefecto mayor Víctor Martínez.
Prefecto mayor Víctor Martínez.
LA CÁRCEL DE MUJERES DE JUNÍN

Hay quince mujeres detenidas en el anexo femenino de la Unidad Penitenciaria 13

Bajo el sistema de alcaidía, la seguridad es mínima. Hay privadas de libertad por casos de infracción a la ley de drogas, abuso de armas, estafa, tentativa de homicidio y abuso sexual. “La mayoría de las internas provienen de una comisaría”, dijo el director del penal.

Desde hace poco más de un año atrás, en la Unidad Penitenciaria N° 13 de Junín funciona un Anexo femenino, que cumple la función de alcaidía, donde se alojan 15 internas, ninguna de ellas de Junín.
El prefecto mayor Víctor Martínez es el director de la U.P. 13 desde el 6 de abril de 2018. El explicó a Democracia las características de esta cárcel de mujeres que funciona en el Complejo Penitenciario de nuestra ciudad, el cual incluye también la Unidad Penitenciaria N° 16 y la Alcaidía N° 49.
Si bien las presas están en una cárcel de máxima seguridad, como es la UP 13, en el caso del Anexo femenino, como funciona como alcaidía, es de mínima seguridad. “La mayoría de las internas provienen de Comisaría”, dijo el director.
“De a poco se les incluye en distintas actividades. Cuando empiezan las clases, una profesora del nivel secundario les enseña a escribir a las internas analfabetas, también se les da cursos de quinta, de cocina, repostería, etc. Ninguna tiene permiso de salidas al exterior, solamente cuando el Juzgado lo ordena y se la lleva al comparendo con personal penitenciario de operativa”, explicó.
Cabe destacar que el anexo tiene capacidad para 20 internas pero hay 15. “A medida que el juzgado les dicta prisión preventiva, cuando no son de la zona, se las trata de acercar a alguna Unidad próxima a donde es oriunda la Interna, para que los familiares no viajen tanto”, manifestó el director.
En la actualidad, de las 15 privadas de libertad, hay cuatro sin prisión preventiva, diez procesadas y una condenada.
De ellas, nueve están acusadas por infracción a la ley de drogas, dos por abuso de armas, dos por estafa, una por tentativa de homicidio y una por abuso sexual.

Las celdas
La Unidad 13 Junín cuenta desde el 5 de diciembre de 2017 con un anexo femenino que cumple la función de alcaidía, con capacidad de 20 celdas unicelulares.
El sistema de alcaidía significa que una vez aprehendidas por la Policía, las personas son derivadas a un centro de detención hasta que la Justicia de garantías resuelva si le dicta la prisión preventiva.
No obstante, por cercanía familiar, algunas de las internas permanecen alojadas en la Unidad 13, a pesar de estar procesadas.
La infraestructura edilicia del anexo cuenta con 20 celdas con sanitarios propios, una cocina comunitaria y patios. El personal penitenciario a cargo de este anexo es únicamente femenino.
En el lugar funciona una huerta orgánica de 50 metros cuadrados y las detenidas reciben contención a través de talleres terapéuticos con capacitaciones en cocina, manualidades y costura.
Las detenidas pueden recibir visitas de familiares los jueves, sábados o domingos.
El anexo funciona dentro del sector penal pero sin acceso a los pabellones donde se alojan hombres.
De las 15, 5 están con juzgados de Lomas de Zamora, 4 de Pergamino, 2 de Trenque Lauquen, y 1 de Bahía Blanca, 1 Moreno, 1 Mercedes y 1 San Nicolás

La población masculina
Vale mencionar que en la misma unidad, la N° 13, hay población carcelaria masculina.
En estos momentos aloja a 1.109 internos. De los cuales 710 son procesados y 399 penados.
Como en muchas de las cárceles bonaerenses, hay escuela. La matrícula escolar asciende a 454 estudiantes discriminados en Carrera técnico Cerámista con 34, Primaria con 210, Secundaria con 17, Terciaria con 30, Talleres extra-programáticos anuales con 400, Talleres de verano con 60.
Por otro lado, hay 300 trabajadores que cumplen diversas funciones como talleres o mantenimiento y 300 internos transitan capacitaciones en Formación Laboral Profesional Formal y No Formal.
Respecto a recreación, las autoridades penitenciarias afirmaron que los internos cuentan con escuela de boxeo y practican rugby y básquet junto a diversas actividades deportivas como lúdicas.
Diariamente los internos acceden a espacios de recreación en sus pabellones, o a los campos de deporte para practicar fútbol en los distintos regímenes de Seguridad.
En tanto, cuentan con contención médica, psicológica y religiosa si así lo desean.

COMENTARIOS