RECLAMAN POR OBRAS QUE NO LLEGAN

11 de Julio: “El vecino se entusiasmó mucho con falsas promesas”

Desde la sociedad de fomento mantienen un tono de fuerte crítica hacia la gestión del Gobierno de Junín porque, dicen, no se cumplió con la palabra comprometida. Las principales demandas pasan por el acondicionamiento de las plazas, la señalización y la extensión de asfalto y base estabilizada.

Hace mucho que la comisión directiva de la sociedad de fomento del barrio 11 de Julio, y específicamente su presidente, Darío Funes, mantiene un tono de fuerte crítica hacia la actual gestión del Gobierno de Junín. Y en el último tiempo, la situación –dicen–, lejos de mejorar, siguió decayendo.
“Lamentablemente, estamos peor que antes”, asegura Funes en diálogo con Democracia y TeleJunín. Y profundiza: “No hemos tenido por parte del municipio, ningún tipo de señales de mejoras; ahora entramos en una etapa distinta, en un año de elecciones, y hoy el vecino piensa que si obtenemos algo es porque hay un período electoral”
Los reclamos son muchos y tienen que ver, principalmente, con la infraestructura y el mantenimiento. En ese sentido, el arreglo y acondicionamiento de las plazas, la señalización y la extensión de asfalto y base estabilizada, aparecen como algunas de las principales demandas.
Estos se hicieron en varias oportunidades ante las autoridades. El presidente de la sociedad de fomento sostiene, inclusive, que les dijeron que se harían obras que, en los hechos, nunca llegaron. “El vecino del barrio se entusiasmó mucho con las falsas promesas del anterior secretario de Obras Públicas”, asevera Funes.

El compromiso del municipio fue tomar cartas en el asunto sobre nuestros requerimientos, y no tuvimos ningún tipo de respuesta. Darío Funes. Presidente Sociedad de Fomento.

Promesas incumplidas
Algunos meses atrás se generó un conflicto que puso en duda la continuidad del funcionamiento del Centro de Formación Profesional N°401 (CFP) en la sede actual, que corresponde a un inmueble de la sociedad de fomento que no se sabía si iba a renovar su contrato de alquiler. Finalmente, esto se solucionó. Pero, de acuerdo al relato de Funes, en el diálogo que mantuvieron fomentistas y autoridades, desde el Gobierno local se prometieron obras: “El compromiso del municipio fue tomar cartas en el asunto sobre nuestros requerimientos, y con el paso del tiempo vemos que no tuvimos ningún tipo de respuesta. No sé si no hay capacidad, o no hay interés, o no hay predisposición, pero está a la vista lo que sucede”.
Uno de los reclamos de los lugareños es por el estado de los espacios verdes. “El vecino necesita, al menos, tener las plazas en condiciones mínimas para que la familia pueda disfrutarlas, y hoy están en un estado de abandono total –afirma Funes–, el intendente nos prometió refacción de juegos, instalación de algunos nuevos, y después de años vemos que no tuvimos nada”.
Otra de las demandas pasa por un programa de señalización para mejorar el tránsito. “Hoy en día nos sigue pasando que hay muchos vehículos que circulan en contramano”, señala el dirigente fomentista, para luego graficar: “Hemos visto que, por ejemplo, en un partido de Sarmiento, un patrullero iban en contramano, y el que conducía me ha dicho que no son policías de la ciudad, que no conocen el barrio y no hay señalización visible. Por eso, en parte, lo entendemos”.
El tercero de los pedidos más acuciantes es el de la extensión de asfalto, cordón cuneta y base estabilizada. Esta semana los fomentistas se reunieron con el secretario de Obras y Servicios Públicos, Marcelo Balestrasse, quien les dio “un panorama claro”, según Funes: “Hay intención de que llegue alguna obra al barrio 11 de Julio. En su momento nos habían prometido 25 cuadras de asfalto, más cordón cuneta y mejoras en el alumbrado público, y hasta hoy no tenemos absolutamente nada de eso. Ahora nos dicen que está la posibilidad cierta, así que los vecinos queremos ver, aunque sea, algo de eso”.

Otros temas
Precisamente, sobre el alumbrado público, los lugareños creen que, si bien “hay sectores poco iluminados y el mantenimiento por ahí no es el ideal”, lo cierto es que el servicio “está relativamente bien”.
En tanto, respecto de la seguridad, Funes considera que el hecho de tener una delegación de la Policía Local en el barrio “es muy importante”, y concluye: “Cuando hay personal idóneo, como Fabián Claudio y su equipo, hay un buen control. Vemos que hay patrullajes. En ese sentido no nos podemos quejar”.

COMENTARIOS