El ratón se reproduce muy rápido y ya no tiene casi predadores.
El ratón se reproduce muy rápido y ya no tiene casi predadores.
SOSTIENEN QUE ESTE AÑO PUEDE HABER UNA TASA DE MORTALIDAD IGUAL A LA HISTÓRICA DE 1997

Afirman que la presencia del ratón se debe a la falta de predadores y al desmalezamiento

Explicaron que el incremento del roedor es consecuencia del descenso en la cantidad de sus depredadores naturales, por el uso de productos químicos y desmonte de los campos. Además, esto genera que el portador del hantavirus busque alimentos en las zonas urbanas.

En lo que va de 2019, ya hay 12 víctimas fatales por esta enfermedad, en el país, cuyo brote principal se originó semanas atrás en la localidad de Epuyén, provincia de Chubut.
Según los expertos en el tema, las causas de la presencia del ratón colilargo en la Región y la transmisión del virus a las personas, se debe al descenso en cantidad de predadores naturales que se alimentan del roedor.
En diálogo con Democracia, Marcela Torreblanca recordó: “Así comenzó el mal de los rastrojos a fines de la década del 50 e inicios del 60 en O’Higgins. Se introdujeron los clorados, derivados del DDT, para matar plagas y destruyeron los predadores naturales de los ratones de campo porque les afectaba las cáscaras de los huevos”.
“Así desaparecieron búhos y otras aves rapaces que se comen los ratones. Y al desmalezar todos los sectores del campo, los roedores no tienen escondite ni comida, al igual que las liebres, perdices y otros animales y buscan zonas urbanas donde abunda la basura y así es como diseminan el virus en ciudades y pueblos”, agregó.
“Por eso es lógico que se registre un incremento de roedores, que se reproducen a una velocidad muy alta y ya no tienen casi predadores”, remarcó.
“Aunque todavía no se puede calcular, este año podríamos tener una tasa de mortalidad igual a la histórica de 1997, cuando fue del 40 por ciento", aseguró la jefa de Infectología del Hospital Alemán de Buenos Aires.

Los predadores naturales
“Al desmontar y desmalezar los campos, se les destruye el hábitat natural a los depredadores y al ratón. Antes se dejaban los bordes de caminos y alambrados, ahora se les echa agroquimicos y no hay pasto. Ya desapareció el pastizal hasta de los bordes de los ríos”, dijo Torreblanca.
“Es importante cuando se desmaleza, dejar un corredor natural en los bordes de alambrados y a los costados de los caminos rurales; montecitos y zonas con pastizal. Los búhos se ocultan en montes y las lechuzas en sectores abiertos, al igual que los zorros que comen roedores”, explicó.
“De esta manera, las aves como lechuzas, que anidan en el suelo, no tienen su lugar natural. Además sus crías se mueren o directamente no nacen porque el glifosato, por ejemplo, aborta los huevos”, afirmó.
“En los únicos lugares que queda algo natural es en las lagunas y bañados pero ahí no van los colilargos, ya que su nicho ecológico está ocupado por otros como los cuises. Los ratones proliferan rápido y se adaptan al ambiente urbano porque comen de la basura”, confirmó.
“El roedor que porta el hantavirus come semillas, pasto, papel, desechos orgánicos, comida de perro y de ganado en los feed lot. Para controlarlo hay que recoger basura, y tener depredadores naturales: no hay que ahuyentar a las rapaces y víboras”, subrayó.
“Por ejemplo, en las quintas hay que convivir con ellas, en vez de matarlas. A los ratones no los pueden ver, pero cuando observan una culebra, van y la matan. Y ellas están allí seguramente porque hay roedores”, exclamó.

COMENTARIOS