Sol de Llano prepara bolsones con frutas y verduras orgánicas, por encargue.
Sol de Llano prepara bolsones con frutas y verduras orgánicas, por encargue.
CAMBIO DE HÁBITOS

Alimentos orgánicos: del boom a la elección consciente de una alimentación más saludable

En el país, cada vez más argentinos se interesan en incluir estos productos a su dieta, más allá de que el consumo es todavía escaso, si se lo compara, por ejemplo, con Alemania. Sol del llano, Cultivarte y Flora Deli son tres emprendimientos de Junín que se suman a la propuesta.

Durante los últimos años, la alimentación ha ido variando al compás de la rutina y de la vida moderna que cada vez exige más, tanto a mujeres como a hombres.
Casi como una necesidad imperiosa de rever distintos hábitos de consumo y apuntar a una vida más sana, surgió el boom de los alimentos orgánicos, que de a poco va dejando de ser una moda para convertirse en una elección consciente y más responsable respecto de nuestro cuerpo.
En el país, hay cada vez más argentinos que se interesan en incluir alimentos orgánicos a su dieta, más allá de que el consumo es todavía escaso si se lo compara con otros países como por ejemplo Alemania.
En Argentina se estima que existen 3,2 millones de hectáreas orgánicas certificadas, aunque se conoce que el 98,8% de la producción se exporta.
En nuestra ciudad, tanto Cultivarte como Flora Deli, son dos comercios que se dedican a la venta de productos orgánicos y dietéticos y podría decirse que son un poco precursores en la materia, dentro de Junín.
También existe Sol del llano, un emprendimiento agroecológico que produce distintos tipos de frutas y verduras de estación, que luego comercializa en un bolsón preparado por encargue.

Producción agroecológica
Sol del llano es un emprendimiento que Javier Almozny y Gerardo Ferrarotti comenzaron hace tres años, abocados a la producción agroecológica, en la localidad de Agustín Roca.
La idea fue armar bolsones con verduras, por encargue.
“Armamos un bolsón semanal de frutas y verduras de estación. En este momento hay ciruelas, duraznos y algo de cítricos. En cuanto a verduras se utiliza lo que está a punto de cosecharse”, contó Javier a Democracia. El bolsón es fijo y tiene determinados productos: “Se cosecha lo que está a punto”.
Sobre la producción, aseguró que “es agroecológica, sin insecticidas ni fungicidas, y solo se hace una prevención con productos naturales como puede ser el concentrado de ajo o tierra de diatomeas”.
Actualmente a la variedad de verduras y frutas le suman la plantación de más frutales para tener a futuro.
Durante la semana, explica Javier, “publicamos lo que tendrá el bolsón. Los viernes se cosecha, armamos los bolsones y se retiran los sábados a la mañana en Cultivarte o en Flora Deli. Siempre se trabaja por encargue, a través de facebook o por teléfono a través de whatsapp, pero se distribuye en esos dos puntos”.

Orgánico y saludable
Macarena Juárez, de Cultivarte contó que llevan seis años como emprendimiento. “Comenzamos con el cultivo de girgolas, que son unos hongos de la familia de los champiñones y con el tiempo empezamos a hacer repartos de productos orgánicos que íbamos sumando, hasta que la demanda nos llevó a poner un local. Hoy tenemos un sistema de franquicias con 8 locales a nivel nacional”.
Cultivarte cuenta con productos de consumo diario como arroz, fideos, yerba, galletitas, panes, alfajores, chocolates y a ello se suman “complementos dietarios naturales como la maca, spirulina, polen, jugo de aloe vera, incluso una línea de cosmética y limpieza. Todos con la misma lógica de cuidado de la salud y medioambiente”, aseguró.
Por su parte, Maria Luz Bonifacini, de Flora Deli, destacó que trabajan tanto productos orgánicos como de dietética.
Dentro de lo orgánico trabajan con Sol del llano y comercializan, según explicó María Luz, “productos de soja, yerbas, harinas entre muchos otros”, y aclaró que “lo orgánico no se consigue facilmente ya que para que algo sea considerado orgánico debe estar certificado, tiene un proceso y no es nada sencillo”.

Un cambio de hábito
Respecto del crecimiento en el consumo de productos orgánicos, Javier entiende que “hay una tendencia, una moda sana de gente que cada vez consume más. Quieren saber el origen de lo que están comiendo”.
Algunas cosas, asegura, “tienen un sabor diferente pero en la agroecología, a veces los productos no son perfectos estéticamente, si bien lo importante es que esa verdura no tiene ningún químico encima. A veces hay que sospechar de verduras totalmente perfectas. El consumidor se malacostumbró y a veces compra por lo que ve”.
Y agregó: “En la verdura agroecológica se busca otra cosa. A veces es perfecta también pero otras no”.
María Luz asegura que “la gente cada vez se interesa más, sobre todo cuando prueba un producto orgánico o apto para intolerancias. Ahí nota un cambio en toda su vida”.
Macarena asegura que “la respuesta en Junín es buena, la gente se acerca por curiosidad, algunos a preguntarnos por algún producto puntual que vieron en algún lugar, otros por recomendación de algún profesional –nutricionista- o amigo”.
Tanto Sol de Llano, en Roca, como Cultivarte, que está ubicado en XX de Septiembre 150 y Flora Deli, en Rivadavia 967, tienen presencia en redes sociales y whatsapp.
Sol de Llano recibe todo tipo de consultas en su facebook: Bolsón Sol del Llano; Flora Deli en: Flora Deli Almacén y Cultivarte en: Cultivarte Orgánico.

COMENTARIOS