Los riesgos de una conexión insegura

Electrificación de viviendas: cuando una conexión irregular entra en contacto con estructuras, como portones, rejas o alambrados, las carga de energía y genera un riesgo permanente.
Electrocución: en una vivienda con una conexión irregular e instalaciones deficientes hay una alta probabilidad de daño o electrificación en los artefactos, y, al entrar en contacto con las personas, producen accidentes que pueden ser fatales.
Incendios: cuando el cableado que suministra la energía a un hogar no cuenta con las normas de seguridad necesarias, se provocan cortocircuitos o recalentamientos debido al sobrecargo del servicio y, como consecuencia, se ocasionan incendios.

COMENTARIOS