Juan Manuel Alturría (Alturria Inmobiliaria).
Juan Manuel Alturría (Alturria Inmobiliaria).
SECTOR INMOBILIARIO

Las renovaciones de los contratos de alquileres rondarán el 30% de aumento

Martilleros aseguran que luego de un convulsionado 2018, recién se están formando nuevos valores. De a poco se retoman las consultas para locaciones a estudiantes que vienen a Junín.

Si bien el Presupuesto nacional aprobado por el Congreso está calculado con una inflación anual del 23 por ciento, las consultoras privadas estiman que el porcentaje podría superarse fácil y muy ampliamente.
Para el sector inmobiliario el impacto se verá en las renovaciones de los contratos de alquileres que tendrán una suba de entre un 25 y un 30% para este año.
Cabe destacar que nuestra ciudad cuenta con alrededor de 5000 inquilinos.
Democracia dialogó con el presidente del Colegio de Martilleros de nuestra ciudad, Daniel Di Palma y con los martilleros Juan Manuel Bonanni y Juan Manuel Alturria quienes confirmaron el aumento en promedio que busca hacer pie con la inflación.


Subas del 25 y 30%
Para el presidente del Colegio de Martilleros, “luego de un convulsionado 2018, recién se están formando nuevos valores” en el sector inmobiliario y que dependerán en cierta medida de cómo se desarrolle el primer trimestre del año.
Las locaciones que fueron pactadas con un 25 o un 30% de aumento de un año al otro, según Di Palma, “que era lo que se tenía planeado aumentar en un contrato de 24 meses, ya está estimado cuál va a ser un valor para un año y otro valor para el otro año. En ese caso se van a encontrar con que han perdido un 20% por efecto de la inflación. Seguramente son porcentuales que de una forma u otra es la pérdida de rentabilidad que están viviendo muchos propietarios y que después cuesta corregir en los contratos”.
También sucede que “el poder adquisitivo de la gente se ve disminuido porque las paritarias han sido a la baja prácticamente en todos los sectores y con una brecha muy grande en cuanto a la inflación real de 2018 con lo que se proveyó en aumentos de salarios”, estimó.
Sobre el aumento que impactará las renovaciones, aseguró: “Año a año venimos acompañando los aumentos que marca la inflación y los indicadores generales, se aplican al marco de los contratos. Muchas veces y este año en especial hemos tenido una inflación que supera ampliamente lo que se está aumentando en los contratos”.
Juan Manuel Alturria, de Inmobiliaria Alturria coincide en que “el aumento ronda el 25 y 30% cuando se vence un contrato. Si bien noto una tendencia al 25% más que nada, pero esos son los porcentajes”.
De Bonanni Propiedades, Juan Manuel Bonanni destaca el mismo aumento estimado “dependiendo de la locación, pero sigue en líneas generales, más o menos igual”.
Di Palma aseguró que aún se está viendo el camino que se tomará en torno a la inflación.
“Venimos de un año muy convulsionado, se están formando nuevos valores, en dólares ha tendido a la baja en algunos casos y en pesos va acomodándose con el ritmo inflacionario y costos de la construcción. Es un momento de formación de precios, con una gran disparidad a viendo el camino definitivo y si se puede controlar la inflación en el primer trimestre del año y poder hablar de nueva formación de precios para los próximos meses”.

Ley en espera
Los martilleros coinciden en que se continúan cobrando los honorarios a los inquilinos aunque en muchos casos se da a pagar en dos veces.
“Las reformas de ley, en el caso de la ley nacional no se trató y ha perdido estado parlamentario”, explicó Di Palma.
“En provincia, los Diputados en diciembre sacaron media sanción y giraron al Senado el proyecto que reformula algunos artículos de la ley de martilleros y corredores públicos en la escala arancelaria para vivienda familiar y tendrá tratamiento este año”.
En CABA se cobra el honorario de la locación al propietario. En la provincia han tratado de copiar el modelo y han redactado un proyecto de ley en el cual tiene media sanción de Diputados con la misma finalidad, “de que cuando la locación es de vivienda familiar, se pasa el cargo del honorario de la inmobiliaria al locador, es decir al propietario. No así en locaciones comerciales o alquileres que superen un salario y medio vital y móvil”, indicó Di Palma.

Alquileres para estudiantes
Según Bonanni, “ahora se ve más movimiento respecto de consultas y concreciones. Estuvo un poco parado en comparación con otros años. A veces se cierran en enero y febrero, para asegurarse pero se llega a veces a cerrar en marzo”.
Un alquiler de un departamento chico en la zona cercana a la Unnoba hoy ronda los 6000 pesos y es difícil, según Alturria, hallar por menos que eso. Incluso muchos estudiantes alquilan algo por 8000 pesos para compartir.
Según Di Palma, “hubo buena demanda a final de año y comenzamos ahora nuevamente con el público de la zona que busca localizarse para febrero”. De hecho en febrero es cuando crecen las consultas.
En líneas generales además, Bonanni aseguró que “siguen faltando propiedades, sobre todo de dos dormitorios. Hace tiempo no hay. Más que nada hay de un dormitorio y departamentos chicos”.

COMENTARIOS