Julio Ferrero: “Es una situación normal para esta época del año”
INVASIÓN DE MOSQUITOS

Julio Ferrero: “Es una situación normal para esta época del año”

Sostuvo que las altas temperaturas y las constantes lluvias que la ciudad ha vivido durante el último tiempo influyeron en su proliferación pero que no hay riesgos de que transmitan enfermedades.

El Director General de Zoonosis y Bromatología del Gobierno de Junín, Dr. Julio Ferrero, se refirió a las reiteradas consultas que recibió de parte de los vecinos con respecto a la presencia de mosquitos.
En este sentido, sostuvo que las altas temperaturas y las constantes lluvias que la ciudad ha vivido durante el último tiempo influyeron en su proliferación pero que no hay riesgos de que transmitan enfermedades.
“La situación es la normal para esta época del año, quizá hay mayor cantidad debido a las altas temperaturas y precipitaciones constantes que hacen que, sumado a un invierno no muy crudo, la mayoría de la gente perciba esta problemática como si hubiera una proliferación exagerada de mosquitos”, afirmó el funcionario.
Al respecto de las medidas de prevención que es necesario tomar para combatir a estos insectos, Ferrero sostuvo que “fundamentalmente hay que usar los repelentes, sobre todo el verde que hay que colocárselo cada tres o cuatro horas ya que nos protege perfectamente bien. También se pueden utilizar espirales que son muy eficaces para combatirlos y, en cuanto a las casas, es importante bloquear el ingreso con mosquiteros que estén en condiciones”.
Asimismo, el médico veterinario recomendó “utilizar ropa larga que cubra toda la piel, preferiblemente con camisas y pantalones largos”. En el caso de los bebés, dijo que “hay que ponerles tules para cunas durante la noche, para que puedan dormir sin la necesidad de recargarlos mucho de repelentes”.

Por otra parte, el funcionario aseguró que en esta temporada “sí tenemos la aparición del mosquito charquero o lagunero, denominado aedes albifasciatus, que es sumamente agresivo, pero no transmite enfermedad. Hay una gran cantidad debido a la presencia de charcos y lluvias constantes que hacen que se proliferen, especialmente en zonas alejadas de la ciudad y que no se pueden controlar fácilmente”. Ante esta situación, indicó que “estamos combatiendo con larvicidas locales para evitar la reproducción, lo que posibilitará mantenerlos dentro de los límites normales de la época”.
Cuidados y limpieza para evitar focos
Para cuando mueran los albifasciatus ( que volvieron a ser incluidos dentro del género “Aedes” tras algunos años de contar con un género propio con el nombre de “Ochlerotatus”), en unas tres a cuatro semanas si lo hacen por causas naturales, podrían haber iniciado varios ciclos de reproducción; por eso es imprescindible acatar las sugerencias de descacharramiento que apuntan a eliminar potenciales criaderos.
También revisar los patios luego de cada lluvia, y dar vuelta todo recipiente que pueda contener agua; evitar el cultivo de plantas en recipientes con agua, reemplazándola con arena húmeda o al menos cambiar el líquido día por medio, enjuagando la maceta.

COMENTARIOS