Desde EDEN Junín, el gerente Biancosino brindó algunas recomendaciones.
Desde EDEN Junín, el gerente Biancosino brindó algunas recomendaciones.
¿AIRE ACONDICIONADO Y VENTILADOR?

Este verano, el bolsillo “decide” cómo combatir las altas temperaturas

Relevamiento sobre lo que cuesta comprar aires acondicionados y sus distintas variantes, y el clásico ventilador de techo o de pie y el cómodo turbo.

Debido a los costos y al temor por las abultadas facturas, ya el aire acondicionado compite con los clásicos ventiladores.
Cuando los días de verano convierten los ambientes en “calderas”, surge la necesidad de refrescarlos y ver cuál de los electrodomésticos adecuados para ese fin se adapta a las necesidades y gustos de los usuarios. En ese marco, pese a la baja de ventas en relación al año pasado, los aires acondicionados son más buscados por estos días de intenso calor y sus valores, en los comercios locales, rondan entre los 12.500 (los tradicionales) y los 20.500 pesos (los Inverter) de 3.200 W, que es suficiente para aclimatar, por ejemplo, un ambiente de 4 x 6 metros. Un aire BGH HISENSE 3500W frío/calor se puede conseguir a 14.190 pesos, y es una muy buena opción para pasar el verano, y por qué no el invierno, ya que al ser frío/calor sirve para las dos estaciones.
No obstante, según coinciden en los comercios locales, el fantasma de las abultadas facturas de luz hace que muchos otros clientes se decanten por alternativas para atenuar el impacto energético, desde los tradicionales ventiladores -que vuelven a ganar terreno- hasta los modernos Inverter, que son más caros, pero gastan menos luz.
La tecnología Inverter, explican, es lo último en aires acondicionados split; permite un 50% de ahorro energético y un 35% menos de ruido de funcionamiento que los equipos tradicionales.
Un equipo de estas características de 5.500 frigorías cuesta alrededor de 50 mil pesos, y aunque son más caros que los modelos tradicionales, los especialistas aseguran que su vida útil es mayor.
En los locales de electrodomésticos coinciden en que no son pocos los clientes que los eligen por su eficiencia energética, para evitar sorpresas cuando les lleguen las próximas facturas.
Sucede que, con las tarifas actuales, se ha calculado que sólo el uso de un equipo pequeño ahora puede sumarle no menos de $ 1.000 a la boleta de cada mes en un hogar mediano, para un uso de diez horas. Es que el aire acondicionado aparece entre los electrodomésticos que más consumen, con 1,013 kilovatios por hora para el equipo de 2.200 frigorías.
Mientras que, por caso, un ventilador se consigue desde $900 hasta $3.000 y su uso medio no sumaría a la factura de luz más de $150 al mes.
Claro está que son cifras relativas, que varían con la categoría de cada usuario y las características del aparato y el tiempo de uso, pero los vendedores comentan que sirven de referencia a la hora de decidirse.
Desde los locales céntricos coinciden en que ahora se venden más los ventiladores, indudablemente por los costos de la energía eléctrica, y por el menor precio del aparato.
“En cambio los aires acondicionados, no sólo son más caros, sino que a la vez hay que instalarlos.Encima la gente le teme al consumo porque no sabe lo que va a pagar de luz”, describió.
Precisamente, en relación al costo de instalación hay que calcular entre 4 y 6 mil pesos, suma que varía según el tamaño del equipo a instalar y los accesorios.
Quien esté dispuesto a invertir en climatizadores también deberá evaluar si compra un equipo sólo frío o frío-calor. Estos últimos tienen la ventaja de que se pueden usar durante todo el año.
Si bien por lo general son más caros que los modelos sólo frío, permiten tener calefacción y ventilación en un solo equipo. Pero si en la casa ya hay otro medio de calefacción, un aire sólo frío será perfecto para hacerle frente al verano.
También están los modelos conocidos como smart que se conectan a la red wi-fi de la casa y a través de una aplicación descargada en un celular smartphone o tablet permite controlar el aire, desde encenderlo aunque no se esté en el hogar hasta elegir la temperatura deseada o apagarlo.
Para quienes no dispongan de espacio para instalar un aire split o quieran un equipo que puedan cambiar de ambiente, según la necesidad, están los acondicionadores portátiles, por ejemplo, uno frío calor de 3 mil frigorías cuesta entre 14 y 19 mil pesos dependiendo de la marca. Otros precios de referencia a tener en cuenta, en todos los casos intermedias y primeras marcas de equipos frío calor: de 2750 frigorías, 14 mil pesos; de 2200 frigorías, 13 mil pesos; de 4 mil frigorías, 20 mil pesos; de 4300 frigorías, 21 mil pesos y de 5500 frigorías, 35 mil pesos.

Desde EDEN Junín
Alejandro Biancosino, gerente comercial de la Sucursal Junín de EDEN, al ser consultado por este medio aconseja: “Lo que decimos es lo mismo que comenzamos a decir a principio de año en el trabajo en los barrios sobre el uso racional de la energía. Dentro de los consejos se encuentra la concientización del uso correcto del aire acondicionado”.
“Tenemos que cambiar muchas costumbres como dejar prendido el aire en el lugar donde no estamos, con ventana o puerta abierta. También existe la mala costumbre de que cuando se enfría el ambiente, nos tapamos”, dijo.
Biancosino recomienda ir mejorando y cambiando las conductas sobre el uso de cualquier otro artefacto eléctrico o electrodoméstico. “Por ejemplo, si abrimos muchas veces la heladera tiene otro consumo o si no tiene los burletes acordes; lo mismo ocurre si dejamos enchufados los televisores o cargadores de los celulares. Todo esto contribuye al consumo excesivo”, afirmó.

Alerta respiratoria
Profesionales de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria ofrecen algunas recomendaciones para esta época del año en la que tanto en las oficinas como en los hogares el aire acondicionado está constantemente encendido. Los médicos aclaran que, si bien el verano supone menos inconvenientes para la salud de las vías respiratorias, el abuso del aire acondicionado expone a cambios bruscos, humedad y agentes infecciosos o alergénicos que pueden provocar enfermedades-
“En el verano, puede que en muchas zonas el calor sea intolerable sin un resguardo fresco o la posibilidad de acondicionar el aire. Pero es de suma importancia tener en cuenta que la falta de ventilación en lugares cerrados, sumada a la deficiente limpieza de los filtros de los aires acondicionados conlleva a la acumulación de partículas alergénicas, como los pólenes, polvos domésticos y ácaros, aumentando además la posibilidad de infecciones al acumular gérmenes”, se informa.

COMENTARIOS