Fiorini considera que el reparto de fondos este 2019 es más justo para Junín.
Fiorini considera que el reparto de fondos este 2019 es más justo para Junín.
CÓMO SERÁ EL REPARTO PARA ESTE AÑO

Durante 2019 Junín va a recibir un 55% más de recursos por coparticipación

El cambio en los parámetros considerados para el Fondo de Financiamiento Educativo permitirá obtener más dinero por esta vía. A pesar de su peso específico, dentro de la Cuarta Sección Electoral hay ocho localidades que embolsan más fondos de Provincia. Entre los distritos de más de 60 mil habitantes, el nuestro es uno de los que menos obtiene. La cantidad de camas en hospitales sigue teniendo un gran peso en el índice.

Aprobados los presupuestos de la Provincia y del municipio, la administración comunal ya pueden establecer concretamente los fondos con los que va a contar nuestra ciudad para el año 2019 en base a lo estimado por recaudación y lo que se obtenga por el reparto de la coparticipación.
Precisamente, sobre este último aspecto, desde el Gobierno comunal afirman que los recursos que llegarán de la Gobernación por esta vía serán un 55% más que los del año anterior.
Esto surge de los cálculos hechos por la Provincia, a los que tuvo acceso Democracia. Así como se proyectó una transferencia de 350,6 millones de pesos para el año pasado, para el presente ejercicio se previó un traspaso de fondos coparticipables de 542,8 millones de pesos.
Esto estará conformado por recursos coparticipables directos ($360,3 millones), Fondo de Financiamiento Educativo ($77,4 millones), Descentralización Tributaria ($42,8 millones), Fondo FPS y SA afectado a planes sociales ($9,9 millones), Fondo FPS y SA afectado a tratamiento de residuos ($3,5 millones), Fondo de Fortalecimiento de Recursos Municipales ($20,5 millones), Fondo Municipal de Inclusión Social ($21,2 millones), y Juegos de Azar ($7,2 millones).
Si la inflación en el año que está comenzando fuese de algo más del 20%, como se estima en el Gobierno nacional, el alza de la coparticipación tendría un impacto beneficioso para las arcas municipales.
El senador por Cambiemos Juan Fiorini sostiene que esta mejora se explica, en gran medida, en la decisión del gobierno de María Eugenia Vidal de modificar los parámetros para establecer cuánto se destina al Fondo Educativo, que del 2018 al 2019 tendrá un incremento en Junín de más del 100%, pasando de $37,8 millones de pesos a más de $77 millones.
“Lo que se desprende de esto es que la coparticipación va a ser mejor para todos los municipios y, muy probablemente, el aumento esté por encima de la inflación –explica Forini–, y respecto a Junín, puntualmente, esto lo va a beneficiar más aún porque se cambió la forma de repartir los fondos educativos, que tienen un peso importante en el total, en donde ya no se tienen en cuenta aspectos de salud, en esta materia en particular”.

El “peso” de la salud
Fiorini habla de los “aspectos de la salud” porque, efectivamente, para el reparto de coparticipación hay parámetros vinculados al sistema sanitario que tienen una gran influencia en el número final. Inclusive en los ítems que no tienen relación directa con la salud.
¿Cómo es esto?
La provincia de Buenos Aires distribuye recursos a los 135 municipios por distintos conceptos de manera no discrecional y en función de variables objetivas establecidas por diferentes normativas.
Esos fondos, que se transfieren de manera diaria o mensual –según corresponda–, provienen de distintos conceptos, que ya fueron mencionados en esta nota, como Coparticipación Bruta, Descentralización Administrativa Tributaria, Juegos de Azar y otros.
La Ley 10.559 del año 1987 y sus modificatorias establece el Régimen de Coparticipación de la provincia de Buenos Aires. Allí se indica que la distribución de los fondos debe realizarse de manera diaria y automática, de acuerdo al porcentaje que le corresponde a cada Municipio según el Coeficiente Único de Distribución (CUD), actualizado anualmente por el Ministerio de Economía de la Provincia de Buenos Aires según diferentes variables establecidas por la misma ley.
El CUD está conformado por tres regímenes: un 58% correspondiente al Régimen General, basado en “proporción directa a la población” de cada municipio, “en forma proporcional a la inversa de la capacidad tributaria potencial per cápita ponderada por la población”, y “en proporción directa a la superficie” del partido. Otro 37% corresponde al Régimen de Salud, para lo que se tiene en cuenta la cantidad de establecimientos asistenciales de salud sin internación, de consultas médicas ambulatorias, de pacientes registrados en los establecimientos con internación, de egresos o altas de los hospitales, la cantidad promedio de camas y el porcentaje de ocupación de las mismas. Finalmente, el 5% restante corresponde al Régimen de Acción Social, que hace referencia a los servicios transferidos desde la Provincia a los municipios.
Como se ve, el peso de la Salud resulta clave en el reparto de fondos coparticipables. “Históricamente, el CUD tiene en cuenta la cantidad de camas y los servicios que prestan a través de los hospitales municipales, y como Junín no cuenta con un hospital municipal, ese número era muy inferior al resto de los municipios que sí lo tienen”, analiza Fiorini.
Es por ello que la cantidad de camas terminaba influyendo en rubros como educación, seguridad o infraestructura, que no tienen nada que ver con la salud.
En el gobierno de Junín confían en que el cambio en el Fondo Educativo, que ahora sí sólo toma variables directamente vinculadas con la educación, sea el primero de otros que vengan después y haga el reparto más justo.

>Coparticipación a Junín: comparación interanual

Junín en la provincia
Más allá de los cambios, los números demuestran que nuestra ciudad está lejos de ser de las más beneficiadas con la asignación del dinero disponible.
Entre enero y noviembre de 2018 (última estadística disponible) la Provincia repartió más de 82.816 millones de pesos entre los 135 distritos. De ese total, Junín recibió apenas $ 363.074.303. Hay otros 62 distritos que obtuvieron más fondos coparticipables.
Entre los 19 partidos con más de 60.000 habitantes del interior bonaerense, 16 fueron más beneficiados que el nuestro. De esta manera, La Plata, General Pueyrredón, Bahía Blanca, el Partido de La Costa, Tandil, Olavarría, Luján, Necochea, Azul, Chivilcoy, Campana, Berisso, Mercedes, Zárate, San Nicolás y Pergamino percibieron más recursos. Solamente Presidente Perón y Coronel Rosales cosecharon algo menos.
Si se hiciera el mismo análisis sobre la base de la Cuarta Sección Electoral, el resultado no será más benévolo. Aún cuando Junín es, claramente, la ciudad más importante, con la mayor cantidad de habitantes y el peso económico y territorial más influyente, esto no se ve reflejado en el reparto de coparticipación, ya que Chacabuco, Chivilcoy, General Villegas, Trenque Lauquen, Pehuajó, Lincoln, Bragado y Carlos Casares obtuvieron más fondos.

>Reparto en ciudades de más de 60 mil habitantes

Qué cambió
Con todo, Fiorini considera que el reparto está tendiendo a ser más justo y confía en que de cara al futuro se pueda lograr una mejor distribución aún.
“Ya en 2016, nuestro primer año de gestión, nosotros vimos que había, por lo menos una ineficiencia, en el reparto de esos recursos porque había, por ejemplo, un Fondo de Infraestructura, un Fondo de Seguridad y un Fondo Educativo, cuya base para el reparto era la cantidad de camas en un hospital municipal”, analiza el senador por la Cuarta Sección Electoral.
Esto quiere decir que se tenían en cuenta parámetros sanitarios para aportar a ítems que no están relacionados directamente con la salud.
En 2018 no hubo fondos de Infraestructura y Seguridad y tampoco los habrá en 2019. Por otro lado, se modificó para este año la forma de administrar el Fondo Educativo, un rubro que tuvo un peso importante en el año anterior, sobre todo a partir de los problemas de infraestructura escolar que quedaron evidenciados con la explosión de la Escuela Primaria N°49 Nicolás Avellaneda de Moreno, ocurrida el 2 de agosto, que dejó como saldo dos muertos.
“Ahora hay una nueva forma de reparto que sí tiene en cuenta componentes relacionados con la educación –continúa Fiorini– es decir que se va a tomar en consideración la cantidad de escuelas, el número de alumnos y otros, y eso a nosotros nos va a permitir tener una mejoría importante. Para 2019, Educación toma más relevancia que otras áreas y eso es beneficioso para Junín”.
Este fondo educativo representa el 14% del total de los fondos coparticipables que recibirá Junín.
Respecto del fondo de Infraestructura Municipal, que desapareció en 2018 y seguirá ausente este año, habrá una nueva forma de gestionar obras. Funcionarios de los diferentes distritos se fueron reuniendo con la Provincia y se acordaron fondos para obras puntuales, que no se van a realizar a través del CUD, sino que se desarrollarán en forma directa por convenios con cada uno de los municipios.
Fiorini asevera que estos cambios “fueron parte de la discusión que se fue dando en el año, sumado a las prioridades de la gobernadora en diferentes temas: el primer año creó los fondos de infraestructura y de seguridad para darle mayor relevancia a estos temas, y el año pasado se le dio más importancia a la educación, otorgándole más recursos a esta área”.
Para el senador juninense “esta es una decisión de darle prioridad a la educación y también es el resultado de las negociaciones que se fueron dando, en las reuniones que se realizaron en el Senado con el ministro de Economía, Hernán Lacunza, en donde se vio que en la Provincia son conscientes de que todo esto hay que ir modificándolo, pero también es cierto que los fondos son los que hay y deben repartirse, y lo que se le da a un municipio se le saca al otro”.

>Coparticipación en la Cuarta Sección Electoral

Más justo
La dificultad del reparto de los fondos coparticipables pasa, desde siempre, por encontrar un punto de equilibrio y de justicia para todas las comunas.
“Creo que estamos encaminados para lograr un equilibrio y cambiar un esquema que estaba perjudicando a algunos municipios por el simple hecho de no tener hospitales o geriátricos municipales, aunque sí tengan –como nosotros– muchos centros de atención primaria de la salud que no son ponderados en el cálculo del CUD. Y hay muchas variables más que se deberían tener en cuenta, ya se dio el primer paso con la educación, y seguiremos por el resto de los repartos”, confía Fiorini.
Desde el oficialismo en Junín explican que se va a reclamar “lo que se considere justo”, sin que ello vaya en detrimento de los demás: “Los que estamos en el Senado o en Diputados trabajamos para toda la provincia, aunque representando a la Cuarta Sección Electoral y a Junín, por lo tanto, siempre vamos a plantear lo que veamos que se pueda mejorar, siempre que sea justo y sin perjudicar a otros”.
Por todo esto, Fiorini sostiene que “el esquema para este año es más justo que el anterior”. Y profundiza: “Aunque todavía falta, se dio un paso importante que genera algo más de justicia. Siempre Junín va a estar por detrás de otros municipios de la Cuarta que tienen menos habitantes, pero eso es porque todavía tiene un peso importante la salud y el hospital municipal. Nosotros tenemos el nuestro, que es provincial, y recibimos los fondos para su funcionamiento a través del presupuesto bonaerense, por eso el servicio está garantizado e, incluso, allí tenemos cuatro obras en marcha en este momento, por lo que también los vecinos de Junín terminamos beneficiados”.

COMENTARIOS