Hay coincidencia en que una posible buena campaña del campo podría tener una influencia positiva en la economía.
Hay coincidencia en que una posible buena campaña del campo podría tener una influencia positiva en la economía.
ANÁLISIS DE LO QUE SE VIENE

Plantean expectativas moderadas para la economía local de cara al año 2019

Entre los referentes de distintos rubros predomina la cautela sobre una eventual reactivación en el próximo año. Una posible buena campaña para el campo y el hecho de que sea un año electoral son factores que podrían influir positivamente. Para la mayoría, la mejora recién se observaría en mayo o junio. Advierten que las negociaciones paritarias podrían desarrollarse en un escenario de conflicto.

Al término de un año muy complejo desde lo económico, Democracia convocó a referentes de diferentes rubros y actividades para analizar con qué expectativas arrancan 2019.
En general, predomina la cautela sobre una eventual reactivación en el próximo año y se pone el acento en dos factores que podrían tener una influencia positiva: una posible buena campaña para el campo y el hecho de que sea un año electoral. Con todo, la mayoría considera que, de haber una mejora, recién se observaría en mayo o junio.

“Consolidar el rumbo”
El rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit, observa buenas perspectivas para el año próximo ya que espera que en la economía de la región haya “una mejor respuesta de las que tuvimos en 2018 en las principales actividades, y eso va a impactar positivamente”.
Asimismo, considera que un año electoral, como 2019, “siempre genera expectativas”. Y profundiza: “Tanto el gobierno como las distintas oposiciones van a tener que ajustar la sintonía respecto a las demandas de la sociedad, y eso siempre es bueno para mejorar la democracia”.
Sobre la Universidad, aspira a “consolidar el rumbo”, en un año en el que también habrá elecciones de autoridades, tanto en las Escuelas como de rector: “Vamos a incorporar un nuevo año al Colegio Secundario, lo que nos va a dar una medida ya no de laboratorio sino de una institución más consolidada; en las carreras, con el cambio de autoridades, vamos a discutir cuáles van a ser las nuevas ofertas de la Unnoba; queremos desarrollar la Escuela de Oficios para ir a buscar a todos los que no llegan todavía a la universidad para brindarles capacitación y posibilidades laborales; y la educación a distancia, para encontrarnos con aquellos con los que no necesariamente tienen que llegar a las aulas”.

“Crecimiento sostenido”
El delegado provincial Renatre Buenos Aires Norte, Rodrigo Esponda, admite que el 2018 fue “un año sumamente difícil” aunque confía en que “el próximo va a ser mejor, porque hay sectores como la construcción, el agropecuario o las exportaciones que, claramente, están avanzando”.
El también presidente de la Coalición Cívica local remarca que la actividad agropecuaria “no es la única ni la más influyente, pero sí es un sector muy dinámico de la economía” por lo que, si se tiene un buen año en este aspecto, tal como se prevé, “eso se va a ver reflejado en un movimiento económico general en la región y tal vez el repunte sea más visible que en otros lugares, porque son zonas muy agrícola ganaderas”.
Finalmente, Esponda remarca que “es importante que, cuando empiece a mejorar, se dé un crecimiento sólido, sostenido, estable, de nada sirve tener picos de subas si después volvemos a lo mismo. Tenemos que tener una economía sólida, que genere ingresos y trabajo genuinos, y que nos permita un crecimiento sostenido”.

“Se ve complicado”
El flamante presidente de la Sociedad Comercio e Industria, Raúl Parejas, remarca que “es evidente que la situación no está bien, se ve complicado lo que se viene, a pesar de que el gobierno piensa que en abril o mayo se va a empezar a notar una pequeña reactivación”.
Y agrega: “La actividad comercial se ve muy afectada, ante esta presión tributaria y el desfasaje que nos provocan los bancos con lo caro que es mantener una cuenta corriente, sacar un préstamo, el descubierto o cambiar un cheque, y si a eso le agregamos que la gente tampoco está pasando un momento económico bueno, el panorama es difícil. Dios quiera que esto se revierta”.
Junto con autoridades de la Sociedad Rural de Junín (SRJ) y del Parque Industrial, planteó a los concejales y al secretario de Economía, Ariel Díaz, que revean las subas de tasas proyectadas para el próximo año: “Propusimos que el aumento sea menor, o se aplique paulatinamente, o que se postergue hasta más adelante. La reunión fue positiva, es bueno que nos escuchen y quedamos a la espera de una resolución, que esperamos que sea por el bien del comercio y la gente de nuestra ciudad”.

“Hay que ser cautos”
Para el presidente de la SRJ, Gustavo Frederking, la campaña de trigo “anduvo muy bien” y hay buenas perspectivas para el maíz y la soja. Sin embargo, advierte que el sector tiene “algunas complicaciones porque el tema crediticio prácticamente no existe, queda algo de las tarjetas o endeudarse en dólares, pero nada más, y eso es muy preocupante, porque el productor se apalanca mucho en el crédito”.
Respecto de 2019, considera que “hay que ser cautos”. Y añade: “Si todo se diera bien, sería positivo. Hoy el país depende mucho del campo, y si le va bien al sector, será positivo para el país. A nivel local vemos como positivo la afectación que se propuso para los caminos rurales. Pero en lo tributario nacional y provincial, es muy complejo. La capacidad contributiva del campo no da para más”.

“No somos ovejas”
El secretario general de ATSA, Héctor Azil, observa un panorama poco alentador para el próximo año: “En Junín, este fue un año en el que hubo cierres de empresas emblemáticas, despidos masivos, cosas que no pasaban en nuestra ciudad. No se vio algo similar en los últimos 30 años acá. Estas crisis son como cascadas, arrancan por las industrias, siguen por el comercio y terminan con los servicios”.
Para el histórico dirigente sindical, podría haber un escenario de conflictos laborales: “Hay dos temas a tener en cuenta. Por un lado, las paritarias, donde ya se está hablando de poner un techo. Y por el otro, una nueva intención de impulsar la reforma laboral, algo que adelantó el ministro Dante Sica. No somos ovejas que vamos mansamente adonde nos quieren llevar, vamos a tener que salir a defender el salario y las condiciones laborales de los trabajadores”.

“Están con cautela”
Guillermo Vega, presidente de la Cámara Pyme del Noroeste Bonaerense (Capynoba), sostiene que “la perspectiva es que, después de la cosecha, se reactive un poco la economía. El dólar alto va a permitir que el campo movilice o traccione a otras actividades, porque el consumo y el sector comercial está muy parado”.
Según su análisis, “a partir de mayo o junio se podría empezar a ver un poco de reactivación”. Mientras tanto, los integrantes de Capynoba “están todos con cautela, nadie quiere invertir porque están a la expectativa de lo que pueda suceder a partir del segundo trimestre”.

“Que se tomen medidas”
El presidente del Colegio de Martilleros y Corredores Públicos de Junín, Daniel Di Palma, evalúa para su sector “un 2019 con algunas dificultades producto de la desaceleración que se vio en la economía durante 2018”. No obstante, cree que “puede traer algún aire nuevo para la zona la próxima cosecha”.
Asimismo, destaca que el hecho de que sea un año electoral, podría hacer “que el gobierno tome algunas medidas para que esto deje de ser tan negativo como lo fue el 2018. De no ser así, estaríamos ante un panorama similar al de este año”.
Finalmente, señala que “durante el año 2017 se vio que, con líneas de créditos hipotecarios accesibles, la gente las toma”. Por eso considera que debería haber préstamos compra o construcción, “que son medidas que desalientan la especulación financiera y con las que se apuesta a la construcción, que es una actividad que dinamiza a la economía”.

“Que sea diferente”
El presidente del Consorcio del Parque Industrial, Gustavo Marsetti, advierte que “hay sectores industriales que son más optimistas y otros son más cautelosos”. Y profundiza: “Históricamente nos viene pasando que arrancamos el año con expectativas y creyendo, pero a medida que pasan los meses nos vamos desencantando. Esperemos que esta vez sea diferente y tengamos un buen año”.
Marsetti también cree un año electoral “hay que aprovecharlo” ya que estos períodos “normalmente tienen otro movimiento”.
Asimismo, destacó que las reuniones mantenidas con Ariel Díaz y con los concejales fueron útiles “para retomar el vínculo, que esperamos sirva para poder llevar adelante durante 2019 varias obras que fueron incluidas en el presupuesto anterior y no se hicieron”.

“Proteger el empleo”
Federico Melo, secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio, afirma que en su gremio están “expectantes y con mucha prudencia, hablando con muchas empresas” porque observan “que en los primeros meses del año próximo se espera un repunte, pero los números que se ven, lamentablemente, no son los mejores”. Por ello mantienen reuniones con representantes de comercios de grandes superficies “solicitando que se sostenga el empleo, que se proteja, que no se apresuren a desvincular”.
Según su evaluación, “la situación económica del país no es previsible a mediano plazo” porque “el gobierno nacional no ha podido dar certezas y no genera confianza”. Y agrega: “El 2019 es un año electoral y eso va a ser un factor que va a entrar en juego, pero no se ve una reactivación inmediata”.
En cuanto a la discusión paritaria que se avecina, opina: “Hay que dividir de acuerdo al sector. Si bien a nosotros a principios de año nos pusieron una pauta del 15%, después tuvimos la posibilidad de discutir libremente con las cámaras empresariales y llegamos a un aumento del 45% anual. Es distinto lo que sucede en el sector estatal donde el gobierno ofreció porcentajes irrisorios. Por eso hay que ver cada caso”.

“Va a ser muy difícil”
En su análisis, el presidente de la Federación de Sociedades de Fomento, Osvaldo Giapor, afirma: “Personalmente, siempre tengo expectativas muy buenas. Pero la realidad del país hace que uno no pueda creer en que suceda algún milagro el año próximo. Va a ser muy difícil para todos”.
El dirigente fomentista cree que “Junín va a tener la particularidad de tener los mismos problemas que tiene el país, pero no tan dolorosos, quizás un poco mitigados”.
Y concluye: “Las autoridades han dicho que las obras que se empezaron se van a terminar y eso nos da un alivio. Después, la inflación y la pérdida de credibilidad en los políticos, hacen que no tengamos grandes expectativas”.

COMENTARIOS