El terraplén de La Picasa hoy luce así.
El terraplén de La Picasa hoy luce así.
LO ASEGURARON DESDE UNIÓN FERROVIARIA

Tren: buscan habilitar el tramo Laplacette - Chacabuco y el terraplén sobre La Picasa

Con la reparación del viaducto sobre la laguna santafesina las formaciones de carga volverían a llegar a Mendoza desde Junín, por la traza original, ya que hoy deben desviarse hacia Venado Tuerto. Por su parte la empresa Grobocopatel transportaría los granos desde Ruta 188.

En el marco del Plan de Reactivación de los Trenes de Carga en el país, perteneciente al Gobierno Nacional, trascendió que en Junín y la Región se rehabilitarán dos tramos importantes para las formaciones que van a los puertos de Buenos Aires y Rosario.
Desde el gremio Unión Ferroviaria, José García, explicó a Democracia que entre marzo y febrero comenzarán los trabajos de reactivación de la “vía muerta”, entre Chacabuco y Laplacette, que desde hace décadas “se encuentra inactiva”.
Esa traza será usada por los cargueros para transportar los granos de la empresa Grobocopatel, desde la planta ubicada sobre Ruta 188, (kilómetros 184.5) hacia el puerto de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
En esta misma línea, el gremialista informó que el Gobierno está estudiando reacondicionar el terraplén del Ferrocarril San Martín sobre la Laguna La Picasa que se encuentra intransitable desde la inundación de febrero de 2017, ya que el agua lo había desestabilizado y destrozado.
“En una reunión durante este mes, Hidráulica se comprometió con Trenes Argentinos Infraestructura a reparar el terraplén, las vías y durmientes” sobre la mencionada laguna que “se encuentra inhabilitado desde hace cerca de dos años”, dijo el gremialista.
Y aclaró que “a través de los trabajos de canalización, se está esperando que descienda la cota de agua”. Si se realiza el reacondicionamiento comprometido, los cargueros que provienen desde Buenos Aires, y que pasan por nuestra Región, podrán volver a conectarse de manera directa con Mendoza.
Actualmente, con el tramo interrumpido en esa laguna del sur santafesino, entre Diego de Alvear y Aarón Castellanos, hoy los cargueros que actualmente circulan por Junín con dirección a Cuyo desvían el trayecto en Saforcada hasta Venado Tuerto desde donde retoman hacia Rufino con la traza original, evitando La Picasa, y sumando más kilómetros al recorrido original.
Lo mismo sucede con los automóviles que hoy deben tomar la Ruta 8, a la espera del arreglo de la elevación en Ruta 7 o la construcción de la variante proyectada en el plan de obras por Participación Pública Privada (PPP) sobre la Picasa, que además contempla la transformación de ruta segura entre Junín y San Luis.
Por otra parte, las formaciones de Trenes Argentinos Pasajeros podrían regresar a Rufino, sumando paradas intermedias como Vedia, desde Retiro que actualmente tiene a Junín como estación terminal. Es de estacar que hoy el servicio se encuentra limitado hasta Caseros, ya que con la obra del viaducto en Capital Federal la estación Retiro está inoperativa.



Mantenimiento de las vías
Con respecto al trayecto entre nuestra ciudad y Retiro, García destacó: “El estado de los rieles en Junín es aceptable para la utilización que se le da con respecto a la velocidad de las formaciones de carga y pasajeros, ya que se le hace un mantenimiento seguido, pero sería mejor una buena renovación”.
“Este año se hicieron unos trabajos entre Saforcada y Teodelina de 15 kilómetros de vía donde se cambiaron 8.400 durmientes y se pusieron 2.400 metros de rieles nuevos. Se hicieron tres puentes y cuatro pasos a niveles, de los cuales dos fueron de asfalto sobre las rutas 65 y 50”, informó.

Renovación Mendoza - Rosario
Continuando con el diálogo, García indicó que, dentro del Plan de Reactivación, “se están instalando cuatro obradores en Nueva Escocia y Chalanta (San Luis), Rufino (Santa Fe) y Santa Teresa que se usarán para hacer el recambio de durmientes y rieles en el tramo entre Rosario y Mendoza, trabajos que ya fueron anunciados recientemente de unos 1000 kilómetros de longitud y que generaran 3.800 puestos laborales.
En el marco del G-20, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y la empresa China Railway Construction Corporation Limited (CRCC) firmaron el primero de una serie de contratos comerciales para potenciar las inversiones y el desarrollo de la infraestructura de transporte en nuestro país.
Con estas obras, se renovarán las trochas del ferrocarril San Martín entre las localidades de Palmira, Justo Daract, Rufino, y Santa Teresa hasta los puertos de Rosario, Villa Constitución y Buenos Aires.
En noviembre último, desde la empresa Trenes Argentinos Infraestructura informaron a Democracia que en este proyecto recientemente licitado no estaba comprendida la obra para recuperar el terraplén ferroviario que cruza por la laguna La Picasa, pero ahora, con los anuncios de Hidráulica, vuelve a ser un objetivo clave en la reactivación ferroviaria.
“La idea principal es que el ramal San Martín, a la altura de Rosario, se conecte con el Mitre, ramal que ya está renovado, para bajar hacia el puerto de Capital Federal”, explicaron desde la empresa estatal.
La primera etapa del proyecto, conlleva una inversión de 1.089 millones de dólares para obras de mejoramiento y renovación de 1.020 kilómetros de vías entre Rosario y Mendoza más la construcción de 220 kilómetros de vía nueva entre Rufino y Santa Teresa, Santa Fe.
Además, se modernizarán los puentes, alcantarillas, pasos a nivel de la traza y los desvíos de cruce para que se puedan incorporar trenes más largos y reducir en un 55% promedio los costos de transporte, lo que generará un ahorro de más de 200 millones de dólares al año en costos logísticos.
En una segunda etapa se incluirán obras como el señalamiento de toda la traza y obras de circunvalación y algunos desvíos, empalmes y el señalamiento. Con los trabajos finalizados, se espera pasar de 1,5 millones de toneladas transportadas al año a 3 millones en 2025, y posteriormente a 8 millones en 2030.

COMENTARIOS