Repuntaron las ventas por Navidad y trajeron algo de alivio al comercio local.
Repuntaron las ventas por Navidad y trajeron algo de alivio al comercio local.
CONSUMO

Ventas navideñas le dieron “un pequeño respiro” a los comerciantes de la Ciudad

Lo afirmó a Democracia el flamante presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín, Raúl Parejas, que aclaró que es insuficiente para revertir la caída anual del sector. Según la CAME, el descenso interanual fue del 9 por ciento.

Las promociones y estrategias de venta durante esta Navidad trajeron un leve alivio al comercio juninense, pero insuficiente –según aseguraron desde el sector- para contrarrestar los efectos de un año signado por la caída del consumo y la elevada inflación.
“El panorama es bueno, fue muy importante la Noche de Compras que se hizo el sábado, pero ya desde el viernes comenzamos a notar un repunte importante en las ventas”, afirmó ayer a Democracia el flamante presidente de la Sociedad Comercio e Industria de Junín (SCIJ), Raúl Parejas.
“Esto nos dio un pequeño respiro a los comerciantes, pero por supuesto que es algo pasajero, esperamos un movimiento a fin de año y tenemos esperanzas en lograr otro repunte en Reyes, pero estamos terminando un año que no fue bueno, desde abril hasta acá fue una caída constante en las ventas, con una inflación alta, que va complicando cada vez más”, explicó.
Y advirtió que se reunieron con la gerente del Banco Provincia para estudiar medidas por los “cheques rechazados, que pueden generar problemas en las cuentas corrientes y en la cadena de pago”.
“Para muchos comercios va a ser muy difícil pasar el verano, por eso estamos dialogando con el municipio para llegar a un acuerdo sobre la suba de tasas, que es desmedida y va del 35 al 43 por ciento, cuando el Gobierno nacional habla de una inflación anual del 22 por ciento”, dijo.


Ventas minoristas cayeron un 9%
En este escenario, las ventas navideñas de los comercios minoristas cayeron 9% anual en un marco de recesión económica y caída del salario real, lo que llevó a los consumidores a endeudarse con las tarjetas de crédito por falta de efectivo.
Según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los comercios no solo registraron menos ventas en cantidades sino también gasto promedio de los clientes respecto de un año atrás.
El ticket promedio se ubicó en los 870 pesos, un 31,2% por encima de la misma fecha del 2017 pero 17 puntos porcentuales por debajo de la inflación registrada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) en el mismo período.
"El consumidor gastó menos este año y priorizó vacaciones y escapadas por sobre el consumo de bienes, por lo que las ventas navideñas en los pequeños y medianos comercios cayeron 9% anual", dijo la CAME en un comunicado.
En los locales al público, las ventas bajaron 10,6%, mientras que en la modalidad online subieron 4,3%.
La venta por internet viene cobrando fuerza, modificando los hábitos de demanda de las familias, que cada vez más se inclinan a comprar sin pasar por el local.
De todos modos, como la participación aún es baja, no alcanzó a compensar la fuerte caída en los comercios físicos, indicó la cámara empresaria.
Los datos surgen de la medición realizada por CAME entre el 22 y 24 de diciembre en 2.380 comercios pequeños y medianos del país.
"Fue una Navidad muy tranquila. Hubo descuentos muy agresivos de las grandes cadenas comerciales y en los shoppings que le quitaron público a los negocios de barrios, avenidas o centros a cielo abierto, y a aquellos con menos margen para hacer política de precios", describió la CAME.
Los comercios se las "rebuscaron" para ofrecer promociones, con descuentos de entre el 40% y el 50%, resignando rentabilidad para obtener liquidez y terminar stocks que quedaban de las temporadas anteriores.
"No se notó el espíritu navideño de otros años. Para muchas familias, el regalo de esta festividad fue un viaje a la costa o hacia lugares de escapadas, lo que también resintió la venta de bienes, aunque menos la de servicios", dijo CAME.

Menos juguetes
Como se dijo, la fuerte caída registrada en el consumo a lo largo del año por efecto de la devaluación y la inflación impactó también en las compras de Navidad y las ventas de juguetes registraron una caída de casi 20% con relación a 2017.
En términos generales, todos los segmentos han presentando retrocesos debido a la recesión que está atravesando la economía argentina, según advirtió un informe elaborado por la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ).
La comercialización de artículos del segmento denominado Primera Infancia registró una baja del 16,8% y los didácticos y material educativo cayeron 15,3%, siendo los dos rubros que acumulan más del 40% de participación en el mercado.
La venta de juegos de mesa experimentó en la medición interanual una baja del 16,8% y las de autos y camiones, un retroceso del 17,5%.
Los que más cayeron -aunque tienen poca relevancia en el mercado- fueron: Instrumentos musicales de juguete, con un derrumbe del 33,8% y Juguetes con radio control y motor incorporado, con el 31,8%.
De acuerdo con este sondeo, las ventas de la temporada de fin de año evidenciaron una caída en las unidades vendidas del 19,8% respecto de igual período de 2017.
Los rubros que menos cayeron fueron los que tradicionalmente tienen un mejor desempeño en esta etapa del año, es decir, productos de aire libre como pelotas inflables, globos de agua, barrenadores, lanza aguas, andadores, monopatines y artículos de playa.
Al respecto, el presidente de la cámara, Matías Furió, informó que el ticket promedio fue este año de $400 pesos por juguete y que la industria nacional, al haber resignado rentabilidad, incrementó los precios solo un 37% interanual a pesar de los aumentos en los costos de producción, los cuales acumularon un 200%, principalmente por el costo de la materia prima.
En un informe, la entidad señaló que la caída en el consumo se produjo pese a las "diferentes promociones con bancos y comercios con el objetivo de estimular las ventas de los últimos meses que venían registrando en el período septiembre-noviembre, un retroceso del 40% en unidades salidas de fábrica".
Al respecto, la cámara lanzó ofertas tipo 2 x 1, 3 cuotas sin interés con Ahora 3, descuentos de hasta el 50 % por pago en efectivo, promos y vouchers de regalo en compras a partir de un mínimo en centros de cielo abierto nucleados en FECOBA.
"Estas acciones permitieron dinamizar las ventas en la última semana que además, se sumó un factor que jugó en contra como las tormentas del jueves y viernes pasado", indicó el directivo.
Dentro del segmento de los juegos de mesa, los más significativos en las ventas actualmente son el Pastelazo y los clásicos como el Juego de la Oca y el Ludo que fueron incluidos en Precios Cuidados a $280 como así también el ajedrez, el Carrera de Mente, el Jenga y el TEG.
Los productos más solicitados en el segmento de figuras de acción y fantasía son la Liga de la Justicia, Dinosaurios, Transformers y Hombre Araña, agregó la cámara.
La categoría que más participación tiene en el total de ventas de juguetes es la de primera infancia con productos como alfombras, caminadores, mesas de actividades, juguetes de arrastre, sonajeros, mordillos, entre otros.

COMENTARIOS