Martilleros sostiene que el aumento es de un 25% con relación al año pasado.
Martilleros sostiene que el aumento es de un 25% con relación al año pasado.
LA CANASTA DE BIENES Y SERVICIOS INCREMENTÓ UN 55%, LO QUE MOTIVA HACER VIAJES GASOLEROS

Vacaciones 2019: los gastos que deberán afrontar los juninenses para ir a la Costa

El precio para el combustible -ida y vuelta- y poner a punto el auto, ronda los 11 mil pesos. Según el Colegio de Martilleros, los alquileres aumentaron un 25%. Destacan el crecimiento de los destinos locales sobre los internacionales, y que las estadías no superarán la semana.

Con el inicio de las vacaciones de verano 2019 cada vez más cerca, muchas familias se encuentran ultimando detalles de sus planes para alquilar departamentos, casas u hoteles, y subirse al auto para partir hacia la Costa Atlántica.
Estudios realizados por distintos operadores y cámaras del sector -desde Booking, Airbnb y Hoteles.com hasta Viajala, Alquiler Argentina y la Cámara de Martilleros de Mar del Plata y Pinamar- destacan el crecimiento de los destinos locales por sobre los internacionales, pero que las estadías promedio para este verano no superarán la semana.
Este verano, los conductores que deban poner a punto el automóvil para salir a la ruta deberán tener en cuenta un presupuesto que subió a la par del dólar, además de los combustibles que aumentaron un 70 por ciento anual.
Por ejemplo, el viaje de Junín a Mar del Plata (573 kilómetros) puede tener un costo base que ronda los 11 mil pesos, cifra que contempla un cambio de aceite y filtros ($ 3 mil), la alineación y balanceo ($ 2.000) y el precio de ir y volver de la playa ($ 6 mil de nafta). El cálculo se basa en un auto de gama media de 4 puertas con motor 1.6.
El problema lo tendrán quienes durante el año no hicieron el mantenimiento, ya que la devaluación encareció los precios: cambiar la batería (antes $ 3.000 ahora $ 4.000) y las cubiertas (antes $ 1.000 ahora $ 2.000) fueron los elementos que más sufrieron la suba.
Si se considera el viaje en colectivo, el tramo desde nuestra ciudad a La Feliz tiene un valor de entre los 1200 y 1500 pesos por persona, contra los $ 330 y $ 660 que le cuestan los boletos de trenes a los porteños que parten desde Plaza Constitución (CABA).

Los alquileres
Luego del salto del dólar que pasó de 31 a casi 42 pesos, el Colegio de Martilleros de Mar del Plata publicó su tarifario de alquileres y anunciaba que un departamento para tres personas cerca del mar iba a costar 13.500 pesos la quincena en enero en ese balneario.
Desde el Colegio sostienen que en relación al año pasado, el aumento de los precios es de un 25 por ciento, mientras que la Defensoría del Pueblo de la Provincia asegura que los incrementos son de un 50% en las playas bonaerenses.
A raíz de esta problemática y el constante aumento de precios tras la devaluación, desde la plataforma Booking.com advirtieron que la mitad de los turistas optarán por unas vacaciones “gasoleras” e incluso precisaron que 3 de cada 4 argentinos evalúa viajar fuera de temporada para abaratar costos.
Además, precisaron que “en el 2019, los viajeros van a priorizar las experiencias y focalizar sus presupuestos en las mismas”. Es que el 59% planea gastar más dinero en espectáculos y atracciones el año próximo, en comparación con el 2018.
Por ejemplo el alquiler de una vivienda de tres dormitorios más dependencia, en la ciudad costera de Pinamar, ronda los $ 65.000 para la primera quincena de enero como precio estándar.
Para tener una idea de otros valores, el Centro Profesional de Martilleros y Corredores Públicos de ese balneario expuso que una casa de dos habitaciones cuesta $ 29.000 por semana, en promedio. En cambio, un triplex para cuatro pasajeros a unas siete cuadras del mar ronda los $ 35.000 la quincena.
En Mar del Plata, el valor de un departamento de tres dormitorios, con tres baños y cochera en un edificio de primer nivel frente al mar, en Punta Mogotes, ronda los 4000 pesos por día en la primera quincena del año. "Las estadías son de siete días, la gente ahora mira la semana, perdida en algún momento de enero y febrero", sostuvieron desde una inmobiliaria.
Viajando por agencias de turismo, con Flamingo Travel, unas vacaciones en enero a Villa Gesell de 6 días y 5 noches con desayuno incluido, tiene un valor de $ 5.290 por persona, mientras que con media pensión cuesta $ 6.790. En tanto a Mar del Plata por 4 días y 3 noches, con desayuno vale $ 3.790 y $ 4.690 con media pensión.
La empresa Ma-Li-Yo ofrece viajes a La Feliz por 4 días y 3 noches a 3.600 pesos para los dos primeros meses del año, mientras que a Gesell el valor es de $ 5 mil en enero y 6 mil pesos en febrero, pero con una noche más.

La canasta de bienes y servicios, 55% más cara
Según un estudio de la Universidad Nacional de Avellaneda, la canasta de bienes y servicios para estas vacaciones de verano se encareció un 55% con respecto a la temporada estival del año pasado, y será superior a 37 mil pesos, llegando hasta casi 51 mil.
El informe del Observatorio de Políticas Públicas de la casa de altos estudios de Avellaneda contempló tres tipos de salidas: las más económicas incrementaron su valor un 179,8% en los últimos tres años, mientras que unas denominadas “selectivas” lo hicieron 177,3% en igual período, experimentando una suba menor las “premium”, con mayores lujos, cuya alza fue del 170,5%.
De esta manera, el sector más humilde de los turistas, pasó de un gasto aproximado de $13.342 en 2015, a abonar $18.973 en 2016, $23.767 el año pasado y $37.337 en la temporada actual. La categoría selectiva tuvo una progresión que comenzó con $15.970, aumentando año tras año a $22.961, $28.694 y hoy tendrá que abonar unos $44.278. Finalmente, los más pudientes pasaron de $18.846 en 2015 a $26.677, luego $33.050 y actualmente deberán desembolsar $50.973.
El relevamiento precisó que vacacionar tendrá un mayor impacto sobre el salario de los argentinos. Es que en 2015 equivalía al 102% de un salario promedio, mientras que la actualidad ese porcentaje llegó hasta el 132%.
En ese sentido, indicaron que “el ajuste incluye menos tiempo de estadía; destinos, hospedaje y pasajes más económicos; y resignar gustos durante la estadía”, mientras que sobre la conducta de los turistas agregaron: “La tendencia es vacacionar por menores períodos de tiempo frente a la tradicional quincena o mes completo”.
Es así que el 74% está dispuesto a viajar fuera de temporada o compartir su viaje para abaratar costos. En ese sentido, el 52% se mostró dispuesto a quedarse en un alojamiento ubicado fuera del centro.
“Además, el 69% reveló que le da más importancia a las experiencias que a las posesiones materiales, una tendencia que continúa en lo que respecta a actividades, espectáculos y atracciones”, concluyeron los expertos.

COMENTARIOS