De cada 10 aspirantes a profesores, 4  están por debajo del promedio esperable
UN TRABAJO PRESENTADO POR EL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

De cada 10 aspirantes a profesores, 4 están por debajo del promedio esperable

Es el resultado que arrojó el informe nacional de las pruebas “Enseñar”, que se hizo sobre estudiantes avanzados de todo el país y que abarcó a Junín y Chacabuco. Las opiniones de especialistas de nuestra ciudad.

Un trabajo sobre el nivel de preparación de estudiantes avanzados de las carreras de profesorados de todo el país arrojó el alarmante dato de que cuatro de cada diez de ellos están por debajo de lo esperable en áreas básicas.
El estudio fue presentado esta semana por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro. Se trata del informe nacional de la primera evaluación diagnóstica “Enseñar”, de la que participaron casi 12.000 estudiantes avanzados de profesorados del país, y cuyos resultados señalaron que el 40% está “por debajo del promedio” en áreas básicas.
Durante la presentación del estudio, del que participaron 11.941 estudiantes de 464 institutos de formación docente de 23 provincias (a excepción de Neuquén, que no participó por cuestiones gremiales), el ministro anunció también la creación de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación de la Calidad de Formación Docente (Cneac).
Los futuros docentes fueron evaluados en dos áreas básicas: comunicación escrita (extracción de información, interpretación y reflexión) y criterio pedagógico (planificación de la enseñanza, proyección de estrategias y evaluación).
Los resultados de los saberes fueron agrupados en tres niveles: el 40% de los estudiantes fue calificado “por encima del promedio”, el 20% como “promedio” y el otro 40% “por debajo del promedio”.

El 50% de los que ya se desempeñan en la docencia se ubicaron en el nivel superior.

Con respecto a la lectura, aquellos que se ubicaron por encima del promedio lograron localizar “información literal o parafraseada en cualquier lugar del texto” e “identificar ideas centrales y secundarias vinculando paratextos”.
En la escritura los estudiantes con nivel superior al promedio demostraron un “alto dominio de la capacidad de producir textos autónomos y coherentes”, mientras que los ubicados en el nivel promedio mostraron ser “escritores ordenados con dificultades para utilizar la trama argumentativa”.
En tanto, en el área de criterio pedagógico los estudiantes con nivel superior al promedio “lograron un alto dominio de las capacidades de planificación y proyección de las estrategias educativas”, mientras que aquellos con nivel promedio tuvieron dificultades en la “evaluación de los aprendizajes”.
“Los resultados no son tan malos como sospechábamos, pero tampoco son buenos”, reconoció Finocchiaro.
Asimismo, el estudio señaló que el 50% de los alumnos que ya se desempeñan en la docencia se ubicaron en el nivel superior al promedio, mientras que el 80% de los participantes en “Enseñar” fueron mujeres y la mitad tenía más de 25 años.
El informe concluyó además que el 57% de los evaluados proviene de hogares con madres que no finalizaron los estudios secundarios, pero que esa variable “parecía no influir en sus desempeños”.
Enseñar” también mostró que el 70% de los cargos directivos están cubiertos por mujeres y que la mayor parte de quienes ocupan esos puestos en el sector estatal accedieron por concurso jurisdiccional, mientras que en el sector privado la principal forma de acceso es a través de concursos organizados por las instituciones.
“El Consejo Federal de Educación debatirá en febrero el carácter obligatorio de esta evaluación, que no se hará en 2019”, adelantó por su parte la secretaria de Evaluación Educativa, Elena Duro.

Opiniones locales
Emilse Marini, jefa regional de Educación, afirmó a Democracia: “El año pasado se hicieron en Junín y este, en Chacabuco, la calidad educativa de los institutos es una preocupación de la Provincia, por eso se están analizando los diseños curriculares y se están implementando concursos de directores”.
Y añadió: “El gran problema que tienen los estudiantes es que además de cursar seis horas diarias, muchos trabajan, situación que dificulta el estudio, por lo que se están evaluando realizar cursadas on line, con un encuentro presencial mensual”.
“Esto repercute en todo el sistema educativo, en todos los niveles”, advirtió.
Para la magíster en Análisis del Discurso y profesora que participó de la corrección de las pruebas Enseñar” Florencia Baez Damiano, “las evaluaciones confirman la necesidad de reforzar la formación en materias que sensibilicen a los futuros docentes en torno a distintos fenómenos, algunos de ellos vinculados a la escritura y la lectura aunque no exclusivamente. También se requiere mejorar la formación en las materias específicas de cada profesorado que les permitan ser críticos y reflexivos sobre sus propias prácticas, evitando enseñar posteriormente los contenidos desde el sentido común”.

Para la especialista, “la formación docente se enfrenta hoy a una tarea que no había tenido en otras épocas, la necesidad de perfeccionarse para poder ir al ritmo de la producción de conocimientos, es por ello que la tarea de enseñar implica mucho más que transmitir conocimientos de una disciplina”.
Y amplió: “Las evaluaciones Enseñar tienen como objetivo aportar elementos de diagnóstico, pero es un aspecto limitado de la experiencia educativa. Lo interesante es señalar qué se debería hacer y cómo para mejorar la calidad de los docentes, estos datos no son aportados por las pruebas y, en definitiva, es lo más complejo del problema”.

COMENTARIOS