Centro Comunitario Amcipa: Contención y apoyo para los chicos del barrio Villa del Parque
INSTITUCIÓN SOLIDARIA

Centro Comunitario Amcipa: Contención y apoyo para los chicos del barrio Villa del Parque

Desde el 2010 brinda la merienda y apoyo escolar todas las tardes. Además dictan talleres que permiten a los vecinos adquirir herramientas y capacitaciones con salida laboral.

Podría decirse que todo empezó en mayo de 2010 cuando el Centro Comunitario Amcipa se puso en marcha, gracias a la adquisición de un predio en el que pudieron comenzar a realizar distintas actividades para ayudar a las familias del barrio Villa del Parque, especialmente a los más chicos, pero la verdad es que todo comenzó mucho antes.
Liliana Garate, coordinadora, fue la precursora del Centro comunitario que hoy no solo continúa desarrollando sus actividades, brindando la merienda y apoyo escolar sino que suma talleres, siempre pensando en la contención de los chicos y las familias.
En la búsqueda de un lugar para poder desarrollar las tareas, gracias a quien en su momento era presidente de Amcipa, Horacio Ferrari se concreta la compra de un predio de dos hectáreas en donde hoy funciona el centro.

Más de 8 años
Amcipa se hizo cargo de los gastos de mantener un matrimonio de caseros que están en el centro comunitario y el pago de la energía eléctrica pero el centro no cuenta con ayuda alguna del estado.
El resto de las actividades está a cargo de los coordinadores y voluntarios que con esfuerzo le dan la merienda a los chicos y apoyo escolar, la tarea fundamental del centro, de lunes a viernes, por la tarde.
Para la compra de leche y alimentos, algunos voluntarios (como empleados de Afip) colaboran con una cuota voluntaria cada mes y se solventan no solo lo alimenticio sino también material didáctico, útiles escolares y demás.
Asimismo, algunos particulares realizan donaciones así como dos panaderías donan las facturas del día anterior para la merienda.
Liliana es el alma mater del centro y coordina cada una de las actividades y el nexo con las familias, también colaboran madres.

Talleres y cierre de año
A través del tiempo se fueron sumando talleres, se implementó una huerta familiar, con ayuda del Ministerio de Desarrollo Social hace cuatro o cinco años.
La gente no solo puede utilizarla para consumo propio sino también para vender.
A fines de diciembre realizarán la celebración de cierre de año.
Con otro proyecto obtuvieron juegos para una plazoleta ya que en Villa del Parque no hay una plaza pública. Estos están abiertos a la comunidad.
Asimismo, adquirieron un horno pizzero, una cocina industrial, una amasadora industrial y una embutidora.
Tras un convenio con el Centro de Formación Profesional 402 y se dio un curso de cocinero para restaurante, con la idea de permitirles a los adultos del barrio tener una herramienta más.
Este año con apoyo de Sedronar, se dictan actividades recreativas con los chicos que asisten, talleres de cocina y cuentan con un taller de tejido.

COMENTARIOS