Alerta en Junín: aparecieron decenas de alacranes en la zona de quintas
EL HOSPITAL DE JUNÍN CUENTA CON UN ANTÍDOTO

Alerta en Junín: aparecieron decenas de alacranes en la zona de quintas

Recomiendan profundizar la higiene para que no haya cucarachas, que son el principal alimento de estos animales, que se encuentran en lugares frescos y húmedos. En febrero último, un niño de cuatro años estuvo grave por la picadura de un alacrán venenoso en Vedia.

Vecinos de la zona de quintas de Junín denunciaron la aparición de decenas alacranes –aunque no serían peligrosos-, los cuales fueron hallados esta semana y pusieron en alerta a la población, sobre todo a partir de los antecedentes de casos de niños que fueron picados en la Región y en distintos puntos del país.
Por el momento no se registraron casos de picaduras de alacranes, aunque llamaron a los vecinos a tomar las medidas de precaución necesarias para evitarlas.
Recomiendan medidas para evitar la proliferación de estos animales y en caso de picaduras no realizar tratamientos caseros, aplicar hielo, consultar rápidamente al médico y si es posible, identificar el insecto.
Además plantean profundizar la higiene para que no haya cucarachas que son el principal alimento de estos animales, y evitar andar descalzo por lugares donde hay barro, ya que los alacranes se encuentran en lugares frescos y húmedos, donde no hay sol.
Desde el Hospital Interzonal, Patricia Barisich explicó a Democracia que “hay una dosis para picadura del escorpión venenoso que por suerte no es el que circula en la zona. No obstante esto, por las distancias de la provincia tenemos una dosis”.

El caso de Vedia
Cabe destacar que en febrero último, un niño de cuatro años estuvo grave por la picadura de un alacrán venenoso en Vedia. Su mamá, Guillermina Velásquez, había contado a Democracia que primero lo llevaron al hospital municipal y desde allí lo derivaron en ambulancia al HIGA de Junín, donde no había antídoto, por lo que tuvo que ir a buscarlo a San Nicolás. “Lo que vivimos fue terrible”, expresó.
Francisco estaba junto a su familia en la casa de unos amigos, en Vedia, cuando fue picado por el alacrán, de la especie más peligrosa que habita en esta zona.
Su mamá, Guillermina Velásquez, contó que tras detectar la picadura, procedieron a ponerle hielo y llevarlo al hospital municipal de Vedia, desde donde fue trasladado en ambulancia, junto a una enfermera y el pediatra, al Hospital Interzonal General de Agudos de Junín.

COMENTARIOS