Calle colectora de Ruta 188, inundada.
Calle colectora de Ruta 188, inundada.
LA FURIA DEL CLIMA

Fuerte temporal de viento y lluvia en Junín: evacuaron a una embarazada y a su marido

La pareja fue trasladada al Centro de Evacuados por personal de Defensa Civil. La lluvia caída rondó entre los 55 y 60 milímetros y hubo muchos inconvenientes de transitabilidad por las calles inundadas o anegadas en algunos barrios de nuestra ciudad.

Una joven pareja del barrio Los Totoreros debió ser evacuada debido a las intensas lluvias y a la precariedad del lugar donde vivía, como así también el riesgo a la salud de la mujer, que cursa un embarazo de 8 meses.
Debido a las fuertes lluvias registradas en la víspera, entre 55 y 60 milímetros, hubo varias arterias anegadas en distintos barrios de Junín como así también árboles y ramas caídas. Cabe apuntar que hubo calles inundadas, con el agua de cordón a cordón, que provocaron muchos inconvenientes en el tránsito.


Evacuados
En cuanto a evacuados, desde Defensa Civil del Municipio se supo que hubo una sola pareja del barrio Los Totoreros, la mujer en avanzado estado de gestación.
En diálogo con Democracia, Eduardo Naya, a cargo de Defensa Civil del municipio, explicó que durante la importante tormenta de lluvia y viento a la mañana de la víspera, hubo varios sectores de la ciudad anegados, no así inundados.
Afirmó que hubo un solo caso de evacuados registrado en la repartición a su cargo, que debido a la precariedad de la vivienda que habitan, se consideró pertinente trasladarlos al Pioneer. Según lo explicado por el funcionario, la mujer cursa un embarazo de 8 meses y ante esa situación decidieron darle asistencia social y de salud en un lugar seguro.
“Tengo que aclarar que no hubo barrios enteros inundados, sino algunas casas, es decir fueron casos aislados, por estar construidas en terrenos bajos. Lamentablemente algunas casas fueron construidas hace muchos años y no tomaron niveles y entonces ahora la casa quedó baja con respecto a la calle”, dijo Naya.
En cuanto a la pareja de evacuados, manifestó que una vez trasladados al Pioneer iban a asistirlos con alimentación y especialmente en materia de salud, debido al estado de la mujer, especialmente. “La casa es muy precaria, con ‘chapas apoyadas’. Es una barbaridad que estén viviendo ahí, no podíamos dejarlos”, acotó.

“Escurrió el agua”
Aclaró que por la tarde, en casi todos los barrios anegados por la mañana, se había escurrido el agua en gran parte. “Es difícil decir que la situación no es tan grave a la persona que está en esa situación. Hay barrios, como Los Totoreros (ubicado en cercanías de la Escuela N° 17) que están en una zona complicada, con calles de tierra blanda, no consolidada. Otros, como el Norte, donde el agua está escurriendo un poco mejor, por el canal y las bombas. Hay lugares donde se puede poner bombas de desagote, como en Los Perejiles, pero en otros no. La bomba se pone a un lado de la ruta y la pasa al otro lado para que escurra. Hoy, a esas pocas casas que quedaron, no les llegó el agua”, aseguró.
“Hoy atendimos a dos familias: la pareja que mencioné anteriormente y una señora de calle Salem, que tenía el agua en el umbral de la casa pero no llegó a entrar. Ahí hay cuatro bocas de tormenta pero lamentablemente, es como que por los niveles de desagüe, el agua no alcanza a escurrir cuando llueve tan intensamente. A esa casa suele entrar el agua, pero a la que está al lado no. Por eso digo que son casos puntuales”, dijo.
Naya mencionó otro caso en barrio Ramón Carrillo, donde la casa estaba en desnivel y entraba agua cada vez que llovía mucho.

El Municipio
Las lluvias, durante la mañana de la víspera, fueron muy importantes y como ante cada evento climático, Defensa Civil estuvo trabajando en diferentes sectores afectados de la ciudad.
Tras asegurar que a las pocas horas el agua escurrió correctamente, dijeron que se atendieron cada uno de los pedidos del momento.
Personal de EDEN se sumó a los trabajos por cables cortados y cortes de luz. Y desde el Municipio se retiraron ramas y árboles caídos.
Durante la entrevista con Naya, este recordó un caso que se dio ayer, cuando un árbol cayó sobre la calle, aplastando un auto, aunque solo por las ramas.
No hay que olvidar el aporte de Obras Sanitarias, cuyo personal estuvo trabajando con las tapas de los desagües y limpiando los pluviales, algo fundamental para que el agua pueda escurrir con normalidad cuando hay tormenta.

El campo
Rosana Franco, dirigente de la Federación Agraria de Junín, al ser consultada por Democracia, dijo que en esta zona, llovió alrededor de 90 milímetros de agua, sumada el agua caída en los últimos tres días. “Ayer fueron entre 55 a 60 milímetros, pero hace dos días entre 25 y 40. Es decir el agua acumulada es mucha y en varios lugares los caminos fueron afectados, cuando se está en época de cosecha”, apuntó.

COMENTARIOS