El último trimestre del año marcó un descenso en la demanda de alquileres para vivienda.
El último trimestre del año marcó un descenso en la demanda de alquileres para vivienda.
MERCADO INMOBILIARIO

Disminuyó la demanda de alquileres en Junín y se buscan valores más accesibles

Los martilleros consultados por Democracia coincidieron en que la merma comenzó a percibirse desde hace tres meses, como consecuencia del impacto de la recesión en la economía. También hay menos consultas de estudiantes universitarios que años anteriores.

El acceso a la vivienda continúa siendo uno de los mayores problemas en el país y de momento, el alquiler de una propiedad, que para un alto porcentaje de la población es la opción posible, se volvió cuesta arriba no solo por el valor de los alquileres sino por la pérdida de poder adquisitivo del salario.
En nuestra ciudad, la situación no es diferente según distintos referentes consultados por Democracia quienes destacaron una baja que se produjo en los últimos tres meses, la búsqueda de alquileres económicos que se ajusten al presupuesto familiar y la dificultad del mercado.


Menos demanda
El presidente del Colegio de Martilleros de nuestra ciudad, Daniel Di Palma aseguró que en líneas generales, “lo que sucede con el mercado inmobiliario es lo que está pasando en todos los rubros, la pérdida de poder adquisitivo de la gente sumado en algunos casos a una cierta escala de desempleo en otros rubros. Así que la iniciativa de la locación, la renovación de los contratos, la búsqueda de locaciones para habitar se ve demorada”.
La caída de la demanda, se da, según Di Palma, “producto de la situación general para afrontar un alquiler, que no solo es la locación sino los servicios que han aumentado exponencialmente, tal es el caso de la luz, el gas y las tasas municipales locales”.
La búsqueda para vivienda familiar, según el presidente del Colegio “se orienta en 7 y 10 mil pesos y cuando supera ese monto se dificulta para alquilarlo”.
Marta Mundo, de Mundo Inmobiliaria explicó a Democracia una particularidad, sobre quienes buscan reducir costos de alquileres.
“En muchos casos hay gente que está alquilando por ejemplo en 9 mil pesos hoy y están buscando por 7 mil porque no llegan a pagar los alquileres, porque los sueldos van por atrás de la inflación y se nota mucho. Eso se vio en estos últimos tres meses”, destacó.
Aún así, no decae la consulta, pero cuando se conocen los costos, la decisión de alquilar se resiente.
“La gente consulta, lo visita, le gusta la propiedad pero no llega al monto. Tenemos el cartel y hemos bajado un 20% y la gente aún así no llega. No es problema de la propiedad sino de que no llegan con el presupuesto”, explicó.
A ello se suman, según Mundo, “los aumentos de tarifas y la inflación que trajeron más problemas. Hay departamentos en alquiler que nunca han estado tanto tiempo sin alquilar”.

Más económicos
Juan Manuel Alturria, de Inmobiliaria Alturria coincidió en que bajó la demanda en los últimos tres meses.
“La gente, sin dudas busca alquileres más económicos”, aseguró.
“Las parejas en este momento en lugar de agrandarse se quedan en la misma casa y aunque se agrande la familia a veces siguen alquilando con un solo dormitorio porque no pueden afrontar más gastos”.
A su vez, aseguró que en muchas de las propiedades “generalmente no llegaba a ponerles el cartel y sin embargo ahora todas tienen cartel, se tarda un poco más”.
Los alquileres de 9 mil pesos en adelante, “son más difíciles de concretar que tal vez una casita de 6 mil pesos, incluso en calle de tierra y demás”, destacó.
Alturria aseguró que enero es un mes tranquilo “pero uno confía en que para el año que viene va a mejorar un poco”.
Por su parte, Juan Manuel Bonanni, de Bonanni propiedades aseguró que es notoria la merma de alquileres pero también de propiedades económicas ya que “no hay mucho para ofrecer”.
“Se notó una baja en este último trimestre pero tampoco hay nada económico. Se busca entre dos y tres habitaciones y económico que hoy es casi inexistente”.
Aún así aseguró que no se aumentó y se mantienen los precios.

Alquileres para estudiantes
La afluencia de jóvenes que se mudan a Junín para llevar adelante sus estudios terciarios y universitarios significan generalmente un impacto en el sector inmobiliario con la búsqueda de propiedades.
Según explicó Di Palma, “siempre surge la búsqueda en octubre o noviembre. Este año ha comenzado más tarde, ya en noviembre. También hay gente que lo hace en enero y febrero.
Es un rubro que también se ve resentido y la búsqueda de propiedades está orientada a lo que la gente puede pagar. Buscan entre 6 y 8 mil pesos y son las que más faltan”.
Para Bonanni, “las consultas bajaron mucho en comparación con años anteriores”, en que se comenzaba con varios meses de antelación e incluso se concretaban en diciembre en la mayoría de los casos.
Marta Mundo destacó que “ha habido consultas y llamadas en octubre, muchos reservaron, algunos resolvieron y ahora en diciembre ya no se espera mucho más. La gente está pensando en esparcimiento. Ha sido un año con mucha tensión y dificultades. La gente está cansada”.
Alturria, por su parte, advirtió que las consultas no cesaron, y que continúan incluso hasta febrero.

COMENTARIOS