Juan Curutchet, presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires.
Juan Curutchet, presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires.
ENTREVISTA CON DEMOCRACIA

Juan Curutchet: “Las posibilidades de crédito van a ser mejores”

El presidente del Banco de la Provincia de Buenos Aires se mostró confiado en que a partir del año próximo “haya recomposiciones salariales” que acerquen a los bonaerenses a las líneas crediticias “que hoy no son del todo útiles, para que vuelvan a ser atractivas”.

¿Qué balance hace del cierre del año para la entidad?
-En un año muy difícil pudimos apuntalar dos políticas, por un lado, a nivel de consumo, la promoción en los supermercados con el reintegro de hasta 3 mil pesos en el 50% de la compra. Y por otro, en lo que refiere a las pymes, la línea de descuento de cheques al 29%. Y cuando termine el año vamos a haber prestado 20 mil millones de pesos a esa tasa blanda. Esas son orientaciones que la propia Gobernadora ha dado, porque le parece que el rol del banco público en este ciclo recesivo es estar cerca de las pymes y de la gente en el consumo.
Esto lo hemos hecho al mismo tiempo que vamos a preservar el patrimonio neto del banco, es decir que la rentabilidad va a permitirnos mantener el capital propio y al mismo tiempo también un montón de reformas de fondo que están en marcha, como el despliegue de los turneros inteligentes en la mayoría de las sucursales, las terminales de autoservicio, el plan de obras, que en Junín está arrancando (ver recuadro aparte); temas que por ahora no son visibles pero que le van a dar mucha más fuerza al banco en los años venideros.

Avizoro para el año que viene que empiece a darse un curso descendente de la tasa de interés.

-Pero las pymes afrontan dificultades y los empresarios aseguran que no tienen acceso a créditos blandos.
-Las pymes constituyen un universo muy heterogéneo, en el cual hay todo tipo de situaciones, desde algunas a las cuales el tipo de cambio las sitúa en un mejor escenario a otras más atadas al consumo que están sufriendo. En términos generales el momento es recesivo y no es un buen momento para las pymes, por eso hemos insistido en la línea de descuento de cheques, porque eso baja el estrés financiero que tienen las pymes; en vez de pagar cheques a tasa de mercado, ofrecerles tasas más bajas. Esta es una línea que no es solo un anuncio, al día de hoy ya colocamos 16 mil millones de pesos, y vamos a cerrar el año en cerca de 20 mil millones de pesos, con la posibilidad de extenderlo, aunque avizoro para el año que viene que empiece a darse un curso descendente de la tasa de interés. Aún así vamos a ir con tasas más bajas para este segmento, porque es el que apuntala el nivel de actividad y de empleo en el país.

-En los últimos meses se ha desacelerado la demanda de créditos hipotecarios, ¿cómo está posicionada la entidad en este segmento?
-El Banco, aún dentro del enfriamiento del segmento, está dando todos los días tres veces más hipotecas que en 2015, es decir que la presencia de la banca pública en el mercado de la vivienda va a seguir siendo importante. Obviamente, esta segunda mitad del año fue más débil, pero tenemos mucho interés en volver al nivel de actividad que estaba planteado antes y que sigue siendo una línea de trabajo constante del banco. Nosotros no hemos modificado los créditos hipotecarios, la tasa de interés sigue siendo la misma, lo que ocurrió es que el equivalente en pesos de la propiedad es más alto, y es como que se corrió el arco. Sin embargo, tengo mucha confianza en que en los próximos meses haya recomposiciones salariales que vuelvan a acercar la relación del salario promedio a las líneas crediticias del banco que hoy no son del todo útiles, para que vuelvan a ser atractivas y les permitan a un número creciente de bonaerenses comprar la casa.

-¿Qué expectativas tiene para 2019?
-Vamos a ir de menor a mayor, pero ya tenemos más posibilidades de crédito que dos meses atrás, creo que el paso del tiempo va a poner en perspectiva el enorme esfuerzo de 2018, el cual va a terminar valiendo la pena, la sociedad va a ir hacia una economía mucho más previsible, sobre bases firmes. En este contexto la banca pública va a salir a la cancha primero que nadie, así que creo que a medida que avance el año las posibilidades de crédito van a ser cada vez mejores y que así como el año pasado se expandió mucho la actividad de créditos -en términos reales se incrementó un 22% interanual, que es muy alto- vamos a retomar ese sendero a medida que avance el año, por lo que la gente va a terminar interpretando que el sacrificio que se hizo este año a todo nivel va a haber valido la pena y que recuperamos un caminos de esperanza para los años venideros.

COMENTARIOS