Miembros de Rotary Villa Belgrano y familiares durante el cambio de autoridades.
Miembros de Rotary Villa Belgrano y familiares durante el cambio de autoridades.
ENTIDAD DE SERVICIO

Rotary Villa Belgrano: Vocación de ayuda constante para la comunidad

Cada rotario apadrina a un niño en edad escolar y le brinda aquello que necesita para asistir a clases. Además, desarrollan actividades y acciones con otras instituciones.

En General Paz 924, desde hace más de treinta años (se creó el 11 de abril de 1980), el Rotary Villa Belgrano viene desarrollando una labor incansable en busca de colaborar con la comunidad juninense, arraigada a la forma de trabajo de los rotarios.
Como brazo del Rotary Club Junín, pero independiente, 12 rotarios, hombres y mujeres se reúnen cada jueves para buscar proyectos y actividades que logren un cambio en la vida de aquellos que más lo necesiten.
“Nos ocupamos, como tema principal, de las becas”, explica Celia Merlotti, presidenta de la Comisión.
Se trata de becas para alumnos de colegios primarios de nuestra ciudad para cubrir las necesidades que requieran en el ciclo lectivo.
“Las becas son completas. Les damos todos los útiles, los libros que les piden en el colegio, guardapolvos y zapatillas. Cuando empieza el año y después de las vacaciones de invierno volvemos a reforzar”, destacó Celia.

Cada rotario es un padrino que acompaña y hace un seguimiento del niño que apadrina, quien debe tener un buen promedio escolar. A su vez le brinda los útiles y zapatillas.

Actividades y proyectos
Entre los comedores e instituciones a las que se ayuda desde el Rotary Villa Belgrano se encuentra el comedor Nariguetas al que se le entrega útiles escolares para los chicos que asisten.
“Este año colaboramos con los chicos del Industrial que viajaron a Inglaterra”, contó Celia. “Organizamos dos eventos: uno en la Sociedad Rural, a través de la gente de la municipalidad junto con Rotaract y Rotary sur y otro en el Festival Cultura Campo, donde nos dieron el estacionamiento y estuvimos trabajando para ayudar”.
A su vez Celia explicó que “cada rotario es un padrino que acompaña y hace un seguimiento del niño que apadrina, quien debe tener un buen promedio escolar. A su vez le brinda los útiles y zapatillas”.

Banco ortopédico y salón
En la sede del Rotary Villa Belgrano cuentan con un banco ortopédico a través del cual se alquilan camas ortopédicas, sillas de ruedas, muletas y andadores a muy bajo precio y para aquellos que no pueden pagarlo, según Celia, “se les facilita sin cargo”.
Asimismo, para juntar dinero para las actividades y proyectos que emprenden, el club alquila el salón, que es propio, para fiestas y cumpleaños.
“En ese caso lo cobramos pero si es entidad benéfica o una ONG que no tiene donde reunirse o algún evento gratuito se le presta”, aclaró su presidenta.

Desde el principio, esto es vocación de servicio. Todos los que estamos acá tenemos esa vocación y todos trabajamos. Como cada rotario tiene un ahijado, como padrino hace un seguimiento de ese chico y de ahí se requiere especialmente la vocación de servicio. Lleva tiempo y dedicación. Celia Merlotti. Presidenta

Vocación
Sobre la tarea que realizan, Celia destacó que requiere voluntad y vocación.
“Desde el principio, esto es vocación de servicio. Todos los que estamos acá tenemos vocación de servicio. Todos trabajamos. Nos juntamos los jueves, siempre buscando cómo colaborar en comedores, instituciones. Como cada rotario tiene un ahijado, como padrino hace un seguimiento de ese chico y de ahí se requiere especialmente la vocación de servicio. Lleva tiempo y dedicación”.

COMENTARIOS