Los trabajos más importantes consisten en la construcción de un cuarto carril en Ituzaingó.
Los trabajos más importantes consisten en la construcción de un cuarto carril en Ituzaingó.
FINALIZARÁN A MEDIADOS DE 2019

El mes que viene comienzan a realizar las obras de renovación en el Acceso Oeste

Se prevé la construcción de un cuarto carril, en sentido a Luján, entre el enlace de José María Paz, km 26.8 y camino del Buen Ayre, km 30.2; una tercer vía entre los puentes Wilde/La Reja, KM 41.6 y Gorriti, Km 44.5 y un enlace entre rutas 5 y 7 con sentido a San Andrés de Giles.

El pasado 10 de octubre se habían conocido las 34 ofertas para desarrollar las distintas obras que optimizarán la seguridad, la capacidad y los tiempos de viaje en Acceso Oeste a la altura de las localidades de Ituzaingó, Moreno y Luján. El viernes último fueron adjudicadas las empresas constructoras.
Los trabajos más importantes consisten en la construcción de un cuarto carril a lo largo de 3,5 kilómetros - sentido a Luján-, la pavimentación de banquinas y el ensanche de los puentes José María Paz y Martín Fierro para un mejor ordenamiento en los cruces y los accesos.
El proyecto incluye además la incorporación de 3 km de tercer carril -en ambos sentidos- y la adecuación de las ramas de los distribuidores de las calles Wilde/La Reja y Gorriti, a la altura de Moreno.
Asimismo, se estipula la construcción de una rama de enlace en el cruce de las rutas 5 y 7, para agilizar la circulación del tránsito proveniente de Mercedes, por la nueva variante, con destino San Andrés de Giles.

Cuarto carril
Se prevé la construcción de un cuarto carril, en sentido a Luján, sobre la calzada central del Acceso Oeste, entre el Puente de José María Paz, km 26.8 y el enlace con el Camino Parque del Buen Ayre, km 30.2, partido de Ituzaingó
En sentido a Luján, a lo largo de 3.5 kilómetros de extensión se construirán banquinas externas pavimentadas de 2.50 metros de ancho e internas pavimentadas de 0.60 metros de ancho; se renovarán las defensas metálicas y ensancharán los puentes José María Paz y Martín Fierro.
Cabe destacar que la construcción del cuarto carril, de 3,5 metros de ancho y de la banquina izquierda de 0.60 metros de ancho, se ejecutarán ensanchando la calzada hacia el cantero central.
Estas obras, dentro del partido de Ituzaingó, “permitirán mejorar las condiciones de circulación durante las horas pico, tanto de lunes a viernes, como los fines de semana, reduciendo el promedio del tiempo de recorrido de más de 125.000 vehículos diarios”, explicaron desde Vialidad Nacional.
De esta manera, los puentes José María Paz y Martín Fierro, deberán ser ensanchados para dar lugar al nuevo cuarto carril sobre la calzada central de la autopista.
Los trabajos se realizarán en convivencia con el tránsito y los tramos finalizados se irán habilitando progresivamente a la circulación vehicular.
Esta obra integral, se iniciará a principios del mes de diciembre del año en curso y se prevé su finalización hacia el mes de julio de 2019.
Además se adecuarán los desagües, se repavimentará el tramo completo y se repondrá la señalización horizontal.

Tercer carril
Dentro del partido de Moreno, se construirá un tercer carril entre los puentes Wilde/La Reja, km 41.6 y Gorriti, km 44.5 en ambos sentidos de circulación, a lo largo de 3 kilómetros de extensión.
Además se crearán banquinas externas pavimentadas de 2.50 metros de ancho e internas pavimentadas de 0.60 metros de ancho. Habrá una separación central de divisores de hormigón armado.
Por otra parte se adecuarán cuatro ramas y su nueva iluminación: dos en los distribuidores del Puente Wilde/La Reja y Puente Gorriti.
“Esta obra, que consiste en la ampliación del Acceso Oeste a tres carriles por sentido de circulación, entre los kilómetros 41.6 y 44.5, a la altura del Municipio de Moreno, permitirá mejorar tiempo de recorrido de 42.000 vehículos diarios”, aseguraron desde Vialidad.
Los trabajos sobre la calzada central se realizarán en convivencia con el tránsito y los tramos finalizados se irán habilitando progresivamente a la circulación vehicular.
Primero se ejecutará el ensanche interno, y una vez alcanzada una longitud superior a los 1.000 metros de ensanche finalizado, se abrirán nuevos frentes de trabajo en los bordes externos de la calzada.
Esta obra integral, se iniciará a principios del próximo mes y se prevé su finalización hacia el mes de octubre de 2019. En este tramo también se adecuarán los desagües, se reemplazará la señalización horizontal y vertical y se colocarán cercos de seguridad.

Enlace entre rutas 5 y 7
Dentro del partido de Luján está proyectada la construcción de una rama de enlace desde la Ruta Nacional 5, proveniente de Mercedes, a través de la nueva variante, con la Ruta Nacional 7 con dirección a la localidad de San Andrés de Giles.
En detalle se prevé la pavimentación de 300 metros de calles colectoras frentistas, construcción de un nuevo puente en la Ruta Nacional 5 sobre Acceso Oeste, ya que el actual bypass hace una conexión directa sobre la autopista, pero con dirección a Capital Federal.
Realizarán nuevas ramas de vinculación, para mejorar la conexión en el nudo de intersección de la Ruta 5 y la antigua Ruta 7. Adecuarán los desagües y construirán defensas metálicas y separadores de hormigón.
La nueva rama de enlace con el Acceso Oeste, proyectada en la intersección de las rutas nacionales 5 y 7, permitirá que el tránsito, proveniente desde la ciudad de Mercedes, circule en forma directa y continua hacia San Andrés de Giles y Junín, evitando que los automovilistas se tengan que desviar hasta el actual distribuidor de la autopista y su intersección con Ruta 6, para retomar hacia el interior bonaerense. De esta manera se reducirá el tiempo de recorrido de más de 20.000 vehículos diarios.
Los trabajos sobre la calzada central se realizarán en convivencia con el tránsito y los tramos finalizados se irán habilitando progresivamente a la circulación vehicular. Esta obra, se iniciará a principios de diciembre y se prevé su finalización en agosto de 2019, plazos condicionados por la climatología.
Además, se instalarán defensas metálicas y separadores de hormigón, se adecuarán los desagües, se reemplazará la señalización horizontal y se colocarán nuevos cercos de seguridad.

COMENTARIOS