INVITADO CON MOTIVO DEL 87 ANIVERSARIO DEL DIARIO

Charla del director de Democracia en el Rotary Club Junín

El lunes, en la sede ubicada en Remedios de Escalada de San Martín, el abogado Héctor Moisés Lebensohn se refirió a diversos aspectos del multimedio.

El director señaló entre otros conceptos: “Con serena satisfacción comprobamos que nuestro título –que define todo un programa político, económico y social- fue sostenido año a año por quienes tenemos el deber con nuestros principios primigenios.
Hemos sido leales a ellos y nada indica que no sigamos siéndolo en el futuro. Desde el primer número, el 17 de octubre de 1931, para expresar el perfil de la Argentina soñada por Moisés Lebensohn y después de su prematuro fallecimiento, hemos tratado de respetar a través de las páginas de DEMOCRACIA el derecho de un país noble y civilizado como el nuestro, a una convivencia democrática exenta de odios y sufrimientos.
Hemos tratado de hablar el idioma superior del decoro y la fraternidad, sin herir a nadie en su dignidad, sin humillar al prójimo, predicando un clima de unión, paz y tranquilidad, en el marco de la lealtad auténtica con nuestro pueblo y con nuestra patria.
En los primeros veinte años, el diario fue dirigido por Moisés Lebensohn, en los siguientes veinte años por Dora Dana de Lebensohn y desde ese entonces en estos últimos cuarenta y algo, por quien les habla, acompañado ahora por mis dos hijos varones.

La lucha del hombre
“Un antepasado nuestro, remoto, primitivo se irguió sobre sus dos plantas y frente a la fuerza bruta del garrote afirmó el derecho de ser una persona.
El hombre, trabajosamente, al cabo de los siglos fue elaborando las estructuras políticas, económicas y sociales que lo liberarán de la coacción de la fuerza.
Cuánta gente murió en el cadalso, cuántos fueron quemados en la hoguera, cuánta gente pereció en guerras seculares para afirmar los principios de la libertad de conciencia.
A nadie se le ocurriría violar la libertad de conciencia en la sociedad moderna, porque nace de ella el pensamiento libre,
Y sin la necesaria libertad para expresarlo, pensar constituye una abstracción sin sentido y el progreso social es subyugado en sus propias fuerzas.
En nuestra corta historia como nación, la libertad de prensa tuvo las alternativas que tuvo la democracia.
Sin libertad de prensa no existe democracia. Es uno de los baluartes de la libertad que estableció la declaración de derechos de Virginia y solo podrá ser restringida por un gobierno despótico.
Por la libertad de prensa el pueblo de París inició una de sus tres gloriosas revoluciones, y al regar con su sangre las barricadas no defendió sólo el derecho de unos hombres de publicar sus ideas, sino su derecho a decidir su destino, con pleno conocimiento de todas las ideas.
La historia de la civilización se confunde con la lucha por la libertad y sus luces y sus sombras coinciden con los períodos de vigencia o eclipse de la libre expresión de las ideas”.

La filosofía del medio
Más adelante señaló: “Lo que no cambia en DEMOCRACIA es la filosofía del diario,
Llegó DEMOCRACIA a su octogésimo séptimo aniversario palpitando, como desde sus inicios, la historia viva de Junín y la región.
Esa historia que se construye a diario y se escribe a diario. Es que una ciudad va construyendo su futuro todos los días, con cada decisión, con cada hecho, con cada acción. Y al mismo tiempo, el diario de la ciudad va tomando nota de los acontecimientos y va escribiendo la historia. Nos enorgullece que todas las expresiones de lo cultural, del trabajo, del adelanto urbano, del desarrollo comercial e industrial, de lo social, de lo solidario y deportivo haya contado con el estímulo y colaboración de este medio.
Sin embargo, los diarios no somos solo la memoria de un pueblo. Somos también su imaginación. Al dejar sentado ese valor histórico, indiscutible, ineludible, un diario es también un actor político y social. Un constructor del futuro, un referente del presente que imagina y da forma al mañana. Un diario es y debe ser un factor que ayude a moldear el futuro.
DEMOCRACIA no es una fábrica de imprimir papel o una página web.
Es mucho más que eso. Cuando hablamos de la misión de un diario como medio de comunicación pensamos en buscar la verdad, mantener la independencia, ser tolerantes y pluralistas en lo político, económico y religioso. Pensamos en defender el derecho del pueblo a conocer la verdad. Y cuando lo decimos conservamos nuestro semblante, porque realmente lo creemos así.
Este diario y sus distintas plataformas tienen un compromiso claro con la democracia, y buscan, todos los días que esa democracia conserve sus equilibrios, se alimente en la pluralidad y tenga espacio para renovarse y crecer”.

Lo avances tecnológicos
Por último se refirió a los avances tecnológicos de Democracia, expuso sobre los distintos productos que tiene el multimedio e hizo especial hincapié en la página web, que es la segunda en audiencia en la Provincia de Buenos Aires.

COMENTARIOS