La compraventa de inmuebles, prácticamente paralizada en la ciudad.
La compraventa de inmuebles, prácticamente paralizada en la ciudad.
MERCADO INMOBILIARIO

En Junín, la compraventa de inmuebles está paralizada “en un ciento por ciento”

Lo afirmó en una entrevista con Democracia el presidente del Colegio de Martilleros de nuestra ciudad, Daniel Di Palma. En tanto, en la provincia de Buenos Aires cayeron un 30,5% las operaciones inmobiliarias en septiembre, en relación al mismo mes de 2017.

El presidente del Colegio de Martilleros de Junín, Daniel Di Palma, afirmó ayer en una entrevista con Democracia que la compraventa de inmuebles está paralizada “en un ciento por ciento”, situación que atribuyó a los efectos de la devaluación y la falta de créditos hipotecarios.
“Para nosotros, en términos de operatoria comercial de compraventa, entendemos que está paralizada en un ciento por ciento, no se han realizado operaciones en los últimos tres meses como consecuencia de la gran devaluación y del momento que está viviendo el país, debido a que todavía no se ha definido un rumbo específico sobre lo que puede ocurrir en los próximos meses”, afirmó el profesional.
Y agregó: “No se producen ventas porque la devaluación hizo que el mercado y la gente esté expectante, hasta ver cómo se reacomodan los valores y costos de construcción y el traslado de todos estos costos al usado. En este sentido, también hay que sumar las altas tasas de interés y otros ofrecimientos del mercado financiero a los ahorristas y gente que dispone de algún ahorro o resguardo de capital, que deciden no moverlo y no afrontar inversiones inmobiliarias por el momento. Entendemos que esto puede ser motorizado a partir del año que viene, como consecuencia del aporte que haga el sector agropecuario a los mercados, en el sentido de incorporar divisas frescas en la próxima temporada y que esto pueda motorizar los distintos rubros y la economía regional, que permita de esa forma dinamizar un poco el mercado”.

Anuncios oficiales
“Lógicamente también estamos esperando una serie de anuncios del Gobierno nacional en cuanto a nuevas línea de crédito, ya he visto en el Boletín Oficial la registración de boletos de pozo, entendemos que esto va a cubrir una dinámica diferente para la construcción, para el desarrollo de pozo y la preventa para ese tipo de desenvolvimiento financiero, y esperamos que esto dinamice la obra y la construcción y que pueda aparecer la oferta a nuevos precios”, dijo.
“De momento el crédito tradicional para la compra de vivienda usada se ha dificultado porque ha crecido la valorización de las Uvas y, en ese sentido, se le dificulta y se hace imposible de tomar para el nivel de salarios que tenemos en la zona y para los importes que da para la compra, que no se condicen con los valores de mercado. En ese sentido, es la distorsión que provocó la devaluación, por eso apelamos a que en los próximos meses se pueda ir regularizando y tener una variante más, que es el crédito hipotecario”, afirmó.
En la Provincia
A nivel bonaerense, los datos se desprenden de las estadísticas elaboradas mensualmente por el Colegio de Escribanos de la provincia de Buenos Aires.
Según los números difundidos por la institución que nuclea al notariado bonaerense, la cantidad de compraventas otorgadas durante el pasado mes fue de 8227, marcando una clara disminución respecto a septiembre de 2017, cuando se habían registrado 11.849.
Los números, a nivel bonaerense, ya venían marcando una retracción. El último informe había marcado, en agosto, una caída del 20,3 por ciento en las operaciones de compraventa con respecto al mismo mes de 2017. En ese mismo período, las hipotecas habían marcado una baja del 54,7 por ciento.
Todo, como efecto de la suba del dólar y la volatilidad cambiaria que se inició en abril pasado y que recién ahora comenzó a dar señales de estabilidad.
En los montos, la diferencia muestra un incremento del 18,2 % con respecto al mismo mes del 2017, lo que representa un alza interanual del 70,3% en el valor del acto de compraventa promedio ($ 2.044.595 en septiembre de 2018 y $ 1.200.551 en septiembre del año anterior).
“No obstante, haciendo la comparación de los primeros nueve meses de este año con igual período del año anterior, el incremento en la cantidad de compraventas alcanzó un 4,41 % mientras que respecto a los montos fue de 79 %.

Hipotecas
Las hipotecas en la Provincia acompañaron el retroceso general. En septiembre pasado hubo 908 en la Provincia, lo que representa una disminución del 38,6 % con respecto al mes de agosto pasado, en el que se habían registrado 1480.
Respecto a los montos acumulados, los mismos disminuyeron un 30% en igual período ($3.100.294.412 en septiembre y $4.432.203.829 en agosto).
En cuanto a la variación interanual de las hipotecas, en la comparación con igual mes de 2017 se advierte una disminución del 73,1 % (908 en 2018 frente a las 3378 de septiembre de 2017) mientras que en los montos la disminución fue del 48,4 % ($3.100.294.413 en 2018 y $6.012.458.665 en 2017).
Todo como efecto del enfriamiento en la toma de créditos UVA (Unidad de Valor Adquisitiva) que se registró este año.
Para Ignacio Salvucci, presidente del Colegio de Escribanos de la Provincia, el retroceso en la actividad inmobiliaria obedece a dos factores. “En primer lugar, la variación del dólar que imposibilita `formar precio´ para el cierre de operaciones”, por un lado, y, por otro, “la suspensión de los créditos hipotecarios que fueron la causa real de la reactivación inmobiliaria”.
El titular del colegio profesional, sin embargo, trazó un panorama con algunos datos optimistas. “Hoy se recupera cierta tranquilidad por la estabilidad cambiaria, y vemos que las negociaciones alrededor de las operaciones inmobiliarias se están reactivando”, dijo Salvucci. Y agregó: “ahora consideramos necesario relanzar los créditos, no solo para unidades desde el pozo sino para la primera vivienda”.

En CABA
En tanto, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la caída en las operaciones fue estrepitosa. La compraventa de inmuebles en la Capital registró una baja del 41,2% en septiembre de este 2018 respecto del mismo mes del año pasado. La caída de las escrituras en sólo un año es significativa aunque la cantidad de transacciones realizadas hizo que el monto total creciera un 25,7%.
Por otra parte, la disminución de operaciones que devienen de créditos inmobiliarios sufrió una caída mucho más fuerte: solo se registraron 382 contra las 3539 del año anterior, es decir, un 78 por ciento.

COMENTARIOS