La costa es la elección que para muchos no falla y resulta más accesible.
La costa es la elección que para muchos no falla y resulta más accesible.
TURISMO Y RECESIÓN

La mayoría de los Juninenses planea pasar las vacaciones de verano en el país

La situación económica y las diferencias de cambio hicieron que muchos turistas argentinos eligieran este año destinos nacionales. La Costa Atlántica y las sierras continúan liderando el ranking, aunque se suma en muchos casos la Patagonia.

En la antesala de la temporada de verano y con una situación económica un tanto compleja son muchos los veraneantes que buscan ajustarse pero no posponer sus vacaciones.
Tal vez a la duda de “vacacionar en Argentina o en el exterior”, se la resuelva de entrada, eligiendo directamente destinos locales, debido a la vertiginosa subida del dólar que complica demasiado a la hora de afrontar los costos de un viaje al exterior para una familia.
Al menos un tercio de los veraneantes argentinos cambió en las últimas semanas sus planes por destinos más cercanos y el 88% de ellos reconoce que tiene previsto hacer sus próximas vacaciones dentro del país.
Así se desprende al menos de una encuesta realizada entre 20 mil turistas de todas las provincias por Alquileres Argentina, un portal del sector que calcula que pasar una semana en la costa atlántica bonaerense le costaría este verano a una familia tipo que vive en la región metropolitana la mitad que hacerlo en playas del sur de Brasil.

Costa atlántica y sur argentino
El panorama en nuestra ciudad, en cuanto a ofertas de las distintas agencias y reservas de cara al verano, no distan mucho de la realidad del país.
Matías de Finisterre Viajes destacó que “se vislumbra una buena temporada de verano más allá de la notable baja en demanda que hemos tenido en el sector durante todo este año y que se agudizó en los últimos meses”.
A su vez explicó que “la demanda ha tendido a volcarse a destinos nacionales como la Patagonia, el Noroeste o el Litoral, que si bien muestran tarifas de prestaciones afectadas por la inflación son mucho más asequibles para el bolsillo medio".
Leonel Julia de Flamingo Travel aseguró que “lo que más se está vendiendo es Villa Gesell y Mar del Plata, luego Camboriú”.
Para Leonel, “la gente está buscando mucho viajar a Gesell y el precio de ese destino acompaña, sobre todo a los jóvenes de entre 17 y 25 años que lo buscan en particular”.
La situación económica permite pensar que “hoy en día es conveniente veranear en Argentina, por el precio y por los precios que se pueden encontrar en el destino, que son bastante razonables”.
Paola Rigazio de Tauro Rigazio Viajes aseguró que “para la temporada de verano, dado el tipo de cambio que tenemos hoy para salir del país, se están haciendo mayores consultas para lo que es Argentina. Hay reservas para Ushuaia, Calafate, bastantes cruceros, que salen desde Buenos Aires. También se está haciendo turismo para el lado de Mendoza y hay consultas para Bariloche, zona de los lagos y Patagonia”.
Marcelo, de Maliyo destacó que Mar del Plata y Carlos Paz son los destinos más elegidos, y en un segundo plano, Villa Gesell.
“Todo con media pensión, cinco días y cuatro noches por $4000 por persona, durante enero, febrero”.
Marcelo también aseguró que “comparado con el año pasado se está reservando igual. Hay muchas consultas. A pesar de la situación, la gente se va de vacaciones. El cambio es que tal vez el que se iba ocho días, hoy se va cuatro”.

Salidas al exterior, en baja
Las salidas al exterior están sufriendo la merma lógica dada a partir de la recesión económica imperante pero, fundamentalmente, según explicó Matías de Finisterre, “por un dólar que duplicó su cotización en pocos meses. Esta situación se ve, en las últimas semanas, matizada por la leve baja en la cotización del dólar y por la financiación en cuotas sin interés, sobre todo para pasajes aéreos”.
Leonel, de Flamingo travel destacó que si bien tienen ofertas como Camboriu, Torres (Brasil), Chile y Piriapolis, “son viajes más largos en cuanto a duración y un poquito más caros, pero por ejemplo, Camboriú en pleno Enero esta menos de $ 17.000 con 7 noches de alojamiento y media pensión, con desayuno buffet y cena en restaurant tenedor libre. Es un muy buen precio para lo que es Camboriú en pleno Enero, para Febrero el precio baja un poco”.
Según Rigazio, “hoy por hoy el sur de Brasil tiene un precio muy competitivo, se han multiplicado exponencialmente las reservas y las ventas con respecto al año pasado se ha incrementado casi en un 60% la cantidad de reservas. Luego depende mucho de los presupuestos, las economías. Hay otros que van al Caribe, un clásico, pero no en las mismas cantidades o con las mismas preferencias de otra época. Hoy es costoso para una familia tipo viajar al exterior”.

COMENTARIOS