Por seis meses, quedará cortada la circulación a la altura de Córdoba.
Por seis meses, quedará cortada la circulación a la altura de Córdoba.
UN PASO CLAVE PARA CONTINUAR ELEVANDO EL VIADUCTO DEL FERROCARRIL SAN MARTÍN

Comienzan a desmontar el Puente Juan B. Justo, una obra que beneficiará a Junín

La empresa Autopistas Urbanas S.A. anunció oficialmente que ayer empezó la demolición de la estructura para avanzar con el proyecto ferroviario, tras tareas que iniciaron en septiembre. Para cruzar las vías, provisoriamente, abrirán pasos a nivel en las calles Villarroel y Aguirre.

A partir de hoy, la avenida Córdoba desde Godoy Cruz hasta Humboldt permanecerá cerrada al tránsito por 33 días debido a las obras que ya se han iniciado en ese sector, correspondientes al viaducto del Ferrocarril San Martín entre las estaciones La Paternal y Palermo.
El Puente Juan B. Justo comenzó a demolerse ayer para continuar las obras del viaducto ferroviario proyectado hasta mediados de 2019, lo que permitirá eliminar once barreras, la apertura de nueve calles y generar nuevos espacios verdes en la Ciudad.
Ante ese corte de avenida Córdoba, para facilitar la circulación, van a abrirse dos nuevos pasos en las calles Villarroel y Aguirre para que los automovilistas y peatones puedan atravesar los rieles del tren.
Por su parte y por “cuestiones técnicas”, la avenida que nace en el barrio porteño de Palermo y que conecta con Ciudadela, estará cerrada parcialmente en un tiempo estimado de seis meses en su intersección con las vías del San Martín.
A causa de este mismo proyecto, el tren de pasajeros se encuentra funcionando de manera limitada entre estaciones Villa del Parque y Pilar. En el caso del servicio que parte desde Junín, una vez por semana, las formaciones llegan solo hasta la estación Caseros desde donde los usuarios deben combinar con servicios interurbanos o colectivos.
Los trabajos previos al desmantelamiento del Puente de la Reconquista, más conocido como Juan B. Justo, comenzaron el 15 de septiembre con tareas de alumbrado público, quitando postes de luz y tableros.
Dos grúas de 400 toneladas son las encargadas de desmontar los nueve tramos, tardando 15 días para cada uno. Esta acción es necesaria, ya que se encuentra a la misma altura que va a tener el viaducto San Martín, una obra que consiste en elevar las vías. Es por esto que su demolición es necesaria para poder avanzar con los trabajos.
Desde la empresa Autopistas Urbanas S.A. (AUSA) informaron que “es necesaria esta maniobra para continuar con la obra del viaducto del Ferrocarril San Martín. Por lo tanto, la avenida Juan B. Justo estará afectada durante seis meses entre la calle Castillo y Cabrera”.
"Estamos avanzando en nuestro plan de que cada vez haya menos barreras en la Ciudad de Buenos Aires", sostuvo el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta al presenciar el comienzo de la demolición. Y agregó que en "esta barrera de Córdoba y Juan B. Justo podés llegar a estar 20 minutos esperando cuando pasa un tren de un lado y un tren del otro".
"Esta barrera desaparece, lo mismo que la de Corrientes, que también es otra barrera que congestiona muchísimo el tránsito en esta zona", detalló. A su vez, Rodríguez Larreta explicó que se trata de una obra "compleja desde el punto de vista de los ingenieros pero claramente tenemos un equipo capacitado para hacerlo".

Cinco kilómetros
La obra va a beneficiar a 2 millones de personas que viven en el área de influencia del ferrocarril San Martín. De estos, casi 700.000 pertenecen a la Ciudad de Buenos Aires.
El viaducto, con una longitud de 5 kilómetros, se va a extender sobre la traza del ferrocarril San Martín entre las calles Honduras y la avenida Garmendia, eliminando once barreras, correspondientes a los cruces con las avenidas Córdoba y Corrientes, y las calles Jorge Newbery, Garmendia, Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco y Girardot.
Por otra parte, se van a generar nueve cruces seguros adicionales para el tránsito en las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Caldas y Montenegro, y otros dos para circulación exclusivamente peatonal en las calles Concepción Arenal y Leiva.
En toda la traza se van a desarrollar nuevos espacios verdes, zonas de servicios y áreas de esparcimiento para fomentar la integración y potenciar la vitalidad de los barrios de Palermo, Villa Crespo y Paternal.

COMENTARIOS