Joaquín Elósegui, presidente de la Sociedad Rural de Junín.
Joaquín Elósegui, presidente de la Sociedad Rural de Junín.
RECLAMO DE LAS ENTIDADES

El agro evalúa medidas si se aprueban las modificaciones a bienes personales

El proyecto oficial que introduce cambios en el impuesto fue criticado por la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Coninagro y Federación Agraria quienes emitieron un comunicado conjunto para protestar la posible concreción de la medida.

El posible regreso del impuesto a los bienes personales generó fuerte rechazo por parte de las entidades agrarias, por caso la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), integrada por las cuatro organizaciones más importantes del sector quienes advirtieron que "el campo no tolera más impuestazos".
El proyecto oficial que introduce cambios en Bienes Personales fue criticado por la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Coninagro y Federación Agraria que emitieron el jueves un comunicado conjunto para protestar contra la propuesta de eliminar las exenciones de ese tributo a los inmuebles rurales a través de una reforma del impuesto que incluye un alza progresiva de la alícuota a medida que sube el patrimonio declarado.
El titular de Carbap, Matías De Velazco, pidió que el Estado baje el gasto en vez de volver a subir impuestos.
"Debemos llegar a un equilibrio fiscal dado por la relación de ingresos y egresos. Para ello es necesario que los gastos estatales disminuyan y no que como salida a todo, la clase política piense siempre en aumentos impositivos, dijo a través de la red social Twitter.
El sector reclama además que se suma a medidas como la suspensión de la baja de las retenciones a la soja y analizan llevar adelante protestas.
Por su parte, el presidente de la Sociedad Rural de Junín, Joaquín Elósegui y la presidenta de la Federación Agraria filial Junín, Rosana Franco, coincidieron en que “el gobierno necesita cerrar cuentas” pero “equivoca sus decisiones”.


“Rumbo equivocado”
Luego de manifestarse Carbap y la CRA totalmente en contra, Elósegui destacó que el Gobierno “está haciendo la misma política que se hizo siempre en el país, no ha cambiado nada”.
El presidente de la Rural de Junín reclamó: “Imaginate que al gravar la tierra tuvieras que vender el campo para sacarle rentabilidad. Aparte de pagar retenciones, impuesto inmobiliario, tasa de red vial, ahora quieren gravar la tierra lo que significaría quedarse con toda la renta o el beneficio producido”.
Según Elósegui, “el Gobierno quiere que le cierren las cuentas el año que viene y va a hacer cualquier cosa para eso pero tiene que entender también que este país es producción, gente que trabaje, hay que seguir produciendo. Me parece que están equivocándose en el diagnóstico y en los resultados que van a tener. Si siguen así, cada vez habrá menos producción, menos ingreso y menos impuestos que se van a cobrar”, y agregó: “El país tiene que producir más, no menos. Han equivocado el rumbo”.
Por su parte la presidenta de FAA aseguró que “es desastroso querer gravar los campos con bienes personales cuando hay campos que no pueden hacer soja, imaginate la rentabilidad que se tiene sobre todo en el sudoeste bonaerense. Hay mucho malestar, es todos los días levantarse con una noticia distinta”.
Franco destacó que “en este tema las entidades estamos todas de acuerdo en el rechazo, en que es un disparate. El gobierno necesita dinero y está buscando formas, ideas, y se está discutiendo y tal vez tratando de encontrarle una vuelta pero no tenemos conocimiento de si se concreta o no”.

Posibles medidas de fuerza
"Esta modificación se combina con el aumento que tuvo la valuación de los campos que, en algunos casos, llegó a ser de entre 10 y 20 veces el valor fiscal original", alertaron los ruralista e indicaron que "esto representa un nuevo impuestazo al campo, el sector más dinámico de la economía y que está en mejores condiciones de contribuir a sacar al país de la severa crisis económica en la que se encuentra".
"Si a esto le sumamos la nueva imposición de derechos de exportación y la posibilidad de llevar las retenciones a la soja al 33%, incluidas en el proyecto de presupuesto, nos encontramos ante un panorama absolutamente desalentador", consideraron.
Ante la posibilidad de que el impuesto se pueda descontar de ganancias, como trascendió en las últimas horas, Franco destacó que “sería una forma de morigerar un poco”, aunque aclaró que “todavía se está discutiendo todo y las entidades estamos viendo qué hacer. No se quiere el paro pero si esto continúa se evalúan medidas”, estimó.
Elósegui dijo que “la idea es realizar asambleas y hacer un paro, aunque se está viendo cómo se desarrolla todo. Se trata del bien del país, de la producción y del agro argentino”.

COMENTARIOS