RECLAMO DE ENTIDADES

APAJ y Federación Agraria cuestionan el posible regreso del impuesto a los bienes rurales

A través de un comunicado se manifestaron en contra y rechazaron “cualquier reimposición del impuesto” por considerarlo “un nuevo avasallamiento inconstitucional sobre el productor y su propiedad”.

Miembros de la Federación Agraria Argentina, filial Junín y la Asociación de Productores Agropecuarios de Junín se pronunciaron en un comunicado en contra de la posible reimposición del impuesto a los bienes rurales.
“Ha trascendido la reimposición del impuesto a los bienes rurales que, conforme a la Justicia ya no alcanzaba más a estos. Además, el mismo Presidente Macri lo había considerado como un tributo distorsivo a derogarse totalmente junto con las retenciones y otros. Esta tan mala como sorpresiva noticia, aumenta el estupor de los productores que encima se enteraron de ella luego que el coordinador Laspina no permitiera que participaran las entidades rurales”, reza el comunicado que firman ambas entidades.
Asimismo adelantaron que “de prosperar el proyecto sería un nuevo tributo, el noveno, al mismo hecho imponible, la tierra, el lote rural. A saber: el impuesto inmobiliario, el complementario, la sobretasa al fondo de educación, la tasa de red vial y la sobretasa de seguridad, el impuesto sobre la cesión o transmisión gratuita de inmuebles, el impuesto de justicia (mal llamada tasa porque su base imponible es también la valuación y no el formulario que se expide y detalla los bienes), y su sobretasa del 10% si correspondieran.

Desde todo punto de vista tal superposición de impuestos sobre un mismo hecho imponible, y todos o casi todos con altísima progresividad, transforma esta tributación en distorsiva, irracional, injusta y por ende inconstitucional”.
Ambas entidades aseguraron: “Si a ello le sumamos la enorme carga impositiva dada por los distintos tributos como los derechos a la exportación (retenciones), impuesto al cheque, impuesto a los ingresos brutos (que históricamente iba a ser reemplazado por el IVA), sellos, derechos de registros (seudo tasas innecesarias y además progresivas, lo que refuerza su carácter impositivo ), un sistema engorroso de retenciones y percepciones a los impuestos del IVA, ingresos brutos y ganancias, como los mismos anticipos, etc.; conforma un panorama para el productor sumamente desalentador”.
En el comunicado que dieron a conocer, tanto FAA Junín como APAJ manifestaron su rechazo y oposición “a cualquier reimposición del impuesto a los bienes personales rurales por las razones expuestas y considerarlo un nuevo avasallamiento inconstitucional sobre el productor y su propiedad”, así como “declararse en estado de alerta”.

COMENTARIOS